Yamaha acaricia el título mundial de constructores de MotoGP 2020

La marca de Iwata tiene encarrilada la clasificación de marcas, que podría sentenciar en el GP de Europa.

Franco Morbidelli lidera delante de las Yamaha de Valentino Rossi, Maverick Viñales y Fabio Quartararo
Franco Morbidelli lidera delante de las Yamaha de Valentino Rossi, Maverick Viñales y Fabio Quartararo

A tres carreras del final de la temporada 2020 del Campeonato del Mundo de MotoGP, es una completa incógnita quién ganará el título más preciado. Joan Mir y Fabio Quartararo todavía dependen de sí mismos; Maverick Viñales y Andrea Dovizioso mantienen sus opciones y a última hora se han reenganchado Franco Morbidelli y Álex Rins tras sus victorias en Motorland. Seis pilotos separados por 32 puntos con 75 en juego. Pese a que hay bastantes más con opciones matemáticas, el séptimo (Takaaki Nakagami) se encuentra a 45 puntos, una distancia que ya sí se antoja insalvable.

Ese el año de la igualdad. Ocho ganadores distintos de cuatro marcas diferentes -y 15 pilotos distintos de cinco marcas diferentes en el podio- en once carreras así lo atestiguan.

YAMAHA SE DESTACA

Sin embargo, dentro de esa igualdad –y pese a haber sufrido también sus altibajos- hay una marca que está destacando: Yamaha. La marca de Iwata lleva seis victorias en once carreras, más de la mitad, y a cargo de tres pilotos distintos. De hecho los dos pilotos que han ganado más de una carrera llevan una M1: Fabio Quartararo y Franco Morbidelli, vencedores en tres y dos ocasiones, respectivamente. También suman diez podios por los nueve de Suzuki.

Eso les permite, además de tener a tres pilotos con opciones de título, haberse ido destacando en la clasificación de constructores, donde tal y como se puede observar en el gráfico se han mantenido como los más sólidos a lo largo del año: tras destacarse en Jerez y Brno, el doble pinchazo en Austria hizo acercarse a Ducati y KTM, pero desde entonces –y con la excepción del agua en Le Mans- la única alternativa sólida a Yamaha ha sido Suzuki, que ya estaba muy lejos tras su irregular inicio.

Gracias a esa consistencia, y tras la victoria de Franco Morbidelli en el Gran Premio de Teruel, en Yamaha ya acarician el título. A falta de tres carreras ya tienen una ventaja de 37 puntos sobre Ducati y de 45 sobre Suzuki.

No es una ventaja insalvable pero en principio debería ser definitiva, teniendo en cuenta que solo puntúa el mejor de cada marca. Con las tres bazas que tienen en la general –y el plausible retorno de Valentino Rossi- parece casi imposible que se les escape.

De hecho, ya en el próximo Gran Premio de Europa tendrán la primera opción matemática de asegurar un título de constructores que no ganan desde que conquistaron la triple corona en 2015. Para ello tendrían que elevar su renta hasta los 50 puntos (tienen ganado cualquier desempate por número de victorias), lo que implica meter 13 puntos a Ducati y 5 a Suzuki.

Maverick Viñales se cuela ante Fabio Quartararo
Maverick Viñales se cuela ante Fabio Quartararo

La cuenta más básica es la siguiente: si una Yamaha gana la carrera y ninguna Ducati acaba en el top 4 (algo que sin ir más lejos ya sucedió este domingo en Teruel), Yamaha lograría su 15º título de constructores en categoría reina, lo que les dejaría a uno de la segunda posición de MV Agusta (que sumó 16 títulos), y les pondría a diez de Honda, que suma 25 tras haber ganado los cuatro últimos.

MANO A MANO POR EQUIPOS

Con la clasificación de constructores encarrilada y la de pilotos con muchos candidatos, la de equipos (el tercer título en discordia) parece haberse visto reducido a un mano a mano. Es verdad que quedan 135 puntos en juego –ya que puntúan los dos del equipo y en cada GP se pueden sumar hasta 45-, pero salvo descalabro monumental del Suzuki Ecstar y el Petronas Yamaha, todo apunta a que se lo jugarán entre ellos, y seguramente en Portimao.

Aquí sí hay dos tendencias invertidas: el Petronas Yamaha SRT cogió el liderato en la carrera inaugural y se mantuvo ahí inamovible. De hecho, durante seis grandes premios seguidos (entre Andalucía y Emilia-Romaña), Yamaha soñó con el doblete en la clasificación de equipos, ya que el oficial marchaba segundo.

Franco Morbidelli y Álex Rins se jugaron la victoria en el GP de Teruel de MotoGP 2020.
Franco Morbidelli y Álex Rins se jugaron la victoria en el GP de Teruel de MotoGP 2020.

Por otro lado, el Suzuki Ecstar. El único equipo que no puntuó en la carrera inaugural ha ido creciendo de forma imparable, escalando posiciones a marchas forzadas hasta colocarse en segunda posición tras Catalunya… y asaltar el liderato después del Gran Premio de Aragón, un liderato que defendieron en Teruel.

Es lógico que el título esté entre ellos, ya que son los dos equipos que tienen a los dos pilotos luchando por ser campeones de MotoGP. A tres carreras del final les separan tan solo siete puntos, por lo que podría darse desde una triple corona de Yamaha –aunque fuese con el equipo satélite- hasta un doblete pilotos/equipos de Suzuki.

Joan Mir, Sam Lowes y Albert Arenas salen de Teruel líderes de las clasificaciones generales

Relacionado

Teruel 2020: Clasificaciones generales MotoGP, Moto2 y Moto3

Franco Morbidelli logro en Teruel su segunda victoria en MotoGP 2020.

Relacionado

Resultados MotoGP 2020 y evolución en puntos y posición tras GP Teruel

Los mejores vídeos