Max Biaggi deja las motos para siempre: "Tenía un 20% de opciones de sobrevivir"

El piloto italiano revela que estuvo más cerca de la muerte de lo que se dijo.
Nacho González -
Max Biaggi deja las motos para siempre: "Tenía un 20% de opciones de sobrevivir"
Max Biaggi deja las motos para siempre: "Tenía un 20% de opciones de sobrevivir"

Cuando el pasado 9 de julio sufrió un gravísimo accidente haciendo supermotard, se dijo que la vida de Max Biaggi no corría peligro. No fue realmente así, según ha confesado el propio Max Biaggi, que sigue recuperándose y que ha confesado que estuvo mucho más cerca de morir de lo que entonces se dijo:

"Después del accidente desperté en el hospital con un terrible dolor por todo el cuerpo", recuerda Biaggi. "Oí la voz del profesor Giuseppe Cardillo, que me decía: « Biaggi, seré sincero: tienes un 20% de posibilidades de sobrevivir. Te operaremos inmediatamente»", recuerda el italiano en la revista 'Chi'.

Por suerte, ese 20% fue suficiente y, tras una operación de pulmón doce días después del accidente, cinco días más tarde pudo abandonar la Unidad de Cuidados Intensivos, coincidiendo con su 46ª cumpleaños. Pero el 'Corsario' tiene grabado lo que le pasó por la mente cuando le dijeron que sus opciones de seguir viviendo eran de una entre cinco:

"En ese momento se me apareció una luz. Me vi de niño, con mi madre Olga y un abrigo verde; Después, con mi padre Piero y mi primera moto; después mi primera patada a un balón; después... quería parar ese viaje porque sentía que me estaba alejando de la vida y me dije: ¡No tiene porqué terminar!", relata Max.

Una experiencia que le ha hecho tomar dos decisiones fundamentales en su vida. La primera, cerrar la etapa de lo que siempre ha sido su vida: "Con la moto he acabado para siempre", sentencia el romano. "Sólo voy a ser entrenador", recalca.

La otra, sobre sus proyectos de futuro, con su pareja, la modelo Blanca Atzei: "A ella le debo mucho. Ha estado despierta durante 15 horas seguidas a mi lado", recuerda Biaggi. "Las palabras no son suficientes, sirven los gestos. No creo en el matrimonio, pero quiero tener un hijo con ella. Tal vez dos", confiesa.

"La vida me ha concedido una segunda oportunidad y tengo que hacer todo lo posible para satisfacerla", concluye Max.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...