Prueba de la Ducati Monster 1200 R

Ya hemos probado la nueva Ducati Monster 1200 R, una nueva versión de su súper naked que da un paso más en su carácter deportivo.
Óscar Pena. Fotos: Ducati -
Prueba de la Ducati Monster 1200 R
Prueba de la Ducati Monster 1200 R

Ducati da vida a su naked más potente jamás fabricada, la Monster 1200. Y la adereza con precisas mejoras en su parte ciclo y un «restiling» que hace de su silueta una todavía más cautivadora.  Así, el conocido motor bicilíndrico 'Testastretta a 11º' de la marca italiana se mantiene, pero  aumenta la compresión, se incorporan unos nuevos cuerpos de inyección, colectores de escape más gordos, que pasan de 50 mm a 58 mm, y silenciadores pentagonales de menor tamaño. Con todo, se declara un 10 por cien de incremento de potencia, y un 5, 5 de par, situándose las cifras de potencia en 160 CV y 13,4 kgm. Y todo ello reduciendo ostensiblemente los índices sonoros para adaptarse a la normativa euro4.

Por otro lado, mantiene su completísimo paquete electrónico, con el Ducati Safety Pack (con ABS y control de tracción), además de los tres modos de motor (sport, touring y urban), totalmente personalizables. 

Estéticamente la Ducati Monster 1200 R también ha sido rediseñada, y encuentra en las formas minimalistas de la zaga unas líneas más atractivas y compactas. Dinámicamente es donde más se aprecian los cambios. Y todo ello gracias a las suspensiones Öhlins  reajustadas, la altura libre al suelo que se aumenta en 15 mm, favoreciendo un ángulo de inclinación de hasta 50º, y el amortiguador de dirección regulable montado de serie.

Los estribos mecanizados son inéditos y te confieren una total libertad de movimientos, y los frenos son los mismos de la Panigale, con bomba radial y pinzas Brembo M50. Para rematar el trabajo, las llantas son Marchesini forjadas, lo que favorece la agilidad y ligereza del conjunto sin detrimento de una excelente estabilidad.

Prueba con la Ducati Monster 1200 R

La primera toma de contacto de la nueva Ducati Monster 1200 R la hemos realizado en el excitante circuito de Ascari, Ronda. Maniobrando en parado la moto se percibe más alta que las versiones estándar y S. El asiento no es regulable en altura y no hay de momento uno opcional más bajito. Sea como fuere, no es algo exagerado y no tiene porqué ser un factor negativo, sólo hay que tener cuidado con los colectores de escape al apoyar los pies en el suelo, al transcurrir estos por el lado derecho. La  posición de conducción es deportiva pero no extrema, y proporciona un perfecto control sobre el conjunto.

Rodando en circuito aprecias la calidad de sus suspensiones, y agradeces la mayor altura libre al suelo. La moto es larga, lo que favorece mucho la estabilidad en curvas rápidas. Pero también es ágil, y muy noble, lo que te ayuda a hacer transiciones con precisión y rapidez. Para mitigar los movimientos del tren delantero a la hora de aplicar toda la potencia, y dado que siendo una naked no cargas tanto peso delante, encontramos en el amortiguador de dirección regulable  un aliado incuestionable e imprescindible. Y para garantizar la mejor tracción, la Monster 1200 R calza un gran neumático Pirelli Supercorsa SC en medida  200/55-17”.

Para rematar la parte ciclo, destaca trabajo intachable de su equipo de frenos. Trabaja con constancia todas y cada una de las vueltas sin dar signos de fatiga o debilidad. El tacto ofrecido por la bomba radial Brembo es exquisita, y la potencia de sus pinzas M50 inigualable.

Motor de la Ducati Monster 1200 R

Son 160 CV los declarados por el fabricante. 15 CV más que en las versiones S y estándar.  El motor a bajas revoluciones trabaja con suavidad, sin coceos ni tirones, y la entrega es realmente progresiva. La contundencia se da cuando roscas con fuerza el puño del gas, y ahí están el control de tracción y los modos de motor  para hacerte disfrutar al máximo con el mínimo esfuerzo y riesgo. Hasta el punto de echar de menos más potencia.

Impresión dada también por el buen comportamiento de la parte ciclo. La caja de cambios tiene un escalonamiento en el que las primeras velocidades son cerradas, para contar con una cuarta, quinta y especialmente sexta marcha realmente largas. Rasgo este característico de los motores de Ducati, lo que sí se echa en falta es un «quick sifther» o cambio semiautomático para subir marchas. Un detalle que dada la exclusividad del modelo habría sido muy apropiada.

Sea como fuere Monster 1200 R es tan exclusiva como excitante, y se nos antoja va a ser una de las grandes protagonistas entre las súper naked.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

En la pasada edición de Motociclismo Rally Ávila, seis inscritos tuvieron la oportuni...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...