Yamaha MT-03, una moto para el carnet A2

Probamos la Yamaha MT-03, una pequeña y atractiva naked para el carnet A2.
Keko Ochoa | Fotos: Yamaha -
Yamaha MT-03, una moto para el carnet A2
Yamaha MT-03, una moto para el carnet A2

Antes de hablar de la nueva Yamaha MT-03, permitidme que os cuente una pequeña historia. La recuerdo como si fuese hoy mismo. Yo trabajaba en una empresa de grúas torre, de esas que se emplean en la construcción y todo el mundo se pregunta cómo es que no se caen cuando levantan toneladas de cemento o ladrillos y lo mueven de un lado a otro con la pluma. Trabajaba de mozo de almacén para tener algún dinerillo mientras estudiaba y estaba locamente enamorado de ella. No, ahora no estoy hablando de la secretaria de quien, por cierto, también me enamoré. Me refiero a la preciosidad que esperaba todos los días en la acera a la salida de mi jornada laboral. Como podéis suponer no me esperaba a mí, era un amor platónico, no correspondido, yo no tenía dinero y ella se iba todos los días con el tío que trabajaba en el banco de la esquina.

En aquellos tiempos la Yamaha RD350 costaba una fortuna para un mozo de almacén y quizá por parecer inalcanzable, estaba loquito por sus hierros. Al salir del trabajo, todos los días me detenía unos minutos frente a ella observándola de arriba abajo. De camino a casa, en el metro, echaba cuentas calculando los días que tendría que trabajar para poder comprarme aquella fastuosa Yamaha. Un buen día, ni corto ni perezoso, decidí entrar al banco para pedir un préstamo. Le dije al cajero que necesitaba 630.000 pesetas para comprarme una moto como la que estaba en la puerta, a lo que el director, que andaba por allí y que resultó ser el propietario de la Yamaha, me miró de soslayo por encima del hombro y esbozó una sonrisa, digamos, sarcástica. Sobra decir que salí del banco sin una peseta y más cabreado que una mona.

Cuento esto porque la sensación inicial que me ha causado esta Yamaha MT-03 me ha transportado a aquellos años cuando apareció la RD350, por aquel entonces también estaba la XS400 con motor de cuatro tiempos, pero ha sido curiosamente la dos tiempos la que ha llenado mi cabeza de recuerdos. Lo que he contado es una historia real y aunque mucho más tarde mi hermano pequeño se compró una RD y la cogí un par de veces, lo cierto es que me quedé con las ganas de comprarme una y hacer mi sueño realidad. En esa época las motos japonesas eran muy caras. Afortunadamente, hoy las motos son mucho más baratas y encima son mucho mejores, más fiables y más seguras, por no hablar de la diversidad de modelos, incluso dentro de una misma marca, como es el caso que nos ocupa.

La Yamaha MT, una superventas

El éxito de la familia MT ha sido rotundo gracias, en gran medida, a unos precios contenidos. Se han vendido más de 66.000 unidades entre la Yamaha MT-125, la Yamaha MT-07 y la Yamaha MT-09 desde su lanzamiento mundial hace dos años y en Yamaha han querido que los jóvenes con el A2 en el bolsillo puedan ir subiendo de cilindrada de forma escalonada llegando así, la familia MT, a todos los públicos. El salto de la Yamaha MT-125 a la Yamaha MT-07 era demasiado grande en todos los aspectos, y esta MT-03 viene a cubrir ese hueco que existía en su catálogo.

La Yamaha MT-03 es una moto compacta, ligera y ágil. Su motor de dos cilindros paralelos cubica 321 cc y desarrolla una potencia de 42 CV, sólo unos pocos menos de lo que rendiría una Yamaha MT-07 capada para el A2, pero con la ventaja, eso sí, de pesar solo 168 kg.

La agilidad es una de las virtudes que se pone de manifiesto nada más subirte a la moto y que corroborarás al ponerte en movimiento sorteando el tráfico de la ciudad con una fluidez sorprendente. Una vez dejados atrás los semáforos de la urbe, llega la hora de la diversión. Tengo que reconocer que tenía mis dudas sobre el rendimiento del pequeño motor paralelo, pero la verdad es que me ha sorprendido gratamente.

La respuesta al puño de gas es suave y lineal gracias a la inyección. Aunque estamos hablando de solo 321 cc, el par que desarrollan sus dos cilindros paralelos permite aperturas de gas en sexta velocidad desde solo 3.000 rpm. Si tu forma de conducir es suave y relajada, podrás ir siempre en marchas largas sin tirones ni toses desagradables, pero si lo que pretendes es buscar «the dark side of Japan» (el lado oscuro de Japón), tiene potencia más que suficiente para pasártelo en grande y encontrar ese lado oscuro apurando las frenadas con un solo disco de freno delantero de 298 mm y su pinza de doble pistón con ABS de serie. El motor sube bien de vueltas a lo largo de toda la gama, pero es entre las 9.000 y las 11.000 rpm donde se produce una brillante «patada» que te incita a jugar con el cambio para mantener el motor en esa «zona de juego». Nada más tocar esas 11.000 rpm, la luz de sobrerrégimen del tablero te avisará de que llegas al corte de encendido, situado pasadas las 12.000 rpm.

Yamaha MT-03, la hermana pequeña de la Yamaha MT-07

La parte ciclo acompaña al buen comportamiento general de la moto. Se ha buscado un centrado de masas desplazado hacia la parte delantera de la moto siguiendo el diseño de la saga Yamaha MT. El chasis es de acero con estructura de diamante con una horquilla convencional de 41 mm y una suspensión trasera monocross con el basculante alargado respecto al de su hermana la R3. Los tarados son algo menos rígidos que ésta, pero aún así se muestran firmes y aguantan sin descomponerse cuando se va rápido. A la bonita óptica delantera hay que sumarle un piloto trasero de LED. La información del panel de instrumentos es muy completa, con un cuentavueltas analógico suplementado con una pantalla LCD de fácil lectura que te informa de la marcha engranada, temperatura del agua, nivel de gasolina, consumos, trip, hora, etc.

En definitiva, estamos ante una nueva hermana menor de la superventas Yamaha MT-07, de la que creemos ha heredado ese gen que te puede llevar a encontrar el lado oscuro. Como decía anteriormente, el ajustado precio final ha contribuido al éxito de ventas de las Yamaha MT y en el caso de que quieras comprarte una 03, solo tendrás que reunir 4.999 €.

Hoy, en la presentación a la prensa europea de esta Yamaha MT-03, lo primero que me ha venido a la mente ha sido aquella RD aparcada en la acera de la calle Hermanos Machado. Ha llovido desde entonces, yo ya no soy un quinceañero, soy todo un cuarentón y cientos de motos han pasado por mis manos, pero por un día me he puesto en la piel del chaval que fui y he disfrutado como lo hubiera hecho hace 30 años si aquel banquero engreído me hubiera dado el puñetero préstamo.

También te puede interesar

Suzuki SV650, una SV actualizada y una Gladius modificada

Honda CB500F 2016, una naked muy mejorada

Ducati Hypermotard 939, la supermoto italiana ahora más civilizada

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Entre la depresión del Tajo y las llanuras de La Mancha se alza una pequeña barrera m...

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...