Comparativa Harley-Davison Road King y Moto Guzzi California.

La Harley-Davidson Road King y la Moto Guzzi California son dos auténticos mitos vivientes. La historia de estos modelos es realmente dilatada, aunque con el paso de los años se han ido actualizando en mayor o menor medida.

Texto: Víctor Gancedo. Colabora: Marcos Blanco. Fotos: Juan Sanz -
Comparativa Harley-Davison Road King y Moto Guzzi California.
Comparativa Harley-Davison Road King y Moto Guzzi California.

La FLHR Road King ha llegado este año en versión conmemorativa. La California ha hecho lo propio en versión Touring y totalmente renovada. La primera Road King aterrizó en el mercado hace casi 20 años, aunque su espíritu y características los tomaba de la primera FL de 1941, que en 1958 evolucionó a FHL, montando ya maletas rígidas y pantalla en su frontal, como las dos protagonistas de estas páginas. En su caso se trata de la versión Anniversary, una variante que destaca por una decoración bicolor específica que la marca de Milwaukee ha introducido en varios de sus modelos para celebrar sus 110 años de historia. Respecto a la California, su primera versión se puso en escena en 1972 y desde entonces han existido unas cuantas, pero nunca había recibido un cambio tan drástico, pues este año es una novedad de esas que definimos como absoluta. Inédito motor de 1.380 cc, nueva parte ciclo, mucha electrónica y buenos componentes, dan vida a una California 1400, en versión Touring para esta comparativa, realmente espectacular.
Por eso, por todos estos años de historia, las dos protagonistas de estas páginas son dos auténticos mitos vivientes, dos modelos que han hecho correr caudalosos «ríos de tinta». Incluso han protagonizado importantes escenas en películas de renombre, pues entre otras muchas, ambas han contado con versiones policiales que han dado mucho juego en el mundo del cine.

 

Aunque por características la norteamericana Road King y la italiana California 1400 aparentan ser dos modelos muy similares, en la práctica la verdad es que basta con recorrer unos pocos metros a sus mandos para percatarnos de que por dinamismo difieren de manera importante.

La Road King ha ido progresando con los últimos años y ya monta el Twin Cam 103 de 1.690 cc, uno de los motores más evolucionados de HD. Como buena Harley, se trata de un V2 a 45º con el cigüeñal transversal al sentido de la marcha, acompañado de transmisión secundaria por correa dentada. También incorpora ABS de serie y control automático de velocidad, pero por lo demás es visiblemente más sencilla que la Moto Guzzi, y por características y comportamiento es una moto más clásica.
Por su parte, la California es claramente más moderna, tanto a la hora de verificar sus características en parado, como en el momento de disfrutar de su dinamismo en la práctica. Bien es verdad que su motor es igualmente un gran bicilíndrico refrigerado por aire y que se ancla a un chasis de doble cuna de acero, con una horquilla telescópica delante y una pareja de amortiguadores laterales detrás, pero a partir de aquí ya no existen muchas más coincidencias técnicas. Concuerdan en gran parte de su equipamiento, con manillares de formas similares, plataformas para los pies del piloto con palancas de cambios de tipo punta-tacón, pantallas en sus frontales (extraíble en la Harley), defensas dobles en los laterales, grandes faros delanteros escoltados por dos más pequeños supletorios y maletas rígidas decoradas a juego, entre otros detalles menos relevantes.

Aunque la California está propulsada por un motor enteramente nuevo, como buena Moto Guzzi se trata de un bicilíndrico en V a 90º con el cigüeñal longitudinal al sentido de la marcha, transfiriendo la potencia a la rueda trasera mediante un cardan. También cuenta con control automático de velocidad, pero a diferencia de la Road King, incorpora acelerador electrónico, con tres modos de motor, además de control de tracción con tres niveles de actuación y desconectable. Todo fácilmente ajustable desde ambas piñas y que se divisa en un completo reloj anclado a las torretas del manillar, que combina información analógica y digital, con un práctico ordenador de a bordo. También incorpora grupos ópticos delantero y trasero provistos de tecnología LED. Por otro lado, aunque el aspecto de la California es un tanto clásico e incluso en algunos de sus componentes recuerda a versiones anteriores del modelo (en las formas del asiento o en el asa del pasajero, por ejemplo), destaca por contar con elementos modernos como las pinzas de freno delanteras de anclaje radial, que muerden grandes discos de 320 mm y que se pueden acompañar de ABS en opción. Tampoco pasan inadvertidos el gran radiador para el aceite o el ancho neumático trasero de 200 mm. La Harley también monta un radiador para el lubricante, pero su tamaño es más contenido, y el neumático trasero es de 180 mm, una medida más estándar. La verdad es que la Moto Guzzi tiene más cosas que se salen de lo podemos considerar como convencional.

El rendimiento no es algo en lo que reparan demasiado los usuarios de este tipo de motos. Nuestras dos protagonistas destacan por la forma contundente que tienen de responder desde muy bajo régimen, cuando aún se perciben claramente las distintas pistonadas de cada cilindro. La Moto Guzzi, aunque dispone de una cilindrada inferior (310 cc menos), ofrece un rendimiento superior que se traduce en unas mejores cifras en aceleración y recuperaciones. Sin embargo, a muy bajo régimen, desde prácticamente las 1.000 rpm, la Harley-Davidson consigue responder y entrar en acción de manera sorprendente, algo que no sucede en la italiana hasta que no se superan las 2.000 rpm. Esta característica de la Road King es un aspecto que otros fabricantes han querido imitar y no lo han conseguido. La verdad es que sorprende lo bien que circula con el motor girando a regímenes ínfimos incluso en su sexta relación de cambio, preparada a modo de «overdrive», con un desarrollo de 232 km/h (209 km/h en el caso de la California).

Por su parte, la Moto Guzzi «tampoco es manca», pero su inferior cilindrada se traduce en una menor «pegada» inicial y en un par máximo inferior, aunque también le permite funcionar de una forma más alegre, consiguiendo una potencia máxima mayor y alcanzando unas revoluciones impensables para la norteamericana. Dependiendo un poco del modo de motor escogido (Veloce, Turismo o Pioggia), su régimen máximo de giro se aproxima a las 7.500 rpm, quedándose por debajo de las 5.800 en el caso de la Harley-Davidson.
Con unas diferencias de motor tan palpables, la representante italiana posee una aceleración netamente superior, beneficiada también por un peso que es 32 kg más bajo en orden de marcha, aunque con sus 344 kg tampoco se trata de una moto especialmente ligera...

En cuanto a vibraciones, la verdad es que las dos funcionan de forma muy agradable y nos permiten circular a sus mandos de manera placentera. Quizá la Harley requiere algo más de esfuerzo a la hora de presionar la maneta del embrague o de accionar la palanca del cambio, pero en ambos casos las reacciones son positivas y nos permiten mantenernos sobre sus asientos de manera continuada sin sentir molestias.

 

Con tanta masa en movimiento, está claro que no son motos para ser conducidas con agresividad, pero marcando bien los tiempos y adaptándonos a sus características, nos permiten disfrutar incluso en puertos de montaña. La Road King prefiere las carreteras poco retorcidas, demostrando una forma de rodar muy firme y un aplomo frontal imperturbable. La California Touring, a pesar de montar una llanta delantera de mayor diámetro, posee un tren delantero más ágil y rápido de reacciones. También su capacidad de inclinación es algo mayor, por lo que en zonas de curvas nos permite mantener ritmos más alegres. Además, su tren delantero es más robusto, con una horquilla con barras de 46 mm de diámetro y un equipo de frenos muy poderoso, que también nos consienten retrasar más las frenadas y efectuarlas de un modo más enérgico.

En cuanto a posición de conducción las dos están muy igualadas y se conducen de forma muy similar y relajada. Asientos bajos y cómodos, manillares que acercan los puños a nuestro cuerpo y plataformas para los pies, además de pantallas que nos protegen con generosidad, hacen que las dos sean buenas viajeras. En este apartado, la Harley está un poco más lograda, con una pantalla más grande, que protege mejor y que genera menos turbulencias a la hora de mantener cruceros elevados por vías rápidas. También cuentan con una buena capacidad de carga gracias a las maletas que montan de serie.

Tanto Harley-Davidson, como Moto Guzzi, son dos marcas con trayectorias muy largas y con personalidades muy bien definidas por los tipos de motores que utilizan. La Road King y la California Touring definen a la perfección el ADN de ambas firmas. La Harley-Davidson es más sencilla en líneas generales y posee un concepto más tradicional, aunque la calidad de sus cromados y pintura es realmente elevada, como es la norma de la marca de Milwaukee. La Moto Guzzi emplea soluciones y elementos más modernos, pero también posee una estética que rebosa clasicismo y sus acabados son muy buenos. Quizá puede sorprender la importante diferencia que existe entre sus precios, con 5.000 euros de divergencia que hablan a favor de la moto italiana, pero ya sabemos que las Harley no destacan por sus precios contenidos. En el cómputo global de esta comparativa la nueva California 1400 Touring se ha impuesto con cierta claridad a la Road King Anniversary. Además de su precio más bajo, está más equipada, sus prestaciones son superiores y es más efectiva en líneas generales. De todos modos, para hacer kilómetros, que es para lo que se han concebido estas motos, la Harley nos ha demostrado que está también muy bien preparada.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...