Informe técnico sobre el accidente de Luis Salom

Dorna ha publicado el análisis técnico sobre el accidente de Luis Salom en Montmeló.
Carlos Domínguez -
Informe técnico sobre el accidente de Luis Salom
Informe técnico sobre el accidente de Luis Salom

Hoy día 21 de julio, Dorna nos hace llegar el informe técnico llevado a cabo sobre el accidente de Luis Salom durante los entrenamientos del Gran Premio de Catalunya. Para interés e información de todos los aficionados y aficionadas, reproducimos a continuación dicho documento:

Este informe ha sido preparado en base a la inspección de la moto por parte de los directores técnicos y de tecnología y el análisis de la telemetría llevado a cabo en el circuito de Montmeló justo después del accidente. La máquina fue entonces aislada y sellada con precintos a prueba de manipulación para después ser entregada al perito judicial, Ángel Calzada Gómez. Un examen más profundo de la moto se llevó a cabo en presencia de los miembros del equipo SAG, la familia de Salom y un experto independiente en telemetría, Lluis Lleonart Gómez, recomendado por la familia, cuando la moto se devolvió al equipo el día 29 de junio de 2016.

A) Estado de la moto

Inmediatamente después del accidente, la moto de Luis Salom fue llevada directamente a inspección técnica, en el Pit Box 1. Durante la inspección de la moto se percibió que el semimanillar del acelerador estaba suelto y se podía quitar con facilidad del soporte que lo ancla a la horquilla. Es posible que esto fuera producto de la caída.

La rueda trasera estaba muy dañada, llegando incluso a romperse sobre sí misma. Este tipo de defecto es común cuando la rueda impacta contra un objeto sólido tras una caída a alta velocidad. No hay pruebas de que la llanta fuera defectuosa o de que provocara, de ninguna manera, la caída.

Los neumáticos delantero y trasero fueron examinados y se encontraban en buenas condiciones con el delantero aun inflado. Los datos mostraron que la trasera se encontraba a la presión recomendada de 1.4 bares en el momento del accidente. Esto confirma que el daño de la llanta es consecuencia del accidente, y no causa.

El resto de la moto mostraba daños en el carenado propios de un accidente a alta velocidad. No se encontraron otros fallos mecánicos de importancia en la moto.

El estado de la moto y las conclusiones iniciales se confirmaron durante una segunda inspección.

B) Análisis de telemetría

Se descargó la información recogida por la ECU de la moto y se llevó a cabo una comparación inicial entre la información recogida en ese sector una vuelta anterior y la misma sección la vuelta del accidente. A continuación se muestra dicha comparación. Gómez, además, descargó la telemetría de la vuelta más rápida dada por el piloto y la comparó con la vuelta en la que sufrió el accidente.

La parte superior del gráfico es de la vuelta anterior en la curva 12.

La parte inferior del gráfico es la vuelta del accidente en la curva 12.

El gráfico superior de apertura del acelerador (en amarillo) muestra el cierre del gas típico previo a la aplicación del freno antes de la entrada a curva.

El gráfico inferior de apertura del acelerador es poco común, puesto que en vez de cerrarse por completo, muestra el acelerador cerrándose parcialmente al 45% por un periodo de una 0,3 segundos antes de cerrarse por completo.

Una vez deja de acelerar, se aplican los frenos (en rosa).

Los movimientos más bruscos en la suspensión delantera y trasera (rojo y verde, respectivamente) durante la frenada en el gráfico inferior, una vez deja de acelerar, muestran la inestabilidad de la moto justo antes de que la velocidad en el eje delantero se reduzca de golpe, indicando la pérdida de control del frontal de la moto resultando en el accidente.

Confirmando el análisis inicial, Gómez informa de que en el momento del accidente la moto era 4 km/h más lenta que en su vuelta más rápida pero en el momento de la frenada, el piloto estaba entre 7 y 8 metros más cerca de la curva que en su vuelta más rápida. Confirma también que en la recta entre las dos curvas, existió una pausa parcial del acelerador.

Gómez especuló con que el piloto pudo mirar hacia atrás y que, al volver la vista al frente, interpretó mal su posición o se encontraba fuera de trazada. Esto podría haber supuesto una presión mayor de lo normal de los frenos, algo que se indicaba en la telemetría. Como resultado de encontrarse fuera de trazada y frenando con la moto ladeada, la rueda delantera perdió tracción y provocó el accidente.

Gómez confirmo que no pudo ver nada raro que llamara su atención. También confirmó que no había prueba en la telemetría que indicara algún problema con la superficie del trazado, incluyendo posibles baches.

Danny Alridge,

Director Técnico de MotoGP

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...