Publicidad

9 copias chinas de grandes motos para echarse a llorar

Suelen decir que si te copian es que lo estás haciendo bien pero estos calcos made in China son, en ocasiones, claros plagios o insultos a sus diseñadores.
Carlos Domínguez -
9 copias chinas de grandes motos para echarse a llorar
9 copias chinas de grandes motos para echarse a llorar

Pocos productos de éxito quedan en el mercado que no tengan su consiguiente clon chino en el sector asiático. No sólo en electrónica, donde existe un enorme sector de producción de piezas e industria, sino también a nivel automovilístico y motociclista. Quizás sea el sector de las cuatro ruedas el más tocado, pues las copias elaboradas y fabricadas en China son prácticamente exactas pero sin pasar los controles de seguridad de un vehículo comercializado en la Unión Europea. Sin embargo, el bajo coste de producción de las motos de baja cilindrada hace mucho más sencillo que cualquier fábrica pueda reproducir a placer cualquiera de los modelos más populares del sector dos ruedas.

Algunas de las “motos” que veréis a continuación no pasarían ninguno de los controles de calidad a las que se someten el resto de fábricas serias, eso en el caso de que llegarán de una pieza al centro donde tienen lugar. Vale la pena también intentar ponerse en la piel del usuario típico de estos productos: ciudadanos del propio país que están muy lejos de poder permitirse una deportiva europea pero que, igualmente, sueñan con tener algo parecido.

Desde el punto de vista del diseño, algunas son simples y burdas copias, otras fábricas adoptan sólo elementos identificativos y alguna, las que menos, recrean prácticamente a la perfección el modelo original. Deja que te advierta antes de nada que el visionado de la próxima galería de los horores puede dañar gravemente la vista de forma permanente.

Wonjan WJ300GS, tu 1098 lowcost

Publicidad

Empezamos fuertes con una máquina que probablemente ya hayas visto en alguna ocasión por la red. Wonjan es una fábrica establecida en 1984 en la ciudad china de Chongqing con un amplio catálogo de productos. No tienen reparo en utilizar fotos originales de Yamaha y el hecho de que las secciones “Intelligence” y “After-sales service” estén vacías debería ser suficiente para espantar a cualquier cliente.

Entre sus productos estrella, además de las motos de policía, se encuentra su WJ300GS Space Ranger, aunque no tenían muy claro si es para el espacio o la tierra y en el cartel de publicidad la venden como “Shadow Land Warrior”. Genios.

Se trata de una copia del diseño original de la Ducati 1098 de la que incluso han producido “ediciones limitadas” imitando modelos como la tricolore de la fábrica italiana. Bajo el carenado, como en la mayoría de los casos, se encuentra un motor monocilíndrico cuatro tiempos de 150, 200 o 300cc.

Wonjan WJ300, y su versión Streetfighter

Streetfighter china

Y claro, teniendo ya la base de una superbike en tú catálogo, ¿cómo no dedicarle un tiempo a hacer un frontal para quitarle el carenado y venderla como tu propia Streetfighter? La versión sin WJ300 a secas deja al aire todos los secretos de la Wonjan. Siguiendo con la lógica de la moto anterior, ¿qué hay entre el espacio y la tierra? En efecto, aire y viento, justo el lema de esta WJ300: Wind Speed Pioneer.

Lifan Hunter 125, scrambler de bolsillo

Scrambler china

Lifan debe ser el rival número uno de Wonjan puesto que habiendo sido fundada ocho años más tarde ya afirma ser el exportador número uno de motos y coches de Chongqing. Dicen tener fábricas en Vietnam, Tailandia y Turquía, aunque cuando pusieron está última en el mapa se les movió un poco y ha acabado en Ucrania.

La última de sus incorporaciones es la Lifan Hunter 125, una moto con llantas de 14” que, por ponerlo de forma suave, se inspira mucho en la Ducati Scrambler. La inspiración la han buscado hasta en la elección de colores (rojo y amarillo) y en la creación del cuando de instrumentos digital en círculo. Sí se han tomado alguna libertad como por ejemplo los discos de freno “lobulados”, aunque más que lobulados, parecen sacados de una motosierra.

Jiajue C8

KTM 390 china

”Toca tu sexto sentido”, reza el lema de esta Jiajue C8 que ha tomado prestado las líneas diseñadas por KISKA para las KTM 125, 200 y 390 Duke de primera generación. Como en otros casos, se trata de una máquina de 139 kg con motores de 125 o 150cc de un cilindro que rozan los 10 cv de potencia máxima. Han situado la potencia máxima a 90 km/h, aunque la superase no recomendaría circular por encima de esa cifra.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es que la compañía divida la galería de fotos entre fotos del modelo y “wonderful pictures”, donde encontramos a una señora posando encima de la máquina con un portaaviones de fondo.

KTM 390 china

Jiajue R15

Honda CBR China

No podía dejar Jiajue sin hacer mención a otros de sus modelos, la Jiajue R15. Según confiesan, guarda en su interior un rendimiento “sin igual” y una personalidad “única”. Todo bien hasta que te fijas en que es una copia de la Honda CBR 250 R, pero sólo de forma lateral, perdiendo parte de esa identidad en el frontal.

Según el presidente, Jiajue es una empresa caracterizada por “la ciencia, tecnología, protección ambiental, calidad y servicios”. Algo que se puede ver sin duda representado en esta otra extraña moto que mezcla elementos de la KTM 390, la Honda CBR 250 R y el frontal de la Ducati 1299 Panigale.

Publicidad

Jonway YY250

BMW F650CS China

Los chicos de Jonway, al menos, se muestran más realistas respecto a sus productos. De la YY250 dicen que es una moto potente y de bajo consumo que, combinado con “el gran depósito de este scooter eléctrico” ofrece una gran autonomía. No nos extraña que destaquen su carácter viajero teniendo en cuenta la BMW F650CS en la que se han basado. A diferencia del resto de fabricantes, ellos, con cierta visión de futuro, han traducido su página al español, portugués, francés, ruso e italiano.

Kengo 350

Moto china

Tengo que reconocer que la Kengo R350 me cogió con el pie cambiado. Kengo Motors afirma que ha sido equipada con un “diseño sobrealimentado” y construida 100% en sus instalaciones, una fusión de elementos que serán capaces de encandilar a los “connoisseurs” con un festín visual. En efecto, copia hasta el último de los detalles de la Kawasaki Ninja 300, aunque cambian (a peor) las pegatinas del carenado.

El marcador coloca la línea roja en los 13.000 revoluciones, llegando a 15.000 hasta el corte, aunque su motor de dos cilindros y 320cc desarrolla su potencia máxima en torno a las 8.500 vueltas. Os dejo con el análisis que hace el simpático Nhât Nguyên para la audiencia vietnamita.

Kengo X 350, la Z ya estaba cogida

Kawasaki Z300 china

Y, como en el caso de Wonjan con Ducati, Kengo copia por partida doble a Kawasaki y poner a la venta un clon de la Kawasaki Z300, llamada Kengo X 350.

Xgjao XGJ350, por si faltaba competencia

Del mismo modo que Kengo se “inspira” en Kawasaki, su rival Xgjao se decantaba por la Yamaha R3 para colocar en el mercado la XGJ350.

Resulta ciertamente improbable que en Europa alguien quiera vender este tipo de motos de baja calidad pero lo cierto es que, a través de plataformas como Alibaba, uno puede hacerse con ciertos modelos aparecidos en estas páginas e importarlo. Confiamos en que estos plagios no vayan mucho más allá y se queden donde están.

Publicidad
Te recomendamos

Si quieres convertir tu Honda Africa Twin en una moto todavía más aventurera Givi te ...

Ikono Motorbike es el nuevo Concesionario Oficial Honda en la Comunidad de Madrid, qu...

Aprovecha la promoción que ha lanzado Yuasa y gana una Honda X-ADV, una CB125R o dife...

Para celebrar su 40 Aniversario, la revista MOTO VERDE lanza una edición especial en ...