Fabio Quartararo, el detonante

El rendimiento del francés ha traído consecuencias para MotoGP en general y Yamaha en particular.

Fabio Quartararo retuerce su Yamaha rumbo a la victoria en Assen
Fabio Quartararo retuerce su Yamaha rumbo a la victoria en Assen

Una vez más, en MotoGP ha sucedido algo que ha dejado en segundo plano mediático al ganador de la última carrera. En este caso se trata del divorcio entre Maverick Viñales y Yamaha, confirmado a primera hora del lunes tras la escalada de hostilidad verbal producida desde Sachsenring y que ni siquiera se calmó con la pole y el segundo puesto del español en Assen.

MotoGP en DAZN en vivo y a la carta.
Suscríbete y comienza tu mes gratis.

Casi tres segundos antes de la entrada en meta del español, cruzaba bajo la bandera a cuadros el francés Fabio Quartararo, que se va de vacaciones como líder sólido de MotoGP tras lograr cuatro triunfos y seis podios en las nueve primeras carreras; unos números que apuntan a campeón del mundo en el contexto de gran igualdad que vive MotoGP.

El impacto de Quartararo va más allá. A estas alturas, y pese a que Joan Mir tenga un título de MotoGP y él no, ya se le puede considerar la mayor irrupción en la categoría reina desde Marc Márquez. Y aunque hablar de anti-Márquez es cansado (y lo de ‘anti’ suena fatal), lo cierto es que se ha convertido en lo más parecido a esa figura.

Ya en 2019 le plantó cara como rookie, y después de su titubeante 2020 -en el que pese a sus vaivenes logró sus tres primeras victorias-, en este 2021 ha conseguido lo que nadie logró el pasado y extraño curso: erigirse en el capo de MotoGP. Coger el báculo que había quedado en el suelo con la lesión de Márquez y poner cierto orden en el caos que impera en la categoría.

Fabio Quartararo y Maverick Viñales
Fabio Quartararo y Maverick Viñales

Se va de vacaciones con más de una carrera de ventaja, con la percepción de que podrían haber sido más de dos de no haber sido por los problemas sufridos en dos de sus circuitos predilectos, ambos en territorio español: los de antebrazo en Jerez y los del mono en Catalunya, que le relegaron a la 13ª y a la 6ª plaza, haciéndole perder en torno a una treintena de puntos.

Por todo eso, ha convertido la lucha por el título de MotoGP 2021 en un ‘Quartararo vs el resto’. Es rápido en todos los circuitos y tiene la consistencia mental que le faltó el año pasado. Es más, se puede considerar que en lo que respecta al pleno psicológico -en el que ha estado trabajando con profesionales tras sus desconexiones del pasado curso- ha adelantado por la derecha a Viñales, que en cinco años no ha sido capaz de revertir esa irregularidad que funciona como un tapón a su enorme talento.

¿A qué viene esto? Muy sencillo. Si en Ducati, Suzuki, KTM y hasta en Honda están sufriendo el ciclón Quartararo, para el resto de pilotos de Yamaha está siendo especialmente difícil. Lo está siendo para Franco Morbidelli y Valentino Rossi, por la sencilla razón de que si hay un piloto que está ganando con la misma moto, la marca no va a prestar tanta atención a sus súplicas.

Algo que escuece más cuando eres piloto oficial. Que irrita muchísimo más cuando eres el piloto más antiguo del equipo oficial. Cuyo picor se vuelve insoportables cuando recuerdas que firmaste tu último contrato para, por fin, ser el número uno de tu marca y llevar la voz cantante en el desarrollo de la moto.

Fabio Quartararo festeja su victoria en Assen, la cuarta en MotoGP 2021
Fabio Quartararo festeja su victoria en Assen, la cuarta en MotoGP 2021

Como en un deja vu de lo sucedido en 2021, la efervescencia del inicio ganador de Maverick Viñales duró poco. La diferencia es que esta vez no era un piloto de otra marca el que imponía su ley, sino otro piloto Yamaha: Fabio Quartararo. Ya se impuso en la segunda cita de Qatar y desde entonces no solamente ha ganado en territorios inhóspitos para sus compañeros de marca, sino que también ha doblegado a Viñales en su terreno, como Assen.

De hecho, Quartararo ha sido la mejor Yamaha en seis de las últimas ocho carreras, y en las otras dos lo hubiera sido de no ser por los mencionados problemas de antebrazo y mono. Se ha ganado ser el número uno de la marca de forma indiscutible, lo que irremediablemente ha relegado a Viñales al número dos.

Eso ha derivado en un cambio de correlación de fuerzas en Yamaha, donde Quartararo hace su trabajo mientras Viñales se encuentra un muro de ‘no sé’ cuando busca soluciones o, peor aún, cuando le conminan a que emplee la puesta a punto de su compañero, que al fin y al cabo funciona.

En definitiva, el rendimiento de Fabio Quartararo con la Yamaha ha puesto patas arriba la igualdad en MotoGP, y de forma involuntaria ha sido el detonante que ha hecho explotar una bomba de relojería que llevaba años activada: la relación entre Viñales y Yamaha.

No había más que ver las caras en la celebración: una vez más, Viñales terminaba un fin de semana enfadado con Yamaha. La diferencia, lo que le ha hecho tomar la decisión de renunciar a su último año de contrato, es que ahora mira al otro lado del box y solo ve felicidad.

Fabio Quartararo y Maverick Viñales, las dos caras de la celebración de Yamaha
Fabio Quartararo y Maverick Viñales, las dos caras de la celebración de Yamaha

Fabio Quartararo firma su Grand Slam antes de las vacaciones

Relacionado

Fabio Quartararo firma su Grand Slam en Assen antes de las vacaciones

Maverick Viñales durante la rueda de prensa en Assen

Relacionado

Maverick Viñales se irá de Yamaha al acabar MotoGP 2021

podio motogp assen

Relacionado

Clasificación MotoGP 2021 tras Assen

Los mejores vídeos