Max Biaggi y el récord ‘imposible’

Cuesta imaginar que algún día alguien pueda repetir lo que hizo el Corsario.
Nacho González -
Max Biaggi y el récord ‘imposible’
Max Biaggi y el récord ‘imposible’

El 5 de abril de 1998, el italiano Max Biaggi hacía valer la pole lograda en Suzuka para imponerse de forma contundente en la carrera de 500cc del Gran Premio de Japón, liderando toda la carrera desde el segundo giro, haciendo la vuelta rápida y superando en meta por más de cinco segundos a los locales Tadayuki Okada y Noriyuki Haga, para convertirse en el primer líder de la temporada en el medio litro.

Eso no tendría nada de especial si no fuera porque aquel día era el debut de Biaggi en la clase reina. El piloto de Roma había ganado cuatro títulos mundiales consecutivos en 250cc: los tres primeros con Aprilia (1994, 1995 y 1996) y el último con Honda (1997). Con ese bagaje, su salto a la categoría reina era muy esperado, y el debut no pudo ser mejor.

Aquel día también debutó con podio el mencionado Haga, en la época donde los wild cards japoneses eran temibles. Desde entonces, no es sólo que nadie más haya debutado con victoria con categoría reina, es que los debuts en el podio han sido contados, y curiosamente algo exclusivo de pilotos españoles: Dani Pedrosa (2º en el GP de España de 2006), Jorge Lorenzo (2º en el GP de Qatar de 2008) y Marc Márquez (3º en el GP de Qatar de 2013).

Como es lógico, la victoria de Biaggi en Suzuka desató el optimismo en toda Italia, que llevaba sin conquistar el medio litro desde Franco Uncini en 1982.

Publicidad

Publicidad

Sin embargo, aquel año Biaggi sólo ganó otra carrera, al batir en Brno al español Álex Crivillé. Mick Doohan acabó arrasando por quinta temporada consecutiva; y el italiano tuvo que conformarse con quitarle el subcampeonato al propio Crivillé en la última carrera del año.

Para 1999 dejó Honda por Yamaha, pero el cambio de moto no resultó según lo esperado. La precipitada retirada de Doohan dejaba un vacío de poder en el motociclismo que el Corsario no supo aprovechar. Sí lo hizo Crivillé –con Biaggi acabando cuarto-; y un año más tarde el sorprendente Kenny Roberts Jr. se llevó el título, con Biaggi tercero… por detrás de Valentino Rossi.

Aquello no sólo supuso ‘perder’ su tercera ocasión consecutiva ante tres rivales distintos (Doohan, Crivillé, Roberts Jr.); sino que fue el inicio de lo que serían sus próximos años: vivir a la sombra de Rossi. Mientras el 46 coleccionaba títulos, Biaggi tenía que conformarse con otros dos subcampeonatos (2001 y 2002), antes de volver a Honda, donde logró otros dos terceros puestos (2003 y 2004) antes de un 2005 para olvidar en el que acabó quinto y, por primera vez en su vida, se quedaba sin pisar lo más alto del podio.

Después de tomarse un año sabático en 2006 emprendió la aventura del Campeonato del Mundo de Superbike en 2007 con Suzuki, para pasar a Ducati en 2008 y firmar por Aprilia en 2009. Con la marca de Noale estuvo cuatro años y ganó dos títulos mundiales: 2010 y 2012.

Publicidad

Eso le convirtió en el único piloto de la historia que ha ganado al menos dos mundiales tanto en prototipos como en motos de serie (sólo otro piloto ha ganado en ambos: John Kocinski, campeón mundial de 250cc en 1990 y de Superbike en 1997).

Pero no es ese el récord ‘imposible’ de Biaggi. Sin duda es un registro que por ahora parece difícil de igualar, pero si algún día pilotos como Rossi, Lorenzo, Pedrosa, Márquez o incluso Johann Zarco decidiesen probar en el Mundial de Superbike, estarían en disposición de lograrlo. Para encontrar el récord ‘imposible’ de Biaggi hay que ir unos años antes de sus títulos en Superbike.

Concretamente, al 24 de febrero de 2007. Allí, tras un año retirado, Max Biaggi ya había sorprendido el día anterior al quedarse segundo en la Superpole por detrás de Troy Corser. En carrera, Biaggi llevó a su Suzuki GSX-R1000 K7 hasta la victoria, con casi segundo y medio al británico James Toseland.

Era el sexto piloto –y de momento último- en lograrlo en el Mundial de Superbike, tras Doug Polen (Sugo 1989), Peter Goddard (Oran Park 1989), John Kocinski (Misano 1996), Youichi Takeda (Sugo 1996) y Shane Byrne (Brands Hatch 2003).

Pero, sobre todo, aquel 24 de febrero de 2007, Max Biaggi se convirtió en el primer y único piloto de la historia que logró ganar tanto en su debut en la categoría reina de los prototipos como en su debut en la categoría reina de las motos de serie.

Un récord que se antoja imposible de igualar.

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...