Cycletron es la nueva propuesta de moto autónoma

Llega de la mano de Charles Bombardier, ingeniero de la compañía canadiense del mismo nombre.
Carlos Domínguez | Foto: Cycletron -
Cycletron es la nueva propuesta de moto autónoma
Cycletron es la nueva propuesta de moto autónoma

Hace ya varios años que la conducción autónoma avanza a pasos agigantados. Grandes marcas como Toyota están ya apostando muy fuerte por un tipo de movilidad que, según dicen, está al caer. Y dado que suena a esa misma cantinela que lleva años repitiéndose pero que nunca llega, lo cierto es que la presencia de los Tesla con piloto automático en nuestras carreteras ha sido una sorpresa enorme para muchos usuarios. Pero, ¿podría llegar también a las dos ruedas?

Eso es lo que nos proponen Charles Bombardier, ingeniero canadiense trabajando para la compañía del mismo nombre, y Ashish Thulkar, diseñador industrial, con su última creación: el Cyclotron. Su teoría es que ha llegado la hora de poner en marcha nuevas soluciones que descongestionen las concurridas carreteras de acceso a las grandes capitales.

La propuesta de Bombardier es un vehículo de dos ruedas con espacio para dos ocupantes que en vez de sentarse a horcajadas, se plantan sobre dos asientos tradicionales encarados uno frente al otro. Además están completamente cubiertos gracias a un techo y unas puertas de estilo ala de gaviota, a salvo de las inclemencias del tiempo que tanto asustan a los recién llegados

Los pasajeros están cubiertos y viajan sobre asientos “de coche”.

Puesto así, sacar la pierna para mantener el equilibrio no es opción y es que se espera que el Cyclotron pueda mantener el equilibrio por si solo gracias a la utilización de un giroscopio. Del mismo modo, no existe ningún tipo de manillar o volante con el que maniobrar pues, insistimos, sería autónomo y sólo habría que decirle hacia donde ir.

El motor como podéis imaginar a estas alturas es eléctrico y empuja ambos ejes de forma independiente para adaptarse a distintas condiciones de agarre o ahorro de energía. Los pros son obvios: transporte seguro, rápido, cómodo y utilizando mucho menos espacio que el resto de vehículos.

Si es posible llevarlo a cabo es otra historia; llevamos ya bastante tiempo viendo ejercicios parecidos que, al final, quedan sólo en eso. De cualquier modo, siempre tiene que haber alguien que muestre un posible camino a seguir. ¿Será éste? Lo veremos…

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...