Las 4 victorias más esperadas en la historia de MotoGP

Cuatro días en los que leyendas de las dos ruedas volvieron a lo más alto tras mucho tiempo.

Valentino Rossi, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Marc Márquez celebrando sus reencuentros con las victorias en MotoGP
Valentino Rossi, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Marc Márquez celebrando sus reencuentros con las victorias en MotoGP

No todas las victorias saben igual. Los pilotos lo saben perfectamente, sobre todo las leyendas de MotoGP, cuyos triunfos se cuentan por decenas. Entre semejante ramillete de éxitos, siempre hay algunos con un sabor especial. Bien por la forma de conseguirlo, bien por significar un título o bien por las circunstancias, como sucede con la primera victoria… o con la que rompen una larga sequía.

Pocas cosas hay tan adictivas como la victoria, por lo que los pilotos tan acostumbrados a ganar se enganchan a ese indescriptible sabor. Eso tiene su otra cara: cuando están mucho tiempo sin degustar el champán desde lo más alto del podio, el mono se vuelve insoportable, y reencontrarse con esa sensación después de la sequía torna esa carrera en inolvidable.

Estas son las victorias más esperadas en la historia de MotoGP:

  • Valentino Rossi - Assen 2013

993 días. Los transcurridos entre el 10 de octubre de 2010 y el 29 de junio de 2013.

Cuando Valentino Rossi se despidió de Yamaha a finales de 2010, apenas hacía tres carreras que había logrado ganar en Sepang, su triunfo número 105. Por aquel entonces, todo el paddock de MotoGP tenía claro que más tarde que temprano ganaría carreras con Ducati. Eso jamás sucedió: el sueño italiano se tornó en pesadilla e ‘Il Dottore’ apenas pudo rascar algún podio en días contados, pero en ningún momento estuvo cerca de ganar.

En su retorno a Yamaha después de dos años fuera, rápidamente se vio que había perdido algo de tono respecto a los tres claros dominadores del momento en MotoGP: su compañero Jorge Lorenzo y la dupla de Honda formada por Dani Pedrosa y el jovencísimo rookie Marc Márquez. Aun así, la evolución de la temporada indicaba que no estaba tan lejos de los tres y que, por lo tanto, cualquier día podía ser el suyo.

Tras haber empezado el año con un segundo puesto en Qatar, no había vuelto al podio en las cinco siguientes carreras. Hasta que llegó la catedral de Assen, y en una carrera frenética, el italiano puso en marcha la táctica que tantas veces le había surtido efecto: consiguió una pequeña renta y la gestionó perfectamente ante Marc Márquez y Cal Crutchlow para, casi mil días después, hacerse con su victoria número 106.

Valentino Rossi festeja su victoria en Assen 2013
Valentino Rossi festeja su victoria en Assen 2013
  • Dani Pedrosa - Motegi 2015

420 días. Los transcurridos entre el 17 de agosto de 2014 y el 11 de octubre de 2015.

La vida de Dani Pedrosa en Honda cambió significativamente después de 2013. En aquella temporada, tras pelear por el título casi hasta el final, echó un cable a su compañero Marc Márquez para que fuese campeón en Valencia, dispuesto a tomarse la revancha en 2014. Sin embargo, el joven 93 comenzó el año como un ciclón con diez triunfos seguidos, y el legendario piloto de Castellar coleccionó un buen puñado de podios pero apenas rascó una victoria en Brno.

La ilusión renovada con la que empezó 2015 le duró unos días. Tras Qatar tuvo que parar para solucionar sus problemas de antebrazo, perdiéndose tres grandes premios y diciendo adiós a cualquier opción de título. No solo eso: a su vuelta, parecía haber perdido algo de velocidad, con apenas dos podios en nueve carreras. El tercer cajón del año llegó en Aragón, antes de embarcarse en una gira asiática que comenzaba en Japón.

En Motegi llegó el Dani Pedrosa de las grandes ocasiones, y eso que bajo la lluvia inicial perdió mucho tiempo respecto a Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, llegando a estar a casi nueve segundos de su compatriota. Hasta que la pista se empezó a secar, y el de Honda dio una lección magistral de estrategia y gestión de neumáticos, ya que empezó a rodar uno o dos segundos por vuelta más rápido que las Yamaha para acabar venciendo por más de ocho segundo. Curiosamente, el secado del asfalto fue vital para el fin de su sequía.

Dani Pedrosa volvió a lo más alto del cajón en Motegi 2015
Dani Pedrosa volvió a lo más alto del cajón en Motegi 2015
  • Jorge Lorenzo - Italia 2018

567 días. Los transcurridos entre el 13 de noviembre de 2016 y el 3 de junio de 2018.

La despedida de Jorge Lorenzo y Yamaha no pudo ser mejor. Tras haber firmado con Ducati para 2017, el balear quiso terminar de la mejor forma posible la temporada 2016 y así lo hizo, llevando a la M1 que tantos éxitos le había reportado a un último baile victorioso en Valencia, poniendo así el epílogo a uno de los binomios más impresionantes de la historia reciente del motociclismo.

A diferencia de lo que le sucedió a Rossi, la Desmosedici que el español se encontró a su llegada a Borgo Panigale sí era una moto ganadora, tal y como había demostrado su compañero Andrea Dovizioso. Por eso fue tan frustrante no verse capaz de luchar delante y terminar 2017 con apenas tres podios en su casillero, muy lejos del rendimiento del de Forlí. Eso sí, por momentos se veía brotes verdes que indicaban que se acabaría entendiendo con la máquina italiana.

El comienzo de 2018 fue un jarro de agua fría. Su primer top ten no llegó hasta la quinta carrera en Francia, y llegó al GP de Italia muy cuestionado dentro de la marca, que ya le buscaba sustituto. Tras probar mil cosas, pusieron un apéndice sobre el depósito para cambiar la ergonomía, y aquella sutil modificación fue la pieza final: con una exhibición memorable ante los tifosi en Mugello, por fin consiguió su primera victoria con Ducati, aprovechando además para anunciar que no renovaría por haberse sentido ninguneado desde dentro.

Jorge Lorenzo por fin ganó con Ducati en Mugello 2018
Jorge Lorenzo por fin ganó con Ducati en Mugello 2018
  • Marc Márquez - Sachsenring 2021

581 días. Los transcurridos entre el 17 de noviembre de 2019 y el 20 de junio de 2021.

Todo eran vino y rosas para Marc Márquez y Honda a finales del curso 2019, cuando logró su 82ª victoria mundialista en Valencia para coronar un nuevo triplete de títulos de pilotos, constructores y equipos. El español parecía ser más superior que nunca, las victorias se le caían de los bolsillos y enlazaba ya su cuarto Mundial de MotoGP consecutivo, el sexto en total en la categoría reina.

Nadie podía imaginar lo que estaba por venir; empezando por el Covid-19 que retrasó el inicio de la temporada 2020 -que por momentos coqueteó con el fantasma de la cancelación definitiva- y siguiendo por la lesión que se produjo el de Cervera en Jerez cuando por fin arrancó la temporada. El vigente campeón se había caído y venía en una remontada impresionante hasta que sufrió un segundo accidente que originó un calvario de intervenciones quirúrgicas que le dejaron fuera todo 2020.

Tampoco pudo estar en las dos primeras citas de 2021, regresando en Portimao pero muy lejos de su estado óptimo. Iban pasando las carreras y, si bien se atisbaba cierta mejoría, los resultados iban a peor, con tres ceros consecutivos. Así llegaba Márquez a Sachsenring, el circuito donde llevaba diez años haciendo la pole y logrando la victoria. El sábado se acabó la racha de poles y él mismo aseguró que el domingo acabaría la de victorias, pero cuando vio cuatro gotas en el asfalto apretó para coger dos segundos que gestionó ante Miguel Oliveira, logrando su 83ª victoria entre lágrimas.

Marc Márquez ha vuelto a la senda de la victoria en Sachsenring 2021
Marc Márquez ha vuelto a la senda de la victoria en Sachsenring 2021

 

Marc Márquez: El retorno del Rey

Relacionado

Marc Márquez: El retorno del Rey

Jorge Lorenzo gana con Ducati en Mugello, podio de Valentino Rossi y cero de Marc Márquez

Relacionado

Jorge Lorenzo gana con Ducati en Mugello, podio de Valentino Rossi y cero de Marc Márquez

Valentino Rossi vuelve a ganar en MotoGP

Relacionado

Valentino Rossi vuelve a ganar en MotoGP

Los mejores vídeos