KTM 1290 Super Duke R 2017, prueba, precio y ficha técnica

Nos desplazamos hasta el circuito de Losail junto a tipos como Jeremy McWilliams para probar la nueva KTM 1290 Super Duke, la versión 2.0 de la bestia naranja.
Keko Ochoa -
KTM 1290 Super Duke R 2017, prueba, precio y ficha técnica
KTM 1290 Super Duke R 2017, prueba, precio y ficha técnica

Cuando el policía de fronteras me preguntó, muy serio desde la garita del control de pasaportes,  qué venía a hacer a Qatar, una sonrisa conquistó mis músculos faciales y no pude disimular al imaginarlo: yo encima de la nueva KTM Super Duke 1290 R abriendo el gas a fondo sobre el asfalto del circuito de Losail.
A probar una bestia. Le contesté lo más serio que pude.
¿Cómo? Me respondió estupefacto el poli.
Nada, rectifiqué haciéndome el loco, de turismo.

KTM 1290 Super Duke R 2017, misil tierra-tierra

En KTM están preparados para la III Guerra Mundial. El año pasado fabricaron 200.000 misiles tierra-tierra y ahora llega el más potente de todos, el de más alcance, el más sofisticado e interactivo: la Bestia 2.0. Se trata de la streetfigther más potente del mercado con 177 cv y una línea de lo más agresiva y excitante, un misil directo a tus sentidos.

Los pilotos Jeremy McWilliams y Chris Fillmore nos estaban esperando para rodar junto a ellos, tanto en el circuito, como por las calles de Doha. La primera impresión en carretera con la Super Duke R es la de una moto ágil y ligera, con un motor lleno de potencia y un tacto de gas exquisito, suave, incluso dulce si practicas una conducción relajada. Como ya sabréis, Jeremy, expiloto del mundial, ha sido uno de los desarrolladores de este modelo y nos ha explicado al detalle las novedades que incorpora esta nueva versión.- Sobre todo se ha trabajado mucho en la gestión del motor. Hoy en día la electrónica es clave en el desarrollo de una moto con tecnología de vanguardia. Lo importante no es tener mucha potencia, lo importante es poder aplicarla dosificándola de manera eficiente-.

Podríamos decir que es bipolar: dulce y suave… pero con garras afiladas y sin piedad.

En las pocas ocasiones que tuvimos la ocasión de insinuar una apertura total del gas, la bestia se despierta y saca toda su garra para catapultarte hacia el abismo. Podríamos decir que es bipolar, ofrece un comportamiento dulce y suave si la tratamos con delicadeza y se transforma en una bestia de garras afiladas cuando le enroscamos el gas sin piedad. El tema estético es cuestión de gustos, pero más allá de uno u otro detalle, nadie podrá negar que la moto es impactante. El nuevo diseño del faro delantero de leds confiere a la moto una personalidad agresiva, parece un bicho advirtiéndote del peligro que corres si te acercas a él. Lo cierto es que los 177CV (antes 173) que rinde el bicilíndrico de 1301cc, cumpliendo con la normativa Euro 4, pueden, a priori, asustar a más de uno, pero no hay que dejarse llevar por las apariencias. Esta bestia, que lo es, ha sido bautizada por la propia fábrica como “2.0”. Y es que interactúa contigo y con tu Smartphone, permitiéndote adaptar a tu gusto la respuesta de su motor.

En esta nueva versión se ha prescindido de todo lo superfluo y se han introducido cambios o sustituido elementos susceptibles de mejora, como la nueva óptica delantera de leds, el cuadro de mandos TFT a color, el nuevo colín, manillar más bajo de puntas o los nuevos reglajes en las suspensiones White Power. Y como paquetes opcionales, el Track Pack, que ofrece funciones adicionales para pilotos experimentados como el control de derrapaje seleccionable en 9 posiciones, el quickshifter+, que permite subir y bajar marchas sin tocar el embrague, y por primera vez en una KTM, el sistema de lanzamiento que permite girar a tope el acelerador con la primera engranada para soltarlo sin miramientos y salir disparado como un cohete batiendo tus propios records de aceleración. Todo ello para darle un carácter más Racing al conjunto haciendo honor al lema de la marca: Ready to Race.

Explotar las posibilidades de esta bestia en carretera abierta, me atrevería a decir que es imposible sin que acabes detenido, por eso en KTM tiraron la casa por la ventana alquilando el circuito de Losail para esta presentación y pudimos rodar durante todo el día y parte de la noche con la iluminación encendida ¡Cómo si fuésemos pilotos de MotoGP! La sensación sobre la Super Duke en esta rápida pista es indescriptible. El motor es muy potente, pero incluso en el modo de circuito, que es el más agresivo, resulta controlable.

La parte ciclo está a la altura, aunque aquí los reglajes de serie para ir por la calle se quedan un poco blandos, nada que no se solucione con un ajuste de hidráulicos y algo de muelle en las suspensiones WP. De hecho, tuvimos la ocasión de rodar sobre una Super Duke R preparada para circuito hasta arriba de Power Parts y la diferencia era palpable. Todavía no he hablado de ellos y no quiero dejar de hacerlo, el conjunto de frenada es de lo mejor que existe en el mercado, unos Brembo de 320mm con pinza radial M50. La velocidad punta que llegué a leer en el velocímetro a final de recta fue de 262Km/h, en ese momento todo se acerca muy rápido y crees que no vas a entrar en la curva, así que tiraba de frenos como un poseso para poder trazar la curva y os aseguro que alguna vez tuve hasta que volver a abrir gas.

De vuelta a España, coincidencias de la vida, me tocó el mismo policía de fronteras en el control de pasaportes y me preguntó qué tal había ido mi estancia en Qatar. Esta vez no pude, ni quise disimular la sonrisa que se había quedado grabada en mi cara: ¡Bestial!

KTM 1290 Super Duke R 2017, electrónica al poder

Todos los indicadores se encuentran en una sola pantalla TFT a la que se accede desde los conmutadores de la piña izquierda. Desde aquí podemos elegir los tres mapas del motor, Street, Sport o Rain y el Track Mode que es una opción que no viene de serie. En este último modo se puede elegir a su vez la respuesta del acelerador Track, Sport y Street. El Control de Tracción se puede desconectar y está operativo en todos los modos pero es en el Track Mode donde se puede jugar con el nivel de derrapaje del 1 al 9, siendo el nivel 1 el que menos interviene, permitiendo a los pilotos más experimentados hacer derrapar el tren trasero en aceleración, pero conservando “la red” de seguridad. El modo 9 es el que más actúa, siendo aconsejable utilizarlo con neumáticos de agua y con la pista mojada. En todo momento podemos elegir la posición entre estos 9 niveles.

El sistema de frenado ABS Bosch de última generación también actúa en curva y se puede desconectar completamente o utilizar el modo normal, Street o el modo Supermoto, que solo desconecta el tren trasero y también deja de funcionar el sistema abs de frenado en curva permitiendo de esta manera ligeros derrapajes en el tren delantero. El Anti-Wheelie también es desconectable lo que permite hacer unos caballitos interminables. En la nueva pantalla también podremos ver la presión de los neumáticos y el control de velocidad. Como último gadget mandado por la electrónica tenemos el Launch Control que nos permite hacer salidas como si estuviésemos en un Gran Premio. Para poner la guinda al pastel, nuestro móvil se conectará con nuestra moto y podremos ver en la pantalla TFT las llamadas entrantes y escuchar nuestra música.

En Modo Supermoto, el ABS te deja derrapar con el eje trasero.

A primera vista la Super Duke 1290 R no te deja indiferente y si la pruebas… ¡Estás perdido! Son numerosos los cambios introducidos en esta puesta al día de la bestia naranja, pero sobre todo es en la parte electrónica donde se introducen las mejoras más significativas con el nuevo Track Mode (modo circuito), el cambio semiautomático y el control de salida. Los 177CV anunciados pueden llegar a asustar, pero esta es una moto para tíos curtidos, o no. La dulzura de su comportamiento en una conducción tranquila contrasta con lo salvaje y transgresora que se vuelve cuando retuerces el acelerador, con una rueda delantera que no quiere dejar de mirar al cielo. Si la cifra de potencia te parece buena, la del par motor es espectacular con 141 Nm a 7.000rpm y ¡Atento! 100Nm a solo 2.000 rpm. Todo un gusto para los sentidos.

Lo mejor:
  • Comportamiento

  • Estética

  • Efectividad

  • Texto positivo

Mejorable:
  • Precio

  • Quickshifter algo lento

Galería relacionada

KTM 1290 Super Duke R 2017 fotos

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...