Motos Deportivas A2: Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3

Rodamos con las principales deportivas disponibles para el A2, ¿cuál se habrá impuesto?
J.M.T/P.B. | FOTOS: ROSSEN GARGOLOV -
Motos Deportivas A2: Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3
Motos Deportivas A2: Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3

La nueva Kawasaki Ninja 400 ha revolucionado el segmento de las A2 más deportivas, porque sin ser ni la más potente, ni la más ligera, ni la que dispone de más cilindrada en su ficha técnica, ha dado un salto adelante que parecer haber descolocado a su competencia en las carreras. Ahora tenemos que comprobar si esto tiene reflejo en la vida real frente a sus rivales: Honda CBR 500 R, KTM RC 390 y Yamaha YZF-R3.

Cuando hablamos de motos deportivas, parece que lo único que importa es la potencia. Son motos fascinantes en las que las prestaciones son la finalidad, pero todos sabemos que el placer de conducir una de estas motos tiene más que ver con las sensaciones, que las curvas son más importantes que las rectas, y que para llegar más deprisa en un recorrido lo suficientemente revirado, hay otras características que pueden ser decisivas.

Hay modelos deportivos en todas las categorías, pero no hay duda que el segmento que está tomando un nuevo impulso es el de estas motos destinadas a los usuarios del carnet A2. Son motos limitadas a 35 kW, una cifra que puede alcanzarse con motores de menos de medio litro de cilindrada, lo que trae como consecuencia motos ligeras, pequeñas y divertidas, que a la vez disponen de unas prestaciones envidiables, especialmente para unos usuarios que tienen una experiencia limitada.

Frente a la potencia bruta estos cuatro modelos juegan con la ligereza, con su facilidad de control y con un rendimiento que no deja de ser más que suficiente. No pienses que con estas motos te vas a librar de los controles de velocidad, ni los radares, apurando sus prestaciones te quedarás sin puntos incluso en la autopista en menos que canta un gallo. Lo cierto es que las cuatro motos desarrollan una potencia bastante parecida. En el banco la Kawasaki, con 45 CV supera por tan sólo uno a la Honda y la KTM, con la Yamaha un poco descolgada, rindiendo 39 CV.

La nueva Ninja 400 es realmente la novedad de la categoría, con su estética inspirada en las H2, una nueva horquilla y un chasis multitubular que sigue la filosofía de las últimas creaciones de la serie “Z” de la marca. En cualquier caso estas motos han sido creadas como un claro reflejo de sus hermanas mayores de Superbike. La Honda se mira en la Fireblade, la Kawasaki en la H2 y la Yamaha en la YZF-R1. KTM no tiene en estos momentos ninguna moto en esta categoría, y se desmarca del resto no sólo en su estética, sino también en su motor de un cilindro. Eso sí, hay una diferencia evidente entre el rendimiento de las dos categorías, mientras esas “mil” son capaces de alcanzar en primera casi 150 km/h, con estas A2 tendrás que cambiar a segunda a un tercio de esa velocidad. Si quieres sacar a estas motos todo su potencial, tu pie izquierdo va tener que estar trabajando constantemente.

Publicidad

Honda CBR500R, ¿qué ofrece la más grande del grupo?

Honda CBR500R

Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3, ¿cuál es la mejor Supersport 300?

La más cómoda es sin duda la Honda CBR500R. Su asiento está situado relativamente bajo, con una pendiente descendente, lo que te permite asegurar los pies con facilidad, la posición del manillar, con los puños algo más elevados y la forma del asiento te permiten acomodarte en cualquier situación. La sensación inicial es que te encuentras en la moto menos radical de todas, en la que vas a conducir más cómodamente, y también en la que el pasajero se encontrará más a gusto. Es también la que tiene un motor mayor, cubica 471 cc, lo que la permite contar con mayor par a bajo y medio régimen. Supera a todas sus rivales en este aspecto, tanto en el propio par, como en el régimen al que se obtiene, casi 1.000 rpm por debajo de la siguiente en la lista, la KTM RC 390. Eso sí, también es la más pesada, pesa 194 kg llena, 23 kg más que la Yamaha.

La Honda CBR500R es la más cómoda de la comparativa.

Honda CBR500R

El motor de la Honda CBR500R es ejemplar

Otras características que la definen como el modelo menos estricto de la prueba pueden ser su mayor distancia entre ejes o unas cotas de dirección más conservadoras. No es que con la ficha técnica ya puedas asegurar el comportamiento de una moto, pero algunas de sus cifras sí que ayudan, y en el caso de la CBR500R, una vez en marcha confirmas que es una moto estable, más enfocada a ser empleada en una mayor variedad de terrenos por el tarado de sus suspensiones y por su amplitud general. Estamos hablando de las motos más deportivas ideadas para los usuarios del carnet A2, y en este sentido la Honda podría considerarse como una sport turismo, más que la descendiente de la Fireblade, podríamos considerar que lo es la VFR.

De lo que no hay duda es que la mayor cilindrada de la Honda la permite sobresalir precisamente en esa faceta sport turismo. Su motor responde mejor a medio régimen, sin protestas y acelerando desde más abajo, pero también es el que se acaba antes. Cuando llegas a las 9.000 rpm compruebas que se ha acabado, y el motor se ha estancado unas 1000 rpm por debajo. En este sentido está casi al mismo nivel que el KTM, pero teniendo en cuenta que el austríaco tiene sólo un cilindro y menos capacidad. En cualquier caso la generación de potencia de la CBR500R es ejemplar, sin el más mínimo apunte de desfallecimiento desde abajo.

Los otros dos motores japoneses tienen un carácter más deportivo, giran hasta las 12.000 rpm y tienen más sobrerrégimen disponible al final. Curiosamente, en la Honda, a pesar de su mayor empuje en la zona media, el hecho de que el motor corte antes también te obliga a hacer un uso más frecuente del cambio cuando estás apurando los límites en busca de la máxima aceleración. Si lo que quieres es usar la moto sin llegar a estos extremos, te encontrarás también con la ventaja de su autonomía, ya que con un depósito de 16 litros de capacidad, al nivel de motos mucho mayores, puedes superar los 400 km de autonomía e incluso más si vas tranquilo. Una de las ventajas de estas cuatro motos es que circulando a 100 km/h gastan poco más de 3 litros.

Publicidad

Kawasaki Ninja 400, resultado de la experiencia

Kawasaki Ninja 400

Kawasaki llega a la Ninja 400 tras años vendiendo las 200 y 300

Kawasaki tiene un amplio conocimiento de esta categoría, ya que ha comercializado su Ninja 200/300 desde hace años, y en su momento se trataba del modelo no sólo más deportivo de la categoría, sino también casi del único en su clase. La nueva Ninja 400 juega con todos esos años de experiencia, y también recibe los frutos del desarrollo de todas sus nuevas hermanas mayores. Su motor es claramente el más deportivo, es capaz de alcanzar las 12.000 rpm, algo que también ocurre con el de Yamaha, pero en este caso con un rendimiento claramente superior y con una amplia zona desde el punto en el que se encuentra su potencia máxima y su corte, 3.000 rpm.

Esto significa que cuando la Honda y la KTM cortan, todavía te queda ese margen con el que jugar, en el que dispones de una potencia semejante a la máxima de estas dos motos. Además en bajos y medios también se comporta con una gran linealidad, la principal diferencia con las motos que tienen más par bajo es que tienes que estar 1.500 rpm por encima para encontrar las mismas cifras.

Kawasaki Ninja 400

Kawasaki Ninja 400

Ofrece un redimiento superior al de la Yamaha

El resultado práctico de todo esto es que con la Ninja 400 siempre llegas más deprisa que con las demás al punto de frenado, no porque haya más potencia máxima que en otras motos, sino porque la tienes de manera constante a lo largo de más régimen. Además el embrague con limitador de par te permite cambiar en las condiciones más extremas sin rebotes. Apurando al máximo la KTM, que es la moto con un carácter más estricto es capaz de igualar las prestaciones de la Kawasaki hasta los 1.000 m, que es cuando la Ninja comienza a despegarse.

Además la Ninja 400 es una moto realmente ágil y estable, cómoda en su posición y con una ergonomía que parece especialmente diseñada para descolgarte en las curvas, a pesar de que no sea radical por la posición de los semimanillares. Puedes compatibilizar un uso plenamente deportivo con otro más turístico sin problemas, aunque tienes la limitación del asiento que tiene poco almohadillado y que con el paso de los kilómetros acaba pasando factura. Es una moto diseñada para moverse con agilidad, es también estable, pero no por ejemplo como la Honda, aunque esté cerca. La Ninja responde con rapidez a cualquier insinuación, cambia de dirección sin esfuerzo, y tiene unas suspensiones con la suficiente retención como para permitírtelo. Y eso incluso de noche, porque la iluminación de su doble faro de LED es impecable.

Publicidad

KTM RC390, espíritu "Ready to Race"

KTM RC390, Al ser monocilíndrica se hace más fina que sus rivales

KTM RC390 - Al ser monocilíndrica se hace más fina que sus rivales

KTM hace motos deportivas, y la RC 390 no es precisamente una excepción, algo que vas a notar desde el primer instante, antes incluso de arrancarla, porque su asiento es el más alto, sus manillares están a la altura de la placa de la dirección, su peso el más bajo, su depósito el más pequeño y su posición la más radical. La gran diferencia de la KTM respecto a las japonesas es su motor monocilíndrico, que tiene unas dimensiones menores, algo que la convierte a una moto en cierto sentido semejante a una Moto3. Su propulsor está situado bastante bajo, y sus dimensiones revierten también en la anchura general.

Además, como es norma en la casa austríaca, tiene una estética totalmente particular, aunque en este sentido no sea la única. Todas tienen un chasis de tubos de acero, pero en este caso se trata de un entramado multitubular en forma de cajón, que incluye el subchasis, y que es más rígido que los otros. Es la única que dispone de una horquilla invertida, con unas suspensiones que como es habitual están firmadas por WP, con otros detalles como la pinza delantera de cuatro pistones anclada de forma radial, frente a las de dos del resto.

KTM RC390

La KTM RC390 es la única con horquilla invertida

El motor tiene lógicamente un carácter distinto, empuja sin inflexiones desde abajo, y es capaz de hacerlo hasta más arriba que la Honda, ya que corta a las 10.000 rpm, con un ligero sobrerrégimen, no al nivel de los de las Kawasaki o Yamaha, pero tampoco con el corte brusco de la Honda. Las vibraciones están bastante contenidas debido a los ejes de balance, pero son mayores que las de los bicilíndricos, y aunque no afecte a la contundencia, la suavidad de las aceleraciones desde abajo no es la misma. La KTM dispone de acelerador electrónico, que suaviza las reacciones y en un motor de este tipo resulta casi imprescindible.

Siendo monocilíndrica es más semejante a una Moto3

La RC tiene un avisador luminoso para que nos preparemos para el cambio aunque no estemos atentos al cuadro de manera constante. Hay que tener en cuenta que la información digital en una pantalla monocroma tiene poca área y tienes que fijarte porque todo resulta pequeño. Lo bueno es que el accionamiento del cambio es rápido y preciso, con un embrague dotado de un sistema de rampas para eliminar los posibles rebotes en las retenciones. Esta facilidad para mantener el motor en la zona óptima se combina con el menor peso de todos, en parte debido a que tienes menos combustible en el depósito.

Es la moto más corta y con una dirección más cerrada, de manera que con sus dotes para moverse con total facilidad de lado a lado, acabar liderando el grupo con la KTM es mucho más fácil de lo que parece. La posición, que es la más deportiva de todas se une a los pegajosos neumáticos Metzeler para permitirte inclinar a tope sin problemas de agarre. El punto mejorable para conseguir una moto totalmente deportiva es el ajuste de las suspensiones, ya que la horquilla es algo blanda para una moto con esta orientación.

Publicidad

Yamaha YZF-R3, punta de lanza de los diapasones

Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3, ¿cuál es la mejor Supersport 300?

Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3, ¿cuál es la mejor Supersport 300?

Yamaha dio un golpe sobre la mesa cuando lanzó su YZF-R3. En ese momento el segmento estaba un tanto estancado, y una buena prueba de las virtudes de la moto fueron su dominio en las carreras que se comenzaron a crear alrededor de esta categoría. Sin embargo, la llegada de la Kawasaki Ninja 400 la ha dejado un tanto en fuera de juego, principalmente porque su motor de 321 cc se ha convertido en el más pequeño de la categoría, y sus prestaciones comparadas con las de las otras se han resentido.

La Yamaha es una moto diseñada con el mismo concepto japonés que sus rivales, es decir, que a pesar de su innegable deportividad mantiene una posición perfectamente válida para ser usada cada día, eso sí contando con que no tengas un gran tamaño. Los semimanillares no están especialmente bajos y la posición del asiento es la más baja de todas, pero en general nos encontramos con una moto muy compacta en la que si mides 1,80 metros o más te encontrarás un tanto encajonado. Con la práctica te adaptas, pero deberás ser lo suficientemente elástico si quieres esconderte tras el carenado y moverte de lado a lado en las curvas. Esta sensación de moto deportiva que encontramos inicialmente con la posición, se confirma por el carácter del motor.

Aunque su potencia es un poco inferior a la de las otras tres, se trata de un propulsor al que realmente le gusta girar arriba, por encima de las 9.000 rpm, que es dónde se siente realmente cómodo. Desde ahí puedes estirarlo hasta las 12.000 rpm sin que el empuje decaiga. En estas condiciones la Yamaha responde en conducción deportiva tan bien como la KTM, pero con la ventaja de disponer de más régimen útil, aunque con menores prestaciones. Algo que comparte con la moto austríaca es que ambas se sentirían más cómodas en conducción deportiva con suspensiones más firmes, sobre todo teniendo en cuenta su carácter.

En la Yamaha se echa en falta un embrague con limitador de par, porque jugando siempre con el motor en la parte superior del tacómetro, en reducciones la rueda trasera llega a bloquear en algunas ocasiones. Su peso está al mismo nivel que el de la Kawasaki, con un depósito de la misma capacidad, pero con un consumo menor. En marcha es una moto que se siente realmente ligera y estable, con un buen equilibrio entre diferentes tipos de manejo. Como ya es obligatorio, todas las motos disponen de sistemas ABS, y la verdad es que funcionan muy bien, sin interferencias excesivas, y con una buena capacidad de frenada. Con dos dedos siempre tienes la potencia adecuada para detenerlas.

Publicidad

Comparativa Deportivas A2, Conclusiones

Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3, ¿cuál es la mejor Supersport 300?

Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3, ¿cuál es la mejor Supersport 300?

Las cuatro son motos realmente divertidas, y para los poseedores de un carnet A2 unas verdaderas maravillas, unas motos que hasta hace poco no estaban disponibles, y que lo están ahora debido a que estos 300-400 cc son precisamente la cilindrada que está triunfando en los mercados más importantes de Extremo Oriente. Para algunos pueden resultar motos algo pequeñas, pero está claro que hablamos de modelos deportivos y además para jóvenes, que en principio tienen todavía intacta su elasticidad. Se trata de un segmento relativamente nuevo, que como demuestra la llegada de la Ninja 400 todavía tiene muchas posibilidades de evolución y expansión. Desde luego una noticia estupenda para esos nuevos usuarios que se van a encontrar con un regalo que algunos de sus antecesores no tuvieron la oportunidad de disfrutar.

Cuatro motos, cuatro conceptos distintos del SSP300

Cuatro motos, cuatro conceptos distintos del SSP300

El mercado ha cambiado, y una de las novedades de los últimos años es la llegada de estas deportivas que empezaron anunciándose como 300, y que llegan en algún caso a los 500 cc. En realidad pasamos de nuestras tradicionales medio litro, que no tenían connotaciones deportivas tan marcadas, a motos más pequeñas y radicales, que venían de los mercados orientales. En realidad esas motos no han desaparecido, y encarnadas por la serie CB500 de Honda, a la que también pertenece la CBR500R, pero las nuevas versiones eran motos más pequeñas, más ligeras y más deportivas.

Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3, curva potencia Dynojet

Potencia y par | Honda CBR500R vs Kawasaki Ninja 400 vs KTM RC 390 vs Yamaha YZF-R3

PRESTACIONES

Honda CBR500R Kawasaki Ninja 400 KTM RC 390 Yamaha YZF-R3

VELOCIDAD

Real/marca 176 / 188 km/h 183 / 192 km/h 174 / 180 km/h 173 / 183 km/h

ACELERACIÓN

0-100 km/h 5,9 s / 98 m 5,0 s / 88 m 5,2 s / 91 m 6.6 s / 105 m
0-400 m 14,4 s / 147 km/h 13,7 s / 152 km/h 13,7 s / 150 km/h 15,1 s / 142 km/h
0-1.000 m 27,8 s / 171 km/h 26,6 s / 177 km/h 26,8 s / 168 km/h 28,7 s / 166 km/h

RECUPERACIÓN

60-100 km/h 6,5 / 146 m 6,7 / 148 m 8,7 / 193 m 9,5 / 203 m
60-140 km/h 14,7 s / 420 m 13,8 s / 385 m 17,9 s / 503 m 21,9 s / 623 m

RENDIMIENTO

Régimen máximo 9.040 rpm 12.200 rpm 10.000 rpm 12.210 rpm
Vel. lineal pistón 20,1 m/s 21,1 m/s 20,0 m/s 18,0 m/s
Rel. peso/potencia 4,4 kg/CV 3,8 kg/CV 3,7 kg/CV 4,4 kg/CV
Potencia específica 93 CV/l 112 CV/l 118 CV/l 122 CV/l

PESO

Peso vacío 182 kg 158 kg 157 kg 160 kg
Peso lleno 194 kg 170 kg 165 kg 171 kg
Reparto (lleno con piloto) 45,2 / 44,8 % 46,3 / 53,7 % 48,8 / 51,2 % 45,5 / 54,5 %

CONSUMO

Medio 4,0 l/100 km 4,4 l/100 km 4,8 l/100 km 3,6 l/100 km
Autonomía 406 km 320 km 203 km 388 km

No hay nada como la competencia para que un sector evolucione, y la respuesta a la Yamaha no se ha hecho esperar por parte de Kawasaki, que a su vez había visto como la YZF-R3 desplazaba a su Ninja 300. En realidad estas dos motos son las que más se marcan una a otra, ya que sus otras dos rivales juegan con un carácter y con unas características distintas. Honda con su CBR500R se desmarca planteando una moto más convencional en lo que se refiere a su utilización. No es tan extrema, ni en su posición de conducción, ni en la forma en que su motor trabaja, ni en las aptitudes deportivas. Al fin y al cabo se trata de una integrante más de la familia CB500, que dispone de modelos de muy distinta orientación.

La KTM no juega a ahondar en la faceta turística como la Honda, es una moto tan deportiva como la Kawasaki y la Yamaha, incluso más en algunos aspectos, pero tiene una estructura muy diferente debido a su motor de un cilindro. Su estructura sigue a pies juntillas los pasos de muchas de sus hermanas, y aunque comparte la fase de otros modelos de la marca, se plantea como una especie de Moto3 de calle, con su motor monocilíndrico de la misma potencia que los de dos cilindros, pero con un carácter más definido que la convierten en una opción distinta.

Publicidad
También te puede interesar

KTM acaba de presentar la arma europea definitiva para atacar los circuitos los campeonato del mundo de Supersport300.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...