Maverick Viñales: “Siempre ha sido un problema de la moto, que no gira”

El piloto de Yamaha está muy preocupado y teme que los problemas sigan el próximo 2018.
Chechu Lázaro / Nacho González -
Maverick Viñales: “Siempre ha sido un problema de la moto, que no gira”
Maverick Viñales: “Siempre ha sido un problema de la moto, que no gira”

Maverick Viñales ha sido uno de los protagonistas del sábado en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, y no precisamente para bien. No ha podido superar la Q1, acabando por detrás de la KTM de Pol Espargaró y la Aprilia de Aleix Espargaró, clasificándose en décimo tercera posición; si bien saldrá duodécimo por una sanción que hará salir último a ‘Polyccio’.

Su frustración le ha hecho golpear el depósito de su moto en señal de rabia. Algo más tranquilo, ha comentado sus impresiones sobre el fiasco sabatino y, ampliando las miras, sobre el bajón de rendimiento de la segunda mitad de temporada, del cual no cree ser el único culpable.

En parte, somos un equipo, así que todos tenemos la culpa”, sentencia Viñales, repartiendo responsabilidades; si bien acto seguido ahonda en la autocrítica: “Quizá tendría que haber sido más estricto y pedir las cosas más estrictamente”, admite, subrayando de forma contundente: “Fiarme más de mis feelings y menos de los demás”, prosigue.

No es que no se me haya hecho caso”, responde al ser interrogado al respecto. “Es que, probando tantas cosas, te pierdes y al final no tienes feeling”, apunta el que fuera campeón de Moto3, que pone el foco en los vaivenes dados por la marca de los diapasones en cuanto a la evolución de la YZR-M1 2017, reconociendo que su mente ya está en 2018:

Si en un entrenamiento haces una cosa y en otro otra… Ha sido muy difícil la temporada y lo está siendo, y aquí en Valencia no está ayudando nada que la moto no va. Una temporada muy difícil, así que con ganas de acabarla ya y empezar la siguiente”, comenta.

Publicidad

Eso sí, también admite que su mal rendimiento también le hace estar temeroso de cara al año que viene: “Me preocupa mucho”, asegura. “Empezamos de una manera y ahora estamos de otra. Preocupa y especialmente a mí como piloto”, confiesa el gerundense.

Tampoco ha querido esconderse en el cambio de neumático, pese a que coincide en que allí empezaron sus dificultades: “Sí, pero puedes tener problemas en dos carreras, a la tercera tiene que haber una solución”, se lamenta el piloto de Yamaha, que no entiende que no hayan sido capaces de recuperar el camino desde entonces:

Es un campeonato de 18 carreras y se tiene que ser hábil y rápido para evolucionar, no porque cambie el neumático tenemos que ir mal, ese cambio es para todos”, explica el piloto de Rosas, incapaz de explicarse por qué no se da con la solución:

En lo único en lo que hemos ganado es en parar mejor la moto, porque para girar no funciona este chasis”, afirma con rotundidad, explicando la distinta incidencia de ese problema en los diversos circuitos del calendario: “En otros sitios como Australia, en las curvas rápidas es donde la mayoría de las Yamaha hacíamos el tiempo, por lo que sufres un poco menos”, admite el español, poniendo de ejemplo Phillip Island, donde tres Yamaha acabaron en el top 4.

Sin embargo, en el Ricardo Tormo estos problemas se ponen de manifiesto con más claridad: “Aquí, que necesitas que la moto gire, o gira o no vas rápido”, explica, antes de subrayar:

Publicidad

Siempre ha sido un problema de la moto, desde mitad de temporada hasta hoy, que no ha girado, y aquí el problema es bastante grande”, estalla el piloto español, que no esconde su frustración por la falta de soluciones a lo largo de toda la segunda mitad de año, donde han ido claramente a contracorriente: “Hemos intentado cambiar la moto, hacer de todo, pero sigue el mismo problema. Sólo cambia la frenada y la tracción, pero ese punto de girar no lo solucionamos”, reitera.

Por último, le han recordado que Marc Márquez tuvo un problema con el chasis de la Honda RC213V hace dos años, y que al final acabó encontrando la solución volviendo atrás; preguntándole si quizás sería la solución para él, teniendo en cuenta que ganó tres de las cinco primeras carreras de este 2017 (Qatar, Argentina y Francia).

Sí, quizá ese ha sido el error que he hecho, tenía que pensar más en mi feeling y fijarme menos fuera de mis sensaciones con la moto”, conviene Viñales, que ya sólo piensa en terminar 2017 de la forma más digna posible y poder empezar de cero:

Al final, intentaremos hacer la mejor carrera posible, aunque va a ser difícil mejorar porque la moto ya no tiene más. Como he dicho, tengo muchas ganas de acabar la carrera y que sea martes, a ver si tenemos la oportunidad de volver a principio de temporada”, concluye.

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...