Qué moto comprar: Deportivas 1000

Guía de compra. El segmento de las motos deportivas de 1000 cc se mantiene más vivo que nunca, con modelos representativos de las principales marcas.
Motociclismo.es -
Qué moto comprar: Deportivas 1000
Qué moto comprar: Deportivas 1000

Aprilia RSV 4 RF

La nueva RSV4 RR/RF es una moto de comportamiento sensacional. Desde su aparición en 2009, la RSV4 nos ha impresionado por su compacidad, estabilidad, solidez del tren delantero y en general enorme estabilidad en cualquier circunstancia. Ahora, en la forma de su nuevo modelo 2015, estas impresiones se magnifican, y va dos pasos más allá al complementarse con un motor de cuatro cilindros en V4 que rinde la friolera de 25 CV más que su predecesor, lo que le sitúa en 185 CV verificados alrededor de las 13.000 rpm.

En línea con sus más directas competidoras, y con ello, se convierte en un arma letal en pista. La herencia de la actual campeona del mundo de SBK es innegable, y la evolución tecnológica y electrónica queda perfectamente plasmada en el nuevo modelo, que se desdobla en tres versiones: RR, con suspensiones Sachs; Race Pack, con suspensiones Öhlins y llantas forjadas; y RF, igual a la anterior, pero con una decoración especial denominada «Superpole» que cuenta además con una placa numerada en la tija con serie limitada a 500 unidades.

Todas ellas equipan el mismo motor, una potente ECU, y la exclusiva electrónica APRC (Aprilia Performance Ride Control), con control de tracción regulable en ocho posiciones sobre la marcha con unas prácticas y sencillas levas localizadas en la piña izquierda; control de lanzamiento para salidas desde parado; «antiwheelie»; «quickshifter» para subir velocidades de tacto exquisito (no incorpora sistema para bajar marchas sin embragar como la BMW y Ducati); y tres modos de motor (Sport, Track y Race), cuya potencia es similar, aunque el tacto del gas, exquisito y muy preciso en cualquiera de ellos, cambia ligeramente. También lo hace la actuación del freno motor, que ahora es menos intrusivo en el modo Race, muy al gusto de los pilotos «amateur» y profesionales.

Publicidad

BMW S 1000 RR

Desde su aparición allá por el 2009, la BMW S 1000 RR ha demostrado ser la SBK de calle más eficaz y poderosa en el cuadrilátero. La desbordante potencia de su cuatro cilindros en línea, acompañada de una electrónica de vanguardia y una parte ciclo exigente, pero eficaz y muy excitante, la han convertido en la moto favorita de los amantes de RR que se animan a ir cada fin de semana a rodar a circuito o realizar carreras «amateur». Jamás ha encontrado rival en las listas de venta y en el banco de potencia, aunque sí en la pista, cuando el resto de competidoras se arma de accesorios opcionales y preparaciones que las igualan a la moto alemana.

En su versión 2015, la S 1000 RR dulcifica ligeramente su comportamiento motriz, con mejores medios, gana en estabilidad y firmeza en el tren delantero, e incorpora algunos componentes electrónicos nuevos. Amén de ganar un par de caballos de potencia máxima extra. Para ello se efectúan retoques en chasis y suspensiones, rediseñan algunos componentes internos del motor, y se incorporan algunos «gadgets» además de componentes de la exclusiva HP4. Destacan de ella los tres modos de motor de serie más otros dos opcionales, su control de tracción DTC regulable sobre la marcha en 14 posiciones, y las suspensiones electrónicas DDC (Control Dinámico de suspensión). Y como gran novedad este año, también el asistente de cambio de marchas Pro, que permite al conductor subir o bajar de marcha sin utilizar el embrague.

Publicidad

Ducati 1299 Panigale S

Ducati ha decidido aumentar la cilindrada de su SBK, que pasa de 1.199 cc a 1.299 cc. Tanto en su versión «estándar» como S (suspensiones Öhlins electrónicas en lugar de Sach y mejores frenos). Y deja la exclusiva «R» con la cilindrada anterior para mantener un modelo homologado para correr. El incremento de cubicaje implica también de prestaciones, y el hecho es que le ha sentado de maravilla al bicilíndrico de Bolonia. Despliega un poderío brutal a medio y bajo régimen de giro. Muy por encima de sus rivales. Hasta 20 CV más que la Yamaha R1 a 7.000 rpm, por poner un ejemplo. Esto exige un pilotaje decidido y contundente, sin concesiones, para aprovechar todas sus virtudes. Entre ellas destacan la agilidad, precisión, y tremenda estabilidad del tren delantero a la hora de abordar frenadas y virajes.

Su particular chasis monocasco en aluminio con motor portante tienen mucho que ver en ello. En aceleraciones la puesta a punto es importante, para evitar movimientos del tren trasero porque el amortiguador puede llegar a ceder frente al empuje bestial del motor. En cuanto a su equipamiento, y al igual que sus más modernas rivales, no le falta de nada. Utiliza la plataforma inercial IMU de Bosch, con control de tracción regulable, anticaballito, regulación de freno motor, ABS 9.1 MP, etc.

Publicidad

Honda CBR1000RR Fireblade SP

Honda tiene pendiente la renovación de su modelo de SBK, aunque mientras esperamos ha lanzado la RC213V-S (ficha técnica y precio). En 2013 lanzó la versión SP, que equipada con suspensiones Öhlins y pinzas Brembo M40, ganó ostensiblemente en su comportamiento deportivo. La decoración también la distingue frente al modelo estándar. La CBR1000RR se caracteriza por ser una moto muy neutra de chasis, con una entrega de potencia muy lineal y progresiva. Le falta un poco de pegada arriba en comparación con sus rivales, y aunque equipa ABS deportivo, también se echa en falta mayor equipamiento electrónico (control de tracción, modos de motor...).

Publicidad

Kawasaki ZX-10R Ninja

En su última versión, aparecida en 2011, la Kawasaki ZX-10R cambió de arriba a abajo. El doble viga de aluminio aloja un amortiguador horizontal y una horquilla Showa BPF. El amortiguador de dirección es Öhlins. Su tetracilíndrico en línea es el más potente de las japonesas, además tiene dos modos de potencia y tres de control de tracción. Los frenos están protagonizados por un equipo Tokico radial y hay una versión con el ABS deportivo de Bosch. Desde que la ZX-10R llegase en 2011 se ha convertido en la superbike japonesa más moderna y efectiva en circuito. La culpa de ello lo tienen las elevadas prestaciones de su motor, con 178 CV reales, y el control de tracción. El control de tracción «predictivo» de Kawasaki es excelente si no eres demasiado brusco con el gas, ya que si lo haces te deja derrapar mucho. Los frenos y suspensiones funcionan muy bien. En nuestro Master Bike 2012, la Kawasaki ZX-10R fue la más rápida entre todas las japonesas. Puede presumir de ser una gran superbike, compacta, ligera y potente, y sobre todo muy excitante al pilotar.

Publicidad

Kawasaki Ninja H2

Las Ninja H2 y la H2R han llegado para demostrar el potencial de Kawasaki y para romper records. La H2 es la versión homologada para la calle con 200 CV.

Publicidad

KTM RC8 1190 R

La KTM RC8 1190 R lleva ya unas cuantas temporadas en nuestro mercado sin experimentar modificaciones. Esto ha provocado que quede rezagada a nivel de equipamiento y prestaciones, con respecto a sus rivales. No obstante, ofrece algunos excelentes argumentos. Su parte ciclo brilla con luz propia, ofreciendo una estabilidad intachable y una frenada consistente. El propulsor empuja con fuerza desde muy abajo,y muere antes que el de sus rivales. Se agradecería, para extraerle todo su poderío, un sistema de control de tracción como el de la versión súper naked.

Publicidad

MV Agusta F4 1000 RR

La F4 es la radical superbike de MV Agusta. Se desdoble en tres versiones «de serie», y una especial para circuito, denominada RC, que ha sido específicamente fabricada para cumplir con las especificaciones técnicas necesarias para competir en el Mundial de SBK. Todas ellas se caracterizan por un tacto rudo, pero extremadamente efectivo, con partes ciclo muy rígidas y absolutamente de competición. Sus propulsores destacan por su gran potencia y pegada, con unos medios sensacionales, y excelente dotación electrónica, con el sistema integrado MVICS (Motor & Vehicle Integrated Control System).

Publicidad

Suzuki GSX-R1000

La Suzuki GSX-R1000 es una moto que no cambia en 2015 salvo en su decoración, y técnicamente no lo hace desde 2011, cuando incorporó horquilla BPF y pinzas de freno Brembo. El resto de componentes no cambia desde 2008. 

Publicidad

Yamaha YZF-R1

La superbike más esperada del momento es esta atractiva e impactante Yamaha YZF-R1, que se desdobla en dos versiones, una estándar y una M con suspensiones electrónicas Öhlins. La marca de Iwata llevaba tiempo preparando su estreno, y no ha defraudado. El propulsor de tipo «crossplane» desarrolla una prestaciones excelentes, y carece de las inercias y el peso elevado de antaño. Además está perfectamente asistido por la plataforma inercial IMU. A nivel de parte ciclo es una moto sin fisuras. Es ágil, estable, sólida en frenadas y muy progresiva en aceleraciones. Una moto difícil de batir sin duda.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...