Ben Spies, un héroe tímido que odia perder

Entrevista a Ben Spies, Campeón del Mundo de SBK 2009. Ben Spies ha sorprendido a todos este año ganando el Mundial de SBK a la primera, y después de lo visto en Valencia hace un par de semanas, nadie duda de que Ben puede unirse a los "cuatro fantásticos de MotoGP" el año que viene.
Motociclismo.es -
Ben Spies, un héroe tímido que odia perder
Ben Spies, un héroe tímido que odia perder

Ben Spies llegó al Mundial de SBK sin conocer más que cinco de los doce circuitos y sin haber corrido nunca con una Yamaha y ganó para la marca de los diapasones su primer título en la historia de Superbike. Muchos, incluyendo el que firma esta entrevista, pensamos que Spies es el mejor norteamericano en salir del AMA desde la generación de Rainey y Schwantz. Así que vamos al grano, porque la entrevista es larga… sobre todo las contestaciones y no tiene desperdicio.

Ha sido un año increíble, pero ¿qué esperabas cuando dejaste el Campeonato AMA para correr en el Mundial de SBK?
"Todo nuevo y diferente… los neumáticos, las suspensiones, el equipo, la marca, los viajes en avión, la vida europea. Era difícil imaginar lo que iba a suceder. Cuando probé por primera vez fue con una moto muy de serie, pero ya vimos en las primeras pruebas de Portimao, al final de la temporada 2008, que no estábamos muy lejos del ritmo. Pensé que podría estar delante si éramos capaces de acertar con los reglajes, pero corriendo en tantos circuitos desconocidos… Pues tenía mis dudas. Yo no tenía expectativas claras, así que empecé trabajando, avanzando poco a poco. Pero después de todas las pruebas de pretemporada llegamos a Australia y gané la segunda carrera y tenía que haber luchado por la victoria en la primera. Pensaba: “Hombre... Tal vez podemos luchar por este título”. Gané algunas carreras más, pero parecía que después de cada victoria nos llegaba un golpe de mala suerte. Me quedé sin gasolina en Monza a 500 metros de meta en la última vuelta, se me rompió el reenvío del cambio, Fabrizio me tiró… Ganaba la primera para tener problemas en la segunda o al revés. Y a mitad de temporada estaba a 88 puntos. Era un poco difícil bajar la visera pensando que tenía posibilidades de ganar el título. De hecho fue más fácil cuando pensé que el título ya estaba perdido. No tenía que hacer más que intentar ganar carreras y, a base de ganar carreras, me encontré, a tres o cuatro domingos del final, con posibilidades de ganarlo. Con todo lo que nos pasó, todos los cambios, viviendo lejos de casa por primera vez, ganando tantas carreras, aprendiendo tantos circuitos nuevos…ganamos para Yamaha su primer título de SBK…".

¿Cómo conseguiste aprenderte los circuitos tan deprisa?
"Nunca me había pasado algo así, porque en EEUU entrenamos en todos los circuitos durante la pretemporada. No sabía si iba a ser capaz de aprenderme los circuitos en dos días. Una cosa es aprender las trayectorias, que tampoco es fácil, pero lo difícil es conocer de verdad lo que va a pasar durante la carrera. Aquí en Valencia, por ejemplo, hay que saber que después de las primeras vueltas la curva al final de la recta de atrás empieza a quemar los neumáticos traseros y la moto empieza a derrapar e ir de lado. Tienes que saber cómo adaptarte a las condiciones. Conocer de verdad un circuito significa saber lo que va a pasar con los neumáticos durante la carrera. Si es un circuito que se come las ruedas delanteras, por ejemplo. Lo difícil no era aprender cómo hacer unas vueltas rápidas sino entender cómo mantener un buen ritmo hasta el final. Nürburgring fue muy difícil. Llegamos allí después de cinco semanas de descanso. Llovía. ¿Cómo iba a aprenderme un circuito así en agua? Pero al final conseguimos un resultado digno".

¿La PlayStation te ayudó?
"Sí, sin duda. Antes de llegar a los circuitos jugaba con la PlayStation para tener alguna idea de las secuencias de curvas y de las trayectorias. Me ayuda mucho. Las vueltas con PlayStation en un circuito nuevo equivalen a las primeras diez vueltas. A partir de 10 ó 12 vueltas, empiezas a entender las tendencias del circuito, algo que sólo puedes aprender sobre la moto".

Aparte de Nürburgring por la lluvia. ¿Cuál ha sido el circuito más difícil?
"Bueno, una cosa es que el circuito sea difícil de aprender y otra es que sea un circuito donde la moto no iba bien. En algunos circuitos la moto nos dio problemas, tal vez porque fallamos en la puesta a punto o tal vez por mi culpa. Assen, por ejemplo, es complicado pero no era difícil. Qatar sí era difícil al principio, tal vez porque nunca había corrido en un circuito así. Pero, aunque me parecía complicado y difícil, sólo me costó cuatro vueltas ser el hombre más rápido. En Qatar me encontré de golpe, muy cómodo y muy rápido. Yo diría que el circuito más difícil fue Brno, porque es tan largo y tan ancho que hay muchas trayectorias. Es un circuito difícil y único. En la segunda carrera las cosas nos fueron bien. Sí, Brno ha sido el más difícil, Kyalami nos dio más problemas, no por la dificultad del trazado sino porque no me encontraba a gusto sobre la moto. Todos los circuitos tienen sus trucos y sus peculiaridades. Phillip Island fue difícil de aprender. Monza, a pesar de las grandes rectas, es muy complicado. Las rectas largas son sinónimo de largas zonas de frenadas y ahí es fácil equivocarte".

¿Has notado una gran diferencia en seguridad entre el Mundial de SBK y los circuitos del AMA?
«Por supuesto, aunque hay un par de circuitos con puntos que te abren los ojos de par en par. Cuando te acostumbras a circuitos muy seguros y llegas a un circuito con un muro muy cerca, te impresiona, pero en USA tienes que aprender a correr con cierta cautela, siempre con algo de reserva. Aquí no es así. Hay sitios, curvas rápidas, donde dices “¡Sí me caigo aquí voy a volar hasta la luna!” Pero sabes que no vas a acabar chocando contra un muro. En el Mundial puedes pilotar de otra manera, me gusta. No voy a criticar nuestro campeonato, algunos de los circuitos del AMA son los más divertidos del mundo, pero, desde luego, no son los más seguros».

Yamaha quiso que te quedaras un año más en SBK pero tomaste la decisión de saltar a MotoGP antes de asegurarte el título. ¿Querías evitar la «trampa SBK» de los pilotos que tardaron demasiado en subir a MotoGP?
"Desde mi punto de vista, los pilotos de SBK no han fracasado en MotoGP. Algunos sí han llegado tarde y otros no han entrado en equipos competitivos. Pero los pilotos de SBK que han entrado en MotoGP son rápidos. Colin Edwards está pilotando ahora tan deprisa como cuando ganó los títulos de SBK. Es regular y rápido. Ha acabado quinto sobre una moto de un equipo satélite en un Mundial con cuatro pilotos muy rápidos sobre motos oficiales. Yamaha no intentó convencerme de nada, sólo de seguir con ellos en SBK o en MotoGP. No me presionaron. Querían que yo escogiera libremente el camino. Si mi decisión hubiera sido seguir en SBK toda la vida, querían que fuera como piloto Yamaha. La decisión no era 100 por 100 mía. Ellos querían que ganara el Mundial de SBK primero y después ir a MotoGP. Pero cuando parecía que no iba a ganar el título pensé que ya estaba preparado para ir a MotoGP y no quise condicionar la decisión a si ganaba o no. Quedarme otro año sólo para ganar el título hubiera sido una pérdida de tiempo ya que el campeón no es siempre el piloto más rápido. Así, cuando el título todavía estaba en el aire y Haga todavía tenía ventaja antes de Magny Cours, llamé a Lin (Jarvis) y le dije: “¿Sabes qué? Ya estoy listo para comprometerme a correr en MotoGP en 2010”. Y casi escuché un suspiro de alivio. Es lo que Lin y Yamaha realmente querían oír, pero después de esto querían todavía más que yo ganara el título. Creo que todo está saliendo bien. Los nuevos reglamentos sobre motores deben favorecer a los pilotos de equipos satélite. Los motores entregados en Qatar serán los motores para todo el año y no habrá mejoras de carrera en carrera. Creo que habrá menos diferencia entre motos oficiales y satélite. Para mí era importante no regalarle un año a los nuevos que suben de 250… Bautista, Simoncelli, Barberá, Aoyama. No quería llegar a MotoGP en 2011 cuando ellos ya tuvieran un año de ventaja y hay que estar preparado en caso de que se abra un hueco en un equipo oficial. No era una decisión fácil, la tomé cuando iba segundo y no quería llegar a MotoGP sin haber ganado en SBK, pero por otro lado casi me era más fácil luchar por el título cuando mi futuro ya estaba decidido. Yo puedo llevar una moto de Superbike a nivel de los mejores del Campeonato AMA y del Mundial de SBK y tenía claro que al seguir en SBK podría llegar a cada circuito sabiendo que iba a poder luchar por ganar. Pero aquí en MotoGP, y no estoy de broma, yo creo que hará falta un milagro para que pise un peldaño del podio en 2010. La sensación de ganar en SBK es una sensación emocionante, pero creo que tendría la misma sensación luchando por un puesto dentro de los primeros diez en MotoGP. No me da miedo. No temo el fracaso de ser otro de los muchos de SBK que no han cuajado en MotoGP. No puedo hacer más que dar el todo por el todo. Sé que va a ser duro, durísimo. El primer paso es encontrarme a gusto sobre la moto y después ver hasta dónde llego. Y no sé hasta dónde puedo llegar. Creo que tengo lo que hace falta para ser competitivo una vez que me encuentre cómodo. Pero estar entre los cinco primeros… Yo creo que la gente no se da cuenta del excepcional nivel de estos tíos".

¿El nuevo reglamento que obliga a los pilotos «rookies» a entrar el campeonato a través de un equipo satélite ha influido en tu decisión?
"No es el único motivo, pero sí. Y también los nuevos reglamentos que obligan a usar motores de larga vida… Todas estas cosas juntas crearon una situación casi de cuento de hadas… Cambios muy positivos para un piloto nuevo, que me permitían entrar de muy buena manera en el mejor equipo satélite… Y si alguno de los tíos del equipo oficial, Rossi o Lorenzo, deja su sitio, yo estoy perfectamente posicionando para entrar y si no, seguiré estando en un gran equipo. Pero tuve que ganarme esta oportunidad. Tengo un acuerdo de dos años con Yamaha, directamente con la fábrica, y me han tratado muy bien desde el día que fiché con ellos después del GP de Indianápolis del año pasado. Estoy muy contento por haberles dado su primer título de Superbike, no sólo por Yamaha sino por Máximo Meregalli (director del equipo Sterilgarda Yamaha en SBK). Él jugó un papel muy importante en mi temporada".

¿Qué esperas de 2010?
"No estoy haciendo declaraciones sobre lo que voy a hacer el año que viene. He corrido contra los pilotos de MotoGP y sé lo rápidos que son. Ahora mismo no hay manera de luchar por los puestos de delante. Pero no me vas a ver delante en un Gran Premio en el futuro inmediato, se trata de una obra en progreso".

¿Cuál es tu punto fuerte como piloto?
"Creo que soy mentalmente fuerte. No siempre salen las cosas como quiero, pero cuando estoy en carrera y veo la pizarra de cinco vueltas para el final, siempre tengo la sensación de que voy a hacer lo que haga falta para ganarles. No siempre salen las cosas, pero cuando tengo esta sensación, y la tengo muchas veces, creo que tengo la fuerza necesaria para imponerme. Tengo otro pensamiento sobre esto y creo que es la clave. Es difícil de explicar, pero durante los últimos años lo que me motiva, lo que me obliga a madrugar y esforzarme no es este “feeling” de ganar, sino el “feeling” que produce perder… Esto, la motivación de no perder, es lo que más me motiva, lo que me empuja. Tal vez en algunas circunstancias me falta algo, pero este deseo tanto de ganar como de evitar la derrota es lo que hace posible encontrar la fuerza de ganar aun cuando las cosas están muy en contra. Cuando ganas es una gran sensación, pero cuando pierdes… Ésta es la sensación que me hace ser quien soy. No acepto que me ganen. Mentalmente, psicológicamente no me rindo. No me importa si es una lucha por el primer puesto o el puesto doce o diez, jamás me rindo. Al llegar aquí me doy cuenta de que puede haber pilotos con más talento y no hay nada para combatir el nivel de talento… Pero puedes dar siempre el 100 por 100. Hay pilotos con más talento que algunas veces se rinden. No me da miedo perder. Sé que va a pasar, pero voy a hacer siempre todo lo posible para no perder".

Creo, Ben, que esta actitud viene en parte de compartir un garaje durante cuatro años con Mat Mladin. Kenny Roberts Junior siempre decía «lo que no te mata te hace más fuerte».
"Mat es un tío único, sin duda. Hubo algunos momentos buenos, pero muchos más momentos malos. Pero Mat, desafortunadamente, estaba en mis pensamientos al despertarme por la mañana. Cuando salía a entrenar de madrugada era debido a Mat. Lo pasaba bien en el AMA pero cuando gané, en vez de estar contento estaba enfadado, cabreado… Al cruzar la meta delante de Mat pensaba… “Toma. Tenemos la misma moto y te he ganado. Así éramos los dos, incluso él más que yo (risas). En el Mundial de Superbike lo he pasado mejor. La relación entre Haga y yo era diferente, no estaba enfadado. La competición era fuerte, pero es diferente cuando corres contra un compañero de equipo… Es como con Rossi y Lorenzo, ambos tienen tanto talento, la misma moto y para ganar tienes que llevar la moto a nuevos límites. Esto es lo que hace que la Yamaha sea tan buena. Claro que hay fricción entre compañeros de equipo, pero esta lucha interna es lo que hace que la moto vaya mejorando carrera tras carrera".

¿Será así la rivalidad con Colin?
"No sé. Creo que no. Colin es un corredor y va a querer ganarme más que a nadie. Somos amigos, nos llevamos bien, pero cuando cierro la visera y él hace lo mismo, ya no hay amigos. No vamos a intentar sacar al otro de la pista pero el primero al que quieres ganar es a tu compañero de equipo. Pero, dicho esto, Colin y yo estamos en distintos puntos de nuestras carreras deportivas. Él está lejos de estar acabado, pero para mí no es lo mismo que tener a otro piloto de 25 años intentando demostrar que merece estar en MotoGP. Colin quiere ganar tanto como yo, pero la situación es diferente. Vamos a ser rivales en pista pero después de las carreras vamos a hablar. Yo quiero llevarme bien con los otros pilotos. Es mejor correr contra amigos porque así hay más respeto, puedes confiar más de ellos en pista. Les das más espacio y ellos te dan más espacio, porque sabes quién está detrás de la visera. Colin era uno de mis ídolos en el AMA, tengo una foto con él cuando yo tenía 9 años".

¿Cómo comparas la Yamaha de MotoGP con la de SBK?
"La M1 es más lenta al girar que la R1. Es más ligera y con tacto más ligero, pero es más lenta en los cambios de dirección… Cuando tienes una moto con una velocidad muy alta de paso por curva obviamente la geometría y avance son diferentes. Cuando una moto está diseñada para llevar una alta velocidad de paso por curva tienes que sacrificar agilidad para tener estabilidad. Va a ser más lenta en la entrada de la curva y en los cambios de dirección pero más noble y estable cuando está muy inclinada con el gas abierto. Creo que la mayor diferencia entre MotoGP y SBK está en los neumáticos. También los frenos de carbono y la electrónica son tan diferentes como el día y la noche. Corrí en Portimao hace una semana y media pero la sensación al subir en esta moto es como si no hubiera subido en una moto en los últimos seis años… Pero aun así hemos hecho un papel respetable".

Dicen que tienes miedo a volar. ¿Cómo has superado esto?
"Si voy a correr en MotoGP tengo que volar. No me gusta nada. Creo que hay muy pocos enamorados de los viajes en avión, pero es una de las cosas que tienes que hacer. Si haces 300 horas en aviones en un año, tienes que acostumbrarte. La verdad es que hasta estoy empezado a pasarlo bien. Allí arriba nadie te puede llamar, puedes tener tiempo para ti, tiempo para pensar. No voy a dejar que los aviones me priven de conseguir lo que quiero. Aquí estoy en España y he llegado en avión".

¿Vas a seguir viviendo en Italia?
"Sí, en Como. He conocido a mucha buena gente allí que habla inglés. Voy a empezar a aprender italiano en serio al año que viene. Por lo menos puedo leer los menús en italiano, sé qué plato es de pescado, de pollo o de pasta".

Bueno… un par de preguntas generales. ¿Qué música te gusta? ¿Qué tipo de películas?
"Me gusta el rock “new age”… pero si alguien repasara el contenido de mi Ipod no sabría qué pensar. Es que siendo “un hijo de mamá” y confieso que lo soy. Crecí escuchando todo tipo de música. Si te digo la verdad mi grupo favorito es Led Zeppelín. Me gusta la música de todas las generaciones. Las películas que me gustan son las comedias. Tengo un buen sentido de humor pero como no sonrío tanto como otros, mucha gente me tacha de frío o arrogante. La verdad es que soy tímido y me cuesta ser espontáneo con gente que no conozco. La velocidad es una “industria dura”… Tienes que saber estar. Estoy trabajando en ello, no es que no me guste hablar con la gente, es que soy una persona más solitaria y tengo un grupo muy reducido de amigos. Si alguien estuviera con nosotros con una cámara de video para ver cómo soy con los amigos estaría muy sorprendido y su opinión cambiaría mucho. En realidad soy muy relejado, tranquilo y nada complicado. Pero no me gusta estar rodeado, no me gusta ser el centro de atención. Y en este sentido ha sido un año difícil con tanta prensa en Italia… Cuando ganas carreras, los periodistas te buscan, pero no estoy acostumbrado a este trato de estrella. Ha sido chocante, pero cada vez estoy más cómodo y hasta empieza a gustarme un poco. Pero es duro llegar aquí después de estar en la AMA donde no hay apenas prensa…".

¿Ni fiestas ni juergas?
"Salgo con los amigos pero no quiero atraer la atención. Estoy siempre deseando que nadie me venga a preguntar: “¿No eres tú aquel tío que corre en moto?” Digo que sí, que he salido en algunas carreras, pero mis amigos saben que cuando estamos por ahí nadie habla de carreras. No quiero ser famoso. No me hace falta la admiración y la fama para motivarme. No necesito ni quiero reconocimiento por hacer lo que hago. Me basta un circuito, una moto y rivales buenos. No quiero más. Puede que suene a guión de película de héroe tímido pero en mi caso es verdad. Me encanta hacer lo que hago, amo este deporte y lo haría sin cobrar".

¿A qué no le has dicho esto a Lin Jarvis?
"No, no. Intento ser más cabezón y duro en las negociaciones".
 

Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...