Marc Márquez: “Hoy he recibido y he repartido, hubo que ponerse las pilas”

Para Marc Márquez este carrerón sienta doblemente bien: por un lado la diversión por cómo transcurrió y por otro, los 33 puntos que le mete a Andrea Dovizioso
Chechu Lázaro, Carlos Domínguez -
Marc Márquez: “Hoy he recibido y he repartido, hubo que ponerse las pilas”
Marc Márquez: “Hoy he recibido y he repartido, hubo que ponerse las pilas”

Aunque todavía quedan dos carreras por disputar y la diferencia es de 33 puntos, las probabilidades de que Marc Márquez se alce campeón del mundo de MotoGP 2017 han aumentado notablemente tras el Gran Premio de Australia en Phillip Island. A los 25 puntos que ha conseguido hay que sumarle la 13ª posición de Andrea Dovizioso, que pasa ahora a estar a 33 puntos del piloto del Honda Repsol. Es por ello que Marc no dudaba en calificar esta victoria como la más importante del año:

“Está claro que sí. Estoy contento por la palabra victoria pero me sale una sonrisa mucho mejor cuando dices 33 puntos; si hubiese ganado con Dovizioso detrás estaría contento pero al final estos 33 puntos dejan respirar un poco pero no lo suficiente, quiero seguir con la misma tensión y no relajarme, hay que seguir igual y, sobre todo también, por cómo ha sido la carrera que me ha recordado a la de 2015, mucha pelea, muchos pilotos delante, increíble para los aficionados y aparte he hecho la misma estrategia, intentar conservar neumáticos y atacar al final”.

Y continuaba más allá, subrayando el papel que tendrán estos 25 puntos en la clasificación final, “hay más de medio mundial, bueno hay un cachito, un cachito grande, sobre todo porque han sido 25 puntos contra tres de Dovizioso. Es importante pero también psicológicamente ya que si aquí volvía a recuperar puntos a él le habrían salido alas y a mí me habrían empezado a entrar dudas. Por eso era importante y por eso lo dije –me puse la presión– que era importante quedar delante de él, no me esperaba tanto pero bienvenido sea”.

Publicidad

Con esa diferencia de puntos, Marc podría proclamarse campeón del mundo ya en Malasia, aunque todavía no ha hecho las cuentas exactas: 

“Bueno, 33 puntos, veinticinco, hay muchas combinaciones para ser campeón en Malasia pero al final si estoy en el podio querrá decir que vamos bien, no quiero precipitarme porque Dovizioso va muy rápido en Malasia y si tiene que recuperarme más puntos pues bueno llegar con un colchón grande en Valencia lo firmo ahora mismo ya que al final he arriesgado mucho durante la temporada y ahora toca disfrutar de esta victoria y planear muy bien las dos carreras que quedan pero no tener esa ansia de intentar ser campeón porque al final te puede jugar malas pasadas”.

En carrera vimos como Marc Márquez, antes de llegar a Siberia, aprovechaba para mirar hacia atrás para saber qué pilotos formaban parte del grupo… y buscar el 04 de Andrea Dovizioso.

“Antes de la carrera no me han informado nada de la carrera porque he sido yo el que ha dicho que no quería saber nada, que sólo quería saber de la carrera pero lógicamente cuando estaba en mitad de la pelea en un grupo peleando en donde no sabía qué hacer, si tirar o conservar energía y neumático he intentado buscar a Dovizioso, me he girado dos veces para intentar verlo”, reconocía un Marc que no encontró al de Ducati hasta que le vio en las pantallas, “lo buscaba en las pantallas y lo he localizado cuando yo salía de la curva cuatro y él salía de la tres y lo tenía controlado”

Antes de la carrera hubo una escena de lo más curiosa. Izaskún Ruíz entrevistaba a Marc en plena parrilla y, de repente, notábamos mucho movimiento por la parte trasera. Él, serio hasta ese momento, se parte de risa y dice: 

Publicidad

— “Eh… sí, pongo blando”, dice riéndose como quien esconde un as.
 — ¿Por qué?, le pregunta Izaskún. 
 — Porque sí, porque confío en él.

Algo que explicó más tarde, cuando la carrera ya había acabado:

“Sí, porque pensaba que iba a llegar al grupito y si tienes información extra en la pizarra te puede hacer variar la estrategia y nosotros teníamos una estrategia muy clara de carrera, con el equipo la habíamos hablado y no quería que nadie ni ningún factor me hiciese dudar y por eso he salido con las mismas armas que el resto de los pilotos. Yo quería salir con el neumático blando pero el equipo me recomendaba el medio pero al final he decidido salir con los mismos neumáticos que ellos porque tenía una estrategia muy clara de lo que quería hacer en la carrera”.

Y es que eso forma parte del estilo que le ha llevado hasta donde está hoy:

“Sigo defendiendo lo que he dicho hasta ahora sobre la manera de correr, está claro que no me gusta oír 24 caídas en un año, es una cosa que tenemos que minimizar. Pero también significa que hemos cogido mucho riesgo durante toda la temporada y tenemos que seguir intensificando, minimizando riesgos como en 2016 pero veremos, al final el estilo ha sido atacar pero cuando he tenido sitio y margen desde Montmeló las carreras las he hecho mucho más constantes”. Una estrategia que, por cierto, no le ha costado mantener en Australia, “no ha sido difícil porque no estaba Dovizioso, si hubiese estad Dovizioso quizás habría tirado un poco más porque podía, pero si Dovizioso no estaba tocaba minimizar riesgos y cuantas menos vueltas tires menos riesgos hay de caerse así que he decidido esperar y cuando me he visto a gusto he empezado a tirar y a darlo todo físicamente y gastar el neumático que me quedaba”.

Publicidad

Dos de los momentos más cruciales fueron los toques con Johann Zarco – partió las fibras del colín de su Honda– y Valentino Rossi en la curva dos:

“Hoy he recibido y he repartido pero al final cuando estaba en el grupo no quería entrar en peleas pero cuando he visto a Zarco, Iannone, te pasaban, Maverick también estaba peleando y al final había que ponerse las pilas y marcar territorio. Sí que es verdad que nunca buscas el contacto y en la curva dos he adelantado a mucha gente y casi también me caigo yo, porque pensaba que ya lo había adelantado porque cuando vas inclinado no ves, pero al final todo ha quedado en una anécdota y el neumático marcado en los motos; yo también lo llevo marcado en una pierna el de Zarco y también hemos marcado el nuestro”.

Finalmente, Marc felicitó el reciente campeón del mundo de Moto2.

“Felicitarle por un año en el que se ha metido una paliza en Moto3 estratégicamente y de nivel, ha sido el piloto más completo, lo único que me da rabia es que ha ganado la carrera y el campeonato con una bandera roja sin la posibilidad de cruzar la línea de meta. Lo disfrutará igual, ha sido un pilotazo, que se tome las cosas con calma que así le costará más llegar a MotoGP (Sonrisas)”.

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...