Objetivo 100.000: Suzuki GSX 750 F

Para mí la moto es una manera de evadir mi mente, de viajar y descubrir paisajes, y cómo no, de conocer a mucha gente. No hay nada como dar un rulo con la Suzuki GSX 750 F el sábado por la mañana. Nada me desestresa más.

Rubén Gómez Franco -
Objetivo 100.000: Suzuki GSX 750 F
Objetivo 100.000: Suzuki GSX 750 F

No se me olvida mi primer viaje con ella. Me fui a ver a mi hermano, que estaba viviendo en Candeleda. Fueron 665 km del tirón en un mismo día, y cuando llegué estaba molido. No tenía ni costumbre y me tensaba mucho en las curvas. Una de las rutas que repito y mucho, es la de Badajoz-Alcántara. La suelo hacer solo, a mi ritmo, que no suele ser muy rápido, para poder disfrutar de las curvas a mi aire. Es una ruta que me conozco de memoria y disfruto mucho de ella, además hay bonitos paisajes, desde San Vicente a Salorino uso una carretera secundaria y llega un momento en que la carretera se convierte en una pista afirmada de 4 metros con unas bonitas encinas a ambos lados que la convierten en una especie de túnel. En invierno, debido a la sombra que dan las encinas, no se llega a secar nunca la calzada. Cuando se llega a Alcántara, hay un precioso paisaje, un puente, una presa y un mirador desde el que se ve casi todo el pueblo y la presa con mucho detalle.

Con la GSX sólo tuve un accidente, un toque de nada. Fue en ciudad, un viernes antes del GP de Jerez. Venía de cambiar la rueda delantera, llevaba una semana muy movida y tenía mucho sueño, y en un ceda el paso me despisté y aunque frené y el coche también, nos tocamos un poco y no pude sujetar el peso de la moto y acabé tumbado. Tan sólo rompí la quilla y doblé el contrapeso del manillar, vamos que el sábado salí tarde, pero llegué a Jerez, que fue lo importante. Eso sí, como salí con prisas, se me olvidó la tienda de campaña y tuve que improvisar una con cinta americana y un toldo de plástico.

Otro accidente, del que aprendí y mucho, fue un fatídico fin de semana. Fue una salida de sábado, era la tercera vez que salía con un grupo que acababa de conocer a través de un compañero de un curso de AutoCAD. Salimos por la N-435, que es la carretera con curvas más cercana. Veníamos de vuelta, y empezaron a apretar el ritmo y yo me quedé descolgado. Empecé a ver coches parados y los que venían de frente me hacía ráfagas; luego vi a dos de las motos del grupo paradas. La moto que faltaba estaba desintegrada y el muchacho estaba tumbado en la cuneta. Rápidamente me paré y ayudé a realizarle los primeros auxilios a una pareja de médicos que pasaban por allí, pero por mucho que hicieron, falleció. Esas cosas nunca se olvidan. La carretera no es una pista de carreras, sino una vía de comunicación.

Siempre he intentado darle mi toque personal a la moto, algunas piezas las he pintado yo mismo, como el asa de la parte trasera, el caballete central y el lateral. Mi último trabajo, ha sido renovar el guardacadena con chapa, lo plegaron en una herrería y lo pinté con espray.

Otro viaje que no se me olvida, fue con mi colega manu, de Huelva. Fuimos a Jerez y nos quedamos en una casa de playa alquilada por una prima suya. No veas cómo me reí cuando no se le ocurre otra cosa que aparcar su moto delante de la mía, era terreno arenoso, tipo playa, y empezó a acelerar hasta clavar la rueda trasera, pero claro, detrás estaba yo, hasta las orejas de arena. Fue un viaje estupendo, en un fin de semana, pero lo gracioso ocurrió en el viaje de vuelta. Mi amiga, llevaba la mochila a la espalda. Con los kilómetros el peso del pitón se fue abriendo la cremallera, y de repente, vi por el retrovisor algo azul ondeando a modo de bandera; era la toalla. Paramos, y todo lo que había dentro de la mochila había acabado desperdigado por la autovía. Tuvimos que hacer tres veces el cambio de sentido para recuperar mis cosas, y digo mis cosas, porque de ella no se recuperó casi nada.

Otra ocasión fue, cuando fui a probar una BMW K 1200 R al Circuito de Jerez. No veas qué diferencia, me lo pasé en grande rodando en un circuito profesional, fue inolvidable. Mi última experiencia, fue la 30ª edición de la concentración de Faro, en 2011, disfruté un montón, sobre todo por la compañía de mis amigos de Sektor Belloto, el mejor foro de motos que se puede encontrar. Quise compartir mi Objetivo 100.000 km con ellos, lo preparé un poco y quise que formaran parte de ese día, he cumplido 100.000 y espero poder cumplir otros 100.000 en compañía de ellos. Espero que nunca me fallen, como hasta la fecha nunca lo ha hecho mi moto. Es incansable, no será tan moderna y dinámica como los modelos actuales, pero he de reconocer que le he cogido cariño, tiene ese algo especial, mi primera moto grande.

Rubén Gómez Franco
Edad: 34 años
Profesión: Técnico en Prevención de Riesgos Laborales. I.T.I.
Lugar de residencia: Badajoz.
Mi mejor ruta: Badajoz-Candeleda, todo por nacional hasta llegar a Ávila.
Km actuales de la moto: 101.358 km.
Consumo medio (aprox.): 6,9 L/100 km.
Lo que más me gusta de ella: Su tamaño, se adapta perfectamente a mi altura y compostura física, además ofrece una protección aerodinámica impresionante.
Lo que mejoraría: Sus frenos.
Próximo objetivo: Badajoz-Huelva-Cádiz-Costa atlántica de Portugal-Lisboa-Badajoz.

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...