KYMCO Super Dink 125

Nuevo scooter 125 GT taiwanés. El Super Dink llega como el "gran GT 125" de KYMCO, el más capaz, el más rápido y el más moderno de todos, con el último diseño y un equipamiento de primera. Lo tiene todo para pronto pasar de "Super Dink" a "Super Ventas".
Roberto Ruiz / Fotos: Lluis Llurba / Vídeo: Ruiz, Llurba y Armengol -
KYMCO Super Dink 125
KYMCO Super Dink 125

KYMCO quiere estar en todos los segmentos, diversifica su gama y nos presenta un nuevo scooter GT 125 de altos vuelos. La firma taiwanesa tiene claro que es el segmento del “octavo de litro” el único capaz de mantener con vida un mercado de las dos ruedas que sufre alarmantes caídas, sin ayudas definidas, y donde los 125 han tomado la voz cantante.

El Super Dink viene a ocupar el papel de gran GT, un scooter voluminoso, amplio, confortable y con una enorme capacidad de carga. Un paso más allá del superventas Grand Dink, un correcaminos menos ciudadano pero con un campo de acción mucho más amplio.

Todo en el Super Dink es completamente nuevo, empezando por un moderno motor monocilíndrico, 4 tiempos, 4 válvulas, refrigerado por agua, con radiador de aceite, y alimentado por inyección electrónica Synerject. Rinde una potencia de 15 CV, la máxima permitida si quiere optar al carné A1 y convalidación con el B, y la buena respuesta y un tacto de primera se consigue con detalles como el magnesio y el baño interior del cilindro de Nikasil, así como un doble eje de balance para reducir vibraciones y un cilindro aligerado. De hecho es uno de los motores más compactos del mercado y todo está pensado para recibir un futuro propulsor 300 que llegará el año que viene.

Toda la parte ciclo consigue también crear un conjunto preciso y fiable, muy bien hecho y muy bien montado. Contamos con freno de disco en ambas ruedas (260mm delante y 240 detrás), suspensiones que nos plantan con firmeza sobre el asfalto y llantas de 14 pulgadas delante y de 13 en el eje trasero, lo suficientemente estables pero también muy ágiles gracias a una geometría muy bien estudiada. De hecho a pesar del tamaño del Super Dink sorprende su facilidad de movimientos a la vez que la confianza y precisión que demuestra en cada curva, algo que nos anima a inclinar hasta que su pata lateral y caballete nos pone el límite.

El diseño y su “calidad de vida” también se han cuidado al máximo. Un amplio y confortable asiento, un escudo y una pantalla alta que protegen a la perfección, un cuadro de instrumentos completísimo y de último diseño, manetas regulables (el único de su categoría) y un sistema de ópticas que marca la diferencia con llamativas luces elipsoidales y LED de posición. Unos ojos que no pasan desapercibidos.

La capacidad de carga está perfectamente resuelta con un hueco bajo el asiento donde caben dos cascos integrales cómodamente, al que se suma una guantera delantera donde se ubica una toma de corriente de 12V.

El Super Dink ya lo tienes en la red comercial de KYMCO en tres colores: negro, titanio y blanco, y un precio de 2.999 euros, con seguro por un año de regalo, le coloca entre los más completos e interesantes de su segmento.

Galería relacionada

KYMCO Super Dink 125

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

En la pasada edición de Motociclismo Rally Ávila, seis inscritos tuvieron la oportuni...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...