Suzuki DL 650 VStrom

Suzuki DL 650 VStrom: Deliciosa. Cuando un plato te deja un buen sabor de boca independientemente de sus ingredientes, se dice que es delicioso. La Suzuki V-Strom 650 es un plato sencillo, pero la exacta medida aplicada por Suzuki de sus ingredientes consigue que ofrezca un exquisito y agradable "sabor".
Victor Gancedo -
Suzuki DL 650 VStrom
Suzuki DL 650 VStrom

Muchas veces nos preguntamos por qué unas motos triunfan en el mercado y otras no consiguen ese éxito a pesar de ofrecer los ingredientes a priori necesarios para alcanzar la gloria. Últimamente el mercado está dividido en segmentos perfectamente delimitados y cada vez está más diversificado. Esto equivale a decir que hay más modelos que quieren tomar parte en el reparto del "pastel" y cuesta mucho tomar una buena porción de él. Siempre han existido modelos que lo han intentado una y otra vez, y a pesar de ello no han pasado de unas cifras de ventas muy discretas. Otros, en cambio, parecen haber nacido con esa ansiada "estrella", y nada más llegar consiguen acaparar la atención de muchos clientes potenciales que al final caen en la tentación de sus encantos.

Últimamente, y a pesar de los esfuerzos denodados de los fabricantes, no han llegado modelos al mercado que hayan despuntado rápidamente y se hayan desmarcado de la competencia como en su día hiciesen la Honda CBR 600 F entre 1991 y 1994 o la BMW F 650 entre 1994 y 1997, por citar dos ejemplos de dos de los segmentos más populares. El motivo está claro y es que las diversas posibilidades que encontramos en cada segmento cada vez se asemejan más entre sí y la elección, por lo tanto, se diversifica más.

Nacida con estrella

Después de más de dos años especulándose acerca de su llegada, Suzuki por fin ha decidido poner en el mercado una trail media propulsada por el conocido bicilíndrico encargado de dar vida a las Suzuki SV 650 durante los últimos cinco años. A las bondades de este agradable y potente motor de dos cilindros en «V» a 90º, Suzuki ha añadido un concepto de moto que ya conocíamos por la medio de la Suzuki VStrom 1000 y que en su nueva versión más "pequeña" reúne todos los ingredientes necesarios para ser una superventas. La nueva Suzuki DL 650 VStrom es de esas motos que nacen con estrella. A un precio ajustado y accesible se le añaden otros múltiples y necesarios factores para saborear las mieles del triunfo.

La pequeña de las Suzuki VStrom es una moto sencilla de planteamientos, pero increíblemente agradable de utilizar y no menos sorprendentemente efectiva, y que sin ofrecer un rendimiento desbordante, es un modelo que permite ser aprovechado al máximo y del que te bajas con una sonrisa en los labios. Como Suzuki bien anuncia en su dossier, nuestra protagonista es una moto rutera y deportiva al mismo tiempo, a lo que yo añadiría los calificativos de práctica y agradecida.

Es una trail muy especial a la que es muy difícil encontrarle defectos que no sean meramente estéticos o de formas. Pero es que Suzuki ha combinado en ella una serie de características -o virtudes diría yo-, que de otro modo que no sea este resultan muy difíciles de agrupar. Desde el momento que te sientas sobre su bajo y confortable asiento y pones su motor en marcha, la Suzuki VStrom 650 se muestra natural y dulce.

Todos sus aspectos vitales han sido perfectamente pulidos y nada es producto de la casualidad. Su manillar alto te permite acoplarte a ella con facilidad y a pesar de que se siente larga y de que en nuestra báscula ha llegado a los 200 kg sin gasolina, se maneja con mucha facilidad en maniobras a baja velocidad. El tacto suave de su embrague y la respuesta progresiva de su propulsor -directamente proporcional al puño del acelerador- contribuyen a que mantener el equilibrio con los pies sobre sus estriberas a prácticamente 1 km/h sea una tarea sencilla para la mayoría. Su propulsor bicilíndrico nos obsequia con una respuesta muy enérgica desde muy abajo y comparable a la de un monocilíndrico, pero en su caso no hay traqueteos, ni brusquedades.

Todo en él es suave, desde el accionamiento del cambio, hasta su rumorosidad mecánica. Pero si su respuesta a bajo régimen es comparable a la de un «mono» de su misma cilindrada, a medio y alto régimen es claramente superior, ofreciendo una banda de una utilización mucho más amplia y que llega hasta superar las 10.000 rpm reales o las 10.500 rpm de aguja en su cuentarrevoluciones, cifra donde nos encontramos con la banda roja y que resulta totalmente impensable para un monocilíndrico. Por buscarle similitudes en el mercado, las Suzuki VStrom sólo es comparable a la incombustible Honda Transalp, propulsada también por un "bi" de características similares, pero en su caso, los 53 CV que ha llegado ha rendir en nuestro banco se alejan mucho de los más de 68 CV que ha conseguido la Suzuki sobre el rodillo de la "máquina de la verdad". Sus prestaciones confirman esta supremacía y convierten a la V-Strom 650 en la nueva e indiscutible referencia del segmento de las trail medias.

Con 186 km/h reales y 12,4 seg en los 400 m desde salida parada ha situado el listón muy alto. Y lo mejor de todo, es que te permite mantener cruceros máximos en autopista sin problemas gracias a que Suzuki ha montado en su caja de cambios una sexta relación larga a modo de «over drive», que consigue que el motor se mantenga girando lejos de la línea roja. Divertida y segura Pero aunque en autopistas o carreteras rápidas se desenvuelve con soltura, como buena trail, donde de verdad se disfruta de esta «seis y medio» es en carreteras con curvas y cambios de nivel.

A su robusto chasis de doble viga de aluminio se ha añadido un tren delantero de características muy similares al de la VStrom 1000, con una horquilla convencional con barras de 43 mm y dos discos de 310 mm mordido por pinzas de dos pistones que consiguen una frenada potente y con tacto.

Del mismo modo, las llantas de aleación de tres palos también las toma de su hermana mayor, así como las medidas de sus neumáticos. Este aparente exceso en el calzado no se traduce en absoluto en torpeza o imprecisión, si no todo lo contrario. La «pequeña» de las V-Strom se muestra terriblemente ágil y precisa de dirección, al tiempo que ofrece un aplomo imperturbable en zonas rápidas, superando rizados y cambios de asfalto sin apenas inmutarse. Pero un aspecto aún más reseñable es la seguridad que te transmite a la hora de inclinar al máximo y lo mejor de todo es que se muestra con ganas de que le exijas a tope. Su lado deportivo es sorprendente y además te permite circular con alegría sin apenas esfuerzo físico. Su dulzura general no desaparece nunca y sólo el roce de sus estriberas te advierten de que ya no puedes inclinar más, aunque ya es más que suficiente.

Concepto trail Aunque esta V-Strom es una moto de marcada orientación asfáltica, con suspensiones de tarado firme y con un centro de gravedad bajo, su concepto trail todavía le permite en ciertos momentos dejar a un lado el asfalto y circular por pistas de tierra con cierta soltura, aunque siempre deberemos intentar no buscar recorridos «off road» complicados, donde enseguida la notaremos larga y voluminosa, y con un recorrido de suspensiones ciertamente contenido. Por otro lado, otro de los aspectos destacables de esta Suzuki VStrom es su autonomía, que a ritmos denominados legales puede llegar a superar los 400 km. Con los 22 litros que caben en su depósito y siempre que no vayamos con el acelerador enroscado a tope de forma continuada, esta Suzuki puede espaciar los repostajes de una forma desconocida para la mayoría e incluso me atrevería a decir que nos encontramos ante la nueva reina en este importante aspecto. Y lo mejor de todo es que recorrer largos trayectos a sus mandos no resulta cansado, disfrutando de una confort de marcha muy elevado, a lo que contribuye en buena medida su semicarenado con pantalla regulable de forma manual.

Además, la Suzuki VStrom 650 cuida bien al pasajero, con un asiento confortable en su parte trasera y unas estriberas bajas provistas de goma que consiguen que él también disfrute sobre esta Suzuki. También la excelente iluminación nocturna que proporciona su doble faro delantero es otro aspecto a tener en cuenta. En definitiva, la Suzuki VStrom DL 650 es una trail muy completa para tratarse de una «seis y medio», y su precio contenido y accesible se puede considerar como un atractivo más a tener en cuenta. Puesto a buscarle algún defecto, podría hablar de una estética algo desequilibrada, pero por mucho que la criticase, no tendría argumentos suficientes para desprestigiar a una excelente y divertida moto como esta que nos ha preparado Suzuki con mucha sabiduría.

La verdad es que durante esta prueba, y a pesar del frío y de mis experiencias con otras motos, no he echado de menos nada y he disfrutado muchísimo. Si eres de los que tiene esta moto en el punto de mira y te haces con sus servicios, no creo que ningún día llegues «acordarte » de alguno de mis familiares más queridos por todo lo bueno que te he comentado sobre ella. Además, según ha anunciado Suzuki Motor España, a los primeros que se decidan por ella se les va obsequiar con un «top case» trasero específico y una noche de hotel para dos personas. ¿No resulta sugerente?

Te recomendamos

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...