BMW R 1200 RT

Ver y sentir. Comparativa turismo. La R 1200 RT fabricada BMW llegó al mercado en 2005. Desde entonces se ha mantenido sin cambios, aunque según lo que nos ha demostrado en esta prueba, parece no necesitarlos.
Víctor Gancedo/José Benavente -
BMW R 1200 RT
BMW R 1200 RT

La R 1200 RT mejoró los puntos fl acos de la anterior R 1150 RT. Especialmente fue optimizada en el apartado de prestaciones, dado que el anterior bóxer de 1.130 cc declaraba apenas 95 CV y ahora, con 1.170 cc, ya declara 110 CV. Con esta potencia es la que consigue un menor rendimiento entre las tres motos de esta comparativa, pero a pesar de ello y de su aspecto voluminoso, es la que más nos ha gustado en líneas generales.

La R 1200 RT es la que emplea unas soluciones más particulares, pero curiosamente es con la que más rápido te familiarizas. En seguida te sientes cómodo a sus mandos y sorprende por la enorme confi anza que te transmite su tren delantero en apoyos fuertes en curva. En nuestra báscula, la unidad probada, cargada de extras, ha alcanzado los 277 kg en orden de marcha, pero en la práctica, muchos de esos «kilos» parecen desaparecer, y aparte de que posee una agilidad sorprendente para su peso, su paso por curva es rápido y además demuestra un aplomo imperturbable a alta velocidad, superando las irregularidades del asfalto sin prácticamente inmutarse. Su motor bóxer es el menos potente de esta comparativa, pero la conexión entre el puño del acelerador y la rueda trasera es realmente directa. Esto, unido a la contundente respuesta que posee a medio régimen, supone que sus 108 CV verifi cados cundan mucho. En esta comparativa ha quedado claro que su rendimiento es inferior al de sus rivales, pero a pesar de todo mantiene el ritmo de éstas siempre que aprovechemos su buen paso por curva y no vayamos buscando los límites.

«El comportamiento de la R 1200 RT es realmente sorprendente para su peso y volumen. El tren delantero te inspira mucha confianza en apoyos fuertes y el equipo de frenos también responde con energía en momentos de grandes exigencias. La protección, el confort de marcha y el equipamiento son también aspectos sobresalientes en esta BMW. Su capacidad de carga es la mejor gracias a que sus maletas son las más grandes.»

Su funcionamiento es un poco más trepidante y rumoroso que el de la Triumph o la Yamaha, y nos transmite ciertas vibraciones a bajo régimen, pero a medida que aumentamos el ritmo se va tornando más suave, obsequiándonos con un confort de marcha sobresaliente. Su ergonomía es muy natural, con un asiento realmente cómodo y un frontal que te protege como ningún otro. Además, la pantalla se puede regular pulsando un botón con el pulgar izquierdo, de modo que podemos elegir el grado de protección de acuerdo también al ritmo que deseemos mantener. Por otro lado, el asiento también se puede regular en dos posiciones, así que podemos sentirnos realmente cómodos a los mandos de esta alemana. Mandos, por cierto, que tienen también sus particularidades y requieren un cierto periodo de adaptación. Además, y como en la unidad probada en estas páginas, desde ellos también se pueden controlar elementos opcionales varios, como el piloto automático, el control de tracción, el tarado de las suspensiones (ESA), el ordenador de abordo o la temperatura de los puños y de los asientos calefactables. Todo un lujo de detalles. Su peso real sólo lo percibes a la hora de maniobrar en parado o a baja velocidad, porque una vez en marcha se muestra incluso ágil y muy precisa de dirección. Otro aspecto sobresaliente son su frenos. Éstos se muestran potentes y dosifi cables y además no interfi eren demasiado en el comportamiento del tren delantero. Como ya hemos comprobado en anteriores ocasiones, el Telelever delantero es un gran invento en motos de peso como esta R 1200 RT.

Y si el comportamiento, la protección y el confort de marcha son sobresalientes, no nos olvidemos de su grandísima autonomía. A ritmos tranquilos, gracias los 27 litros de capacidad de su depósito, podemos llegar recorrer en torno a 400 kilómetros. Una buena cifra si eres de esos ruteros a los que no les gusta detenerse demasiado.

LAS CLAVES

La R 1200 RT, como buena BMW, utiliza soluciones muy particulares, empezando por el motor de dos cilindros bóxer de 1.170 cc y refrigeración por aire. La suspensión delantera con Telelever o el tren trasero con Paralever y cardan, son aspectos que la distinguen de sus compañeras de comparativa. A pesar de su gran volumen y de su peso generoso (277 kg en orden de marcha), su conducción es sorprendentemente fácil. El equipamiento de serie es realmente completo, teniendo en cuenta que incorpora pantalla regulable, maletas y frenada ABS Integral. Además la lista de extras disponibles para ella es muy larga.

Galería relacionada

BMW R 1200 RT

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

En la pasada edición de Motociclismo Rally Ávila, seis inscritos tuvieron la oportuni...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...