KTM 950 Supermoto R

El arma definitiva. KTM propone una fantástica alternativa con su nueva 950 Supermoto R. Tremendamente efectiva, sin duda, es «La Moto» para saborear la diversión sobre dos ruedas.
Motociclismo -
KTM 950 Supermoto R
KTM 950 Supermoto R

Texto: Óscar Pena
Fotos: Jaime de Diego

Con la nueva KTM 950 Supermoto R eres el amo de la carretera, sin necesidad de tener 150 CV bajo el trasero. Me explico. Normalmente sentimos ese pequeño halo de superioridad frente a los vehículos de cuatro ruedas y motos «menores» cuando circulamos con una poderosa «mil», por poner un ejemplo. ¡Hay, amigo!, pero cuando lo haces sobre esta Supermoto de KTM, te ocurre lo mismo multiplicado por dos, dependiendo de por qué carreteras transites.

Claro, a «todo cisco» en autopista y nacionales las primeras machacan, pero si te gusta divertirte sin jugarte todos tus puntos en una sola partida, y prefieres zonas de montaña y similares para explayar tu arte sobre las dos ruedas, te presentamos el arma definitiva.

¡Boom!
El comportamiento de la KTM 950 Supermoto R es sobresaliente a todos los niveles, y la verdad es que muy pocas pegas se le pueden poner. Por no poner, ni si quiera se la puede tachar de «gastona», pese a ir alimentada por carburadores, ya que en el transcurso de la prueba apenas llegó a los 7,1 litros cada 100 km.

Precisamente porque no cuenta con inyección, el tacto del motor de dos cilindros en paralelo refrigerado por agua es algo más explosivo de lo que últimamente estamos acostumbrados, más directo en un primer golpe de gas. Por otro lado, empuja de maravilla a cualquier régimen. Es suave si lo tratas con delicadeza, y una bestia si lo haces sin miramientos.

Quizá algunos echen de menos algo más de potencia en determinadas circunstancias, producto del buen comportamiento de la parte ciclo, que te pide más que esos 99 CV reales obtenidos en el banco de potencia. Sin embargo, a la hora de rodar al límite en autopista son más que suficiente, y vemos cómo la KTM 950 Supermoto R sobrepasa la barrera de los 200 km/h con suma facilidad, aun careciendo de protección aerodinámica alguna. Además, pueden llegar a producirse algunos balanceos que te dejan entrever que la potencia que tiene es la justa, ni más ni menos.

El resto de componentes asociados al motor están a la altura que se espera. El cambio es preciso y rápido, con las primeras velocidades cortas, consiguiendo una fuerte aceleración y excelentes recuperaciones, siendo más largas las últimas marchas, especialmente la sexta, que es perfecta para rodar en autopista a ritmos interesantes sin necesidad de que el motor vaya muy revolucionado. El embrague es por su parte suave, y el sordo traqueteo emanado por los tubos de escape te incita a la acción.

Al ataque
La KTM 950 Supermoto R es una moto radical por concepto, pero en la práctica puedes usarla a diario sin problemas, y eso sin ser muy alto, pues llegas más o menos bien al suelo. A los mandos y a la vista es más pequeña y estrecha que su hermana, la 950 Supermoto estándar, además de más ágil y manejable.

Puedes circular entre el tráfico sin dificultades, y te vas a divertir como el que más. Eso sí, no es tan confortable como aquella, lógicamente ni por asiento, que es tirando a durillo y más estrecho para adoptar una postura «al ataque»; ni por posición de conducción, ya que circulas bastante erguido y expuesto completamente al viento; ni por tacto duro de suspensiones, que merecen una mención especial.

Están firmadas por WP, son regulables en tres vías y su comportamiento es excelente. Mantienen a la KTM 950 Supermoto R siempre en su sitio, otorgándole una gran sensación de seguridad y una gran rapidez de reacciones. Gracias a ello puedes ir aumentando el ritmo en cada curva y suele ocurrir que tengas la sensación de haber podido apurar un poco más aún dentro de los márgenes de seguridad. Un 10 por tanto para la masiva horquilla de 48 mm de diámetro de barras, así como para su equipo de frenos, de potencia ilimitada y tacto difícilmente mejorable.

Acelerando con contundencia en marchas cortas la KTM 950 Supermoto R tiende a levantar la rueda delantera con suma facilidad. Y lo hace de manera muy noble, sin latigazos que te pongan en apuros. No obstante, para los más «bestias» no estaría mal montar un pequeño amortiguador de dirección.

Por otro lado, también destaca por su homogeneidad, estabilidad y facilidad de rectificación de la trazada dentro de la curva (el manillar alto y la estrechez del conjunto son esenciales en esta percepción). Seguro que es tremendamente divertida y efectiva en circuito, y no sólo ratoneros para supermotard, sino también en grandes circuitos de velocidad.

En conclusión, si quieres una moto tan divertida y efectiva como la que más, con la potencia justa para no ir «volando» por la vida, y muy capaz en diversos ambientes, la KTM 950 Supermoto R es la moto de tus sueños.Si quieres ver la videoprueba de esta moto sólo tienes que pulsar sobre el siguiente enlace: KTM 950 Supermoto R - Videos Motociclismo

Galería relacionada

KTM 950 Supermoto R

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

En la pasada edición de Motociclismo Rally Ávila, seis inscritos tuvieron la oportuni...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...