Entrevista a Miguel Oliveira: "Es una ventaja ser piloto de fábrica en Moto2"

Miguel Oliveira ha sorprendido en su estreno con KTM en Moto2 hasta ganarse una prueba de la MotoGP. Hablamos con él recientemente para conocerle un poco más.
Chechu Lázaro -
Entrevista a Miguel Oliveira: "Es una ventaja ser piloto de fábrica en Moto2"
Entrevista a Miguel Oliveira: "Es una ventaja ser piloto de fábrica en Moto2"

Se estrenó en el año pasado en Moto2 pilotando una Kalex del Leopard Racing. Su primer año en la categoría intermedia no fue fácil por culpa de las lesiones y en 2017 ha vuelto a la estructura de Aki Ajo, con la que fue subcampeón de Moto3 en 2015, parar pilotar la primera KTM de Moto2 de la historia.

¿Sientes que vuelves a casa?

2015 fue el mejor año de mi carrera, logré muchas victorias y peleé el título hasta la última carrera. Pero lo más importante, me gustó mucho la manera de trabajar de este equipo, el estilo de Aki. Así que sí, se puede decir que estar aquí es como volver a casa.

Un proyecto nuevo, pero que cuenta con el respaldo de una gran marca.

Es una moto nueva, pero durante el año pasado se hicieron muchos días de test con varios pilotos, y sabía que no empezaríamos de cero. En la categoría de Moto2 todo funciona al último detalle, ya que neumáticos, suspensiones y motor son los mismos para todos. Lógicamente si haces una moto que por medidas está más o menos como las otras, no puede ir tan mal. No sabría decirte dónde es mejor o peor que la Kalex, porque el año pasado era rookie y fue un año muy difícil para mí.

¿Te sientes el rey del mambo siendo piloto de fábrica en Moto2?

Un poco sí, no estoy en Ducati o Repsol… pero sí que es una ventaja en este sentido porque ningún otro equipo de Moto2 lo tiene. Tener una conexión con un solo constructor es un privilegio. Nosotros podemos pedir lo que queremos un poco a la carta, no es como con Kalex, que con 20 motos y te tienes que apañar.

Como veterano del equipo (su compañero es el rookie Binder), ¿te tocará llevar el peso de la evolución?

Sí y no. Para la labor de desarrollo KTM tiene pilotos probadores y Ricky Cardús es el encargado de probar todo lo que luego usamos en carrera. Todavía no hemos hecho ningún test durante la temporada y no lo haremos hasta después de Barcelona. En un fin de semana de carreras no te da tiempo a probar nada. Lo único que tengo que hacer es recoger información en cada carrera. Ir acumulando kilómetros nos va a indicar cuál es nuestro punto más débil y dónde podemos mejorar. Este proyecto no es un proyecto a un año vista, hay que mirar más a largo plazo y nos lo tenemos tomar con calma.

¿Ya estuviste en una situación similar en Mahindra?

Es parecido, lo que pasa que en Moto3 estábamos en un punto dónde no nos podíamos mover. Nuestro punto más débil era el motor y durante la temporada no podíamos tocar nada. Sabíamos lo que faltaba pero no podíamos hacer nada.

Ahora da la sensación de que cuando empezasteis ya teníais una moto competitiva.

En realidad, en el primer test de noviembre no estaba todo muy en su sitio. Incluso nos costaba meter los carenados en la moto porque no cabía. Era todo muy nuevo, muy prototipo. Primero se trabajaron para pulir esos detalles básicos, como tener piezas que duren y que sean fáciles de cambiar. Ahora nos encontramos en el punto donde estamos buscando una buena puesta a punto de la moto.

Después de hacer podio en la segunda carrera de esta moto, ¿qué objetivos os planteáis?

El objetivo es ser campeón del Mundo. Tal vez no este año, pero sí crear la moto que sea capaz de lograrlo y de ganar carreras. En este momento no estamos en ese punto y siendo realistas probablemente no lo haremos este año. La moto está mejorando, pero todavía falta algo.

¿Qué es lo mejor de la moto?

Publicidad

Creo que de mitad a final de carrera tenemos mucho grip, pero nos falta mucho al inicio. Y en Moto2, lo más importante es la salida. Si no vas enganchado al principio luego es muy complicado luchar por la victoria.

Estando en la estructura de KTM, ¿sientes que estás en la rampa de lanzamiento hacia MotoGP?

Hacerlo bien aquí me daría muchas posibilidades de estar con KTM MotoGP en el futuro. Estaría bien, pero ahora mismo no pienso en ello. Si llega el momento, será porque hay buenos resultados en Moto2, y entonces serán los equipos los que vayan a buscarte. No estoy preocupado ahora. Que seas rápido en Moto2 no te garantiza que lo seas en MotoGP, pero es la categoría donde tienes que destacar para que se fijen en ti. Fui subcampeón en Moto3, pero si no vuelvo a luchar por el título en Moto2, no habrá oportunidades en MotoGP.

¿Qué te dice la situación actual del que fuera tu rival en Moto3, Danny Kent?

Tenemos buena relación, el año pasado compartimos equipo y sé que no se encontraba a gusto con ellos. Y una vez que falla la confianza en el equipo... Había perdido la motivación y al final, si vas a una carrera pero no tiene muchas ganas, no merece la pena ir.

¿El crecimiento de Miguel Oliveira podría traer de vuelta el GP de Portugal?

Lo pienso cada año, pero non tengo los millones que faltan, así que no puedo hacer nada. Ahora es muy complicado porque hay muchos países con mucho mayor poder económico que Portugal, así que si te soy sincero no tengo muchas esperanzas. En los últimos años ha habido mucho recorte público para organizar este tipo de eventos. Se apuesta por hacer muchos pequeños eventos que no atraen a nadie, en lugar de un gran evento donde va mucha afición. La Administración en Portugal funciona como si fuera un aspersor, que manda un poco de agua a todos lados.

¿Estoril o Portimao?

Me gustan los dos y no puedo elegir uno. Vivo en Lisboa y Estoril está al lado de casa, pero este invierno he entrenado muchas horas en Portimao. El circuito es espectacular, hace muy buen tiempo y las instalaciones son brutales.

LA GENERACIÓN DEL 95/96: El rival de Viñales

Este año se ha hablado mucho de la rivalidad Márquez-Viñales, pero con el que se jugaba los primeros títulos importantes el actual piloto de Yamaha era con Oliveira.

¿Viñales y tú sois de la misma generación?

Publicidad

Sí, nacimos en el 95 los dos, y luego estaba un año por detrás Rins y Álex Márquez. Pero se puede decir que somos de la misma generación. Maverick y yo empezamos a coincidir desde 2006, en las primeras carreras que yo hacía en España, y hasta llegar al Mundial más o menos siempre hemos tenido una trayectoria paralela. Siempre hemos competido en las mismas categorías hasta que él subió en 2014 a Moto2. Fuimos rivales muchas carreras, especialmente el año que me ganó Viñales en el CEV por sólo 2 puntos. Y tercero fue Álex Rins.

¿De dónde viene tu afición por las motos?

De mi padre, que era un mega aficionado de las motos. Con sólo 3 años ya tenía un quad y me llevaba con él a todas las concentraciones. Íbamos a Faro, a Pingüinos… de allí guardo una foto que salió en un periódico donde yo iba con mi quad y mi padre me llevaba la llave con una cuerda, como si fuera una moto de agua, para parar el quad cuando quería. Con 8 años me compró un kart, pero no me gustaba, así que me compró a medias con unos amigos una Metrakit. Hice el campeonato de MiniGP en Portugal y quedé último, era muy malo. Fui mejorando e hice tres años en Portugal hasta que empecé a competir en España en PreGP en 2007, porque en Portugal no había. Desde ahí fui haciendo todos los campeonatos en España, hasta el CEV donde estuve dos años. Antes de llegar al Mundial también hice un par de carreras como wild card en la Rookies Cup, que gané por cierto.

Me han dicho que eres ya todo un ídolo en Portugal.

Bueno, tengo bastante tirón mediático. Como deportista individual, está Cristiano Ronaldo y después estoy yo (risas). Pero es verdad. Lo que pasa es que en Portugal hay poco apoyo de sponsor, no hay mercado ni mucha cultura de moto.

¿Y se empieza a notar el efecto Oliveira?

En Portugal casi todos iban con Rossi, porque era el que ganaba. Yo estoy intentando fomentar el motociclismo en mi país. Este año he hecho un trofeo con diez niños, que se llama “Oliveira Cup”. Nuestro objetivo es formar a niños de 10 a 14 años en circuitos de karting y que puedan llegar al campeonato portugués, donde tenemos un equipo de PreMoto3. Por lo menos darles la formación, que es lo que nos falta en mi país.

 

Publicidad

Galería relacionada

Entrevista Miguel Oliveira

Te recomendamos

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...