Nico Terol: Acabé el 2014 hundido y necesitaba un cambio de aires

Entrevista a NicoTerol a poco más de un mes de su debut en el Campeonato del Mundo de Superbikes
Jesús Lázaro Fotos: SIC Fotógrafos -
Nico Terol: Acabé el 2014 hundido y necesitaba un cambio de aires
Nico Terol: Acabé el 2014 hundido y necesitaba un cambio de aires

En 2011 Nico Terol tocó el cielo tras ganar el Mundial de 125 cc. Un tal Marc Márquez lo había impedido un año antes. En su salto de categoría fue quemando etapas: un primer año de adaptación en 2012 (un podio), consolidación en 2013 (tres victorias) y llegó 2014, año en el que debía aspirar a todo con su equipo de toda la vida, el Team Aspar.

Pero desde los primeros entrenamientos del año algo no funcionaba. ¿Qué podía haber cambiado tanto como para pasar de ganar carreras a luchar en la cola del grupo? La nueva Suter no le daba la confianza, especialmente en el tren delantero, donde más la necesita un piloto. Como nos confiesa en la entrevista, acabó el año hundido y necesitaba un cambio de aires. No bastaba con un cambio de equipo o de moto, ha escogido un campeonato que le apasiona y que sigue desde niño para volver a disfrutar pilotando y, por qué no, luchar por volver a ser campeón del mundo.

Tras muchos años, cambias de Mundial. Fue una sorpresa para casi todo el mundo.
2014 fue un año muy duro, necesitaba un cambio de aires y lo hicimos. El Mundial de SBK es un campeonato de muchísimo nivel. La verdad que estoy encantado porque necesitaba volver a disfrutar pilotando, necesitaba nuevas motivaciones y aquí se va muy rápido también. Como te he dicho, lo he seguido desde que era un niño y era algo que siempre rondaba en mi cabeza.

¿Se te habían cerrado todas las puertas en Moto2?
Tampoco es eso. En Moto2 todavía tenía alguna oferta encima de la mesa, pero tenía claro que si me quedaba era para ganar carreras, porque el año anterior había estado delante. Después de Márquez el piloto que más victorias tiene con la Suter soy yo, así que al menos podía exigir una moto ganadora. El año pasado fue muy duro y yo necesitaba encontrarme conmigo mismo. Acabé el 2014 hundido y necesitaba un cambio de aires y motivación nueva.

¿Y lo has conseguido en SBK?
El principal problema el año pasado fue que no tenía confianza en la moto. Con la Ducati me he visto confiado desde el principio. Es una moto con mucho potencial y me he adaptado rápido, a pesar de que es una moto muy grande, está hecha para pilotos muy altos y mira que yo no soy bajito, pero a veces no llego a los estribos cuando estoy tumbando. Y la verdad es que me he encontrado a gusto desde el principio. Eso sí, tengo que corregir manías de la Moto2 como frenar más la moto en curvas lentas y abrir con muchas más ganas antes. Hay mucho potencial, pero nos lo tomamos con tranquilidad porque hay mucho trabajo por hacer y pocos kilómetros rodados.

¿Muy diferente este test comparado con el de Portimao, no?
La verdad que sí. Ha sido el primer test que he hecho en condiciones porque en Portimao rodé muy poquito y las condiciones fueron muy desfavorables, con pocos kilómetros en seco… y además me caí. Estos entrenamientos de Jerez han sido dos días en los que hemos progresado mucho. Fundamentalmente nos hemos centrado en la adaptación de mi estilo y acoplarme a la moto y hemos dado un paso adelante. Estoy muy contento con cómo me he encontrado y cómo voy progresando.

¿Y cómo va la adaptación a la Ducati?
La verdad que no tiene nada que ver con ninguna de las motos que había pilotado hasta ahora. Las Moto2 son más rígidas y más difíciles, creo. Esta Superbike es más fácil de pilotar. Tiene muchísima electrónica, más potencia, la moto más grande, neumáticos completamente diferentes…

Muchos contáis que también hay mucho cambio en cuanto a gomas.
En mi caso, el feeling con los Pirelli es muy bueno. Van muy bien sobre todo al principio, pero luego caen bastante. No me ha dado mala sensación. Lo que más me ha llamado la atención son los neumáticos de calificación, que en Moto2 no existen y que he podido probar en Jerez por primera vez. Hay que saber aprovecharlo bien porque tienes mucho grip en el neumático. Se tumba mucho y dura muy poco.

¿Qué puedes decirnos del equipo?
Es una pequeña familia y una gran escuadra de muy buenos recuerdos para los españoles. Para mí también es un orgullo estar en el mismo equipo en el que Checa ganó el título. Guardo muy buena relación con Carlos, aunque todavía no he podido hablar con él, pero me apetecería comentar con él algún día cómo va la moto y que me ayude con su experiencia. Aunque sea un equipo privado, contamos con una Ducati "full", en principio la misma Panigale que el equipo de fábrica.

¿Es muy diferente MotoGP de SBK?
En el poco tiempo que llevo aquí me da la sensación que es un campeonato más relajado. Hay mucho mejor ambiente y más buen rollo, porque los pilotos parecen más amigos entre ellos. Y esa sensación de familia me gusta. Luego en pista es otra historia porque todos salen enchufadísimos y van muy rápido. A mí me han acogido muy bien.

¿Qué objetivos tienes esta temporada?
«Es pronto para hablar de eso, por el momento vuelvo a disfrutar de la moto y eso hace que tenga muchas ganas de estar arriba. Es muy difícil y hay que tener paciencia, pero vengo con las pilas cargadísimas».

¿Y cuáles serán tus hándicap en 2015?
Además de que me falta rodar con la moto, hay varios circuitos que desconozco como Moscú, Laguna Seca, Magny-Cours… El otro día rodé por primera vez en Portimao y me sacaron cuatro segundos, la verdad que no entendía casi nada y delante están pilotos con mucha experiencia con estas motos. Aquí hemos mejorado mucho.

Este año ha sido el desembarco de los pilotos españoles en SBK.
Somos muchos y además me llevo muy bien con todos. Con Torres tengo muy buen rollito, también con Elías, con Salom, con Román… Es muy importante para el campeonato y reflejo de que el Mundial de SBK va creciendo en nuestro país. Fuera de España hay mucha afición y aquí todavía falta un poco. Si hay más españoles y si además pueden luchar por ganar carreras, yo creo que hará más visible el campeonato en nuestro país ahora que las carreras son televisadas en abierto.

¿Entonces que les dirías a los aficionados para que siguieran las SBK?
Que se trata de un campeonato muy especial, con mucho nivel entre los pilotos y mucha igualdad mecánica, y eso es importante porque el abanico de ganadores es mucho más grande. También hay más marcas de motos. La Superpole es muy espectacular y el haber dos mangas da mucho juego. Son motos que con las que se rueda muy rápido y lo mejor es que se trata de motos ''de calle'', aunque luego tienen mucho desarrollo encima. Ver tantas marcas es bonito y este año con tantos españoles es un aliciente.

¿Qué harás hasta que empiece el Mundial el 22 de febrero?
Ahora tenemos presentación del equipo y después ya vuelvo a Alcoy, donde me quedaré hasta que volemos a Australia. Toca entrenar, fuerte, mucho físico y hacer un poco de enduro que disfruto mucho.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...