Valentino Rossi, una anacronía en MotoGP

A sus 42 años, Valentino Rossi se prepara para iniciar la temporada 2021 de MotoGP.

Valentino Rossi durante el último GP de Portugal
Valentino Rossi durante el último GP de Portugal

Valentino Rossi ha cumplido 42 años justo en el día en el que empieza la cuarentena hasta la próxima carrera de MotoGP: dentro de 40 días (si el Covid-19 lo permite) se apagará el semáforo en Losail y allí volverá a estar el piloto italiano con nuevos colores y la ilusión renovada. Con 42 años y 40 días.

Lo fácil a estas alturas sería claudicar. Quizás también sería lo acertado. Que Valentino Rossi siga en MotoGP es un error, entendiendo la palabra error desde la quinta acepción de la RAE, la que aplica el término al concepto físico y matemático y que se define como ‘la diferencia entre el valor medido o calculado y el real’.

En el caso de querer medida o calcular la edad a la que un piloto dice adiós a MotoGP, el abanico puede ser muy amplio, pero en ningún caso supera la cuarentena. El arco se sitúa más bien en torno a los treinta. Es cierto que en otras categorías es frecuente ver a pilotos de cuarenta, pero no en el pináculo del motociclismo de velocidad.

Sus números escapan a cualquier ecuación previa: la temporada 2021 será la 26º de Valentino Rossi en el Campeonato del Mundo, la 22º en clase reina, la 20ª en MotoGP y la 16º en Yamaha. Sin embargo, también será la primera en otros aspectos: estrena equipo y por primera vez tendrá a un familiar en pista.

El nuevo piloto del Petronas Yamaha SRT podría estar soplando las velas tirado en su sofá, o dándose un baño de masas en la presentación de su Sky Racing Team VR46 como orgulloso hermano mayor de Luca Marini. Pero entonces no sería Valentino Rossi. Él prefiere disfrutar del debut de su hermano en MotoGP compartiendo pista con él. Y no solo eso: ganándole.

Valentino Rossi subió al podio en el GP de Andalucía de MotoGP 2020
Valentino Rossi subió al podio en el GP de Andalucía de MotoGP 2020

Lo más probable es que, en vez de eso, Rossi haya soplado las velas comiéndose un sándwich para reponer fuerzas en su rancho en un breve descanso de las tremendas sesiones de entrenamiento que comparte con sus pupilos, entre los que ya hay algún rival (Pecco Bagnaia) o rival y compañero (Franco Morbidelli).

Da igual que venga de su peor temporada, él se siente capaz de estar luchando por hacer grandes cosas. Motivos tiene: el año pasado consiguió subir al podio e incluso soñó con la victoria. Un sueño que sigue vivo porque tiene una base real: sus tiempos. Sabiendo que ya no posee la punta de velocidad que le llevó a ganar nueve títulos mundiales, conserva la rapidez suficiente como para pelear por podios y soñar con victorias.

Han pasado ya casi cuatro años desde el último triunfo pero sigue en sus trece de ganar superada la cuarentena. Si hacerlo a los 40 años era ya una misión casi imposible y de otro siglo, lograrlo con más de 42 lo complica todavía más.

Rossi ya es el piloto que más carreras acumula en la era MotoGP tras cumplir los 40 años. De hecho, lleva casi los mismos grandes premios disputados como cuarentón (31) que el resto de cuarentones juntos (32). Pronto llevará más:

Nota: junto a estos ocho pilotos, otro estuvo en MotoGP con más de 40 años: Michael Barnes corrió el GP de las Américas 2013, pero no se clasificó para carrera (ese domingo tenía 44 años y 182 días). Además, Jeremy McWilliams participó en un GP más: Qatar 2017, pero no pudo salir a carrera (el domingo tenía 42 años y 340 días).

Si se ordena la tabla por la edad en el último GP (si haces click en el encabezado de dicha columna se hará automáticamente), Rossi solo está por detrás de los japoneses Yoshikawa (al que superará en cuanto corra en Qatar) y Shinichi Itoh, pero eso es algo anecdótico.

Hasta ahora, solo dos pilotos de más de cuarenta años fueron titulares en la era MotoGP: Jeremy McWilliams duró una temporada y Colin Edwards fue cortado a la mitad de la misma. Valentino Rossi lleva dos y va a empezar la tercera.

Porque Valentino Rossi no es un error cualquiera. Es más que eso. Es una anacronía (o anacronismo): el error consistente en confundir épocas o situar algo fuera de su época. Como cuando en el rodaje de una peli de época se cuela un electrodoméstico moderno. Pero al revés.

Valentino Rossi es un piloto antiguo en el motociclismo moderno. Un loco de la moto que no quiere parar, que se niega a hacer otra cosa que no sea competir entre los mejores del mundo mientras no le dé la espalda el único juez al que ha hecho caso toda su vida: el cronómetro. Mientras tanto, será el error más celebrado en la historia del motociclismo: una bendita anacronía.

Archivado en:

Valentino Rossi en los test de pretemporada de MotoGP 2019 en Sepang (Foto: Yamaha)

Relacionado

Valentino Rossi: ganar a los 40 años, una misión casi imposible y de otro siglo

Franco Morbidelli explica los secretos del VR46 Ranch de Valentino Rossi

Relacionado

Vídeo: Los secretos del Ranch de Valentino Rossi, desvelados por Franco Morbidelli

Los mejores vídeos