KYMCO Xciting 250 R

Prueba de la nueva KYMCO Xciting 250 R. Con "R" de racing, radical, rabioso, rápido, radiante, razonable, realista, renovado, recio, recomendable, refinado, rentable, reputado, rígido, rotundo, rompedor, rutero...
Roberto Ruiz / Fotos: Paloma Soria -
KYMCO Xciting 250 R
KYMCO Xciting 250 R

Todos estos adjetivos encajan a la perfección con el nuevo KYMCO Xciting 250 R. Si a finales del año pasado fue su hermano 500 el que dio el salto hacia la «R», ahora es el 250 el que se apunta al cambio de imagen, un pequeño «restyling» con el que volver aún más interesante a este «GT» que combina como ninguno equipamiento, buen precio y un atractivo carácter deportivo.

Las novedades son menos que en el caso del 500 pues al «dos y medio» ya se le incorporó la inyección electrónica el pasado año, pero aún así los nuevos detalles no pasan desapercibidos y si este Xciting ya era posiblemente uno de nuestros KYMCO preferidos ahora lo es con más razón todavía. Como puedes ver, para darle un toque más agresivo, la marca taiwanesa ha decido montar unos vistosos y efectivos discos aligerados de tipo «wave», mordidos ahora por pinzas de color rojo, decorando del mismo color las tomas de aire delanteras y plasmando su emblema «R» por un lado y por otro. En realidad poco más ha cambiado, pero por una vez eso es una gran noticia.

A este Xciting apenas se le pueden achacar defectos reseñables y sólo hay dos aspectos que podrían quedar pendientes para una futura renovación: su peso y la capacidad de carga. Esos kilos de más se dejan notar tanto en su agilidad ciudadana como en una velocidad punta algo tímida con algo menos de 125 km/h reales, pero cuando comienzas a rodar con él, con su peculiar posición de conducción, agresiva y con los brazos bastante separados, pronto olvidas ese pequeño lastre.

La respuesta de su monocilíndrico «de agua» e inyección Keihin es suave y contundente. La mayor virtud la encontramos en su tren delantero, ahí el Xciting tiene un pequeño secreto bien guardado y es que cuenta con una dirección «de verdad», mucho más de moto que de scooter, y monta una doble tija de aluminio que le permite un tacto y un comportamiento sencillamente deliciosos.

El aplomo en cada curva es de los mejores en el mundo del scooter, sabes en cada momento dónde está la rueda delantera y cómo está pisando, cada trazada es divertida y no hay límites que te hagan rozar con el asfalto, pues ahora se ha ganado distancia libre al suelo al rebajarse los cantos de la tapa de transmisión y modificarse el anclaje del caballete central. También las suspensiones permiten una conducción alegre y deportiva, mientras que el equipo de frenos, con dos discos delanteros y sistema combinado, ofrece potencia más que suficiente.

Otros pequeños lujos de los que puede presumir este Xciting 250 son, por ejemplo, sus neumáticos radiales, inédito en su categoría, y unas manetas regulables que ningún rival equipa. Que su precio esté además tan contenido no le impide tener un equipamiento de primera, con un piloto trasero de «leds», estriberas independientes y plegables para el pasajero, buena protección aerodinámica, un completo y atractivo cuadro de instrumentos y un acceso al depósito de combustible «muy KYMCO», más cómodo imposible.

. Como buen taiwanés su lado más práctico está muy bien cuidado y sólo pediríamos mayor espacio debajo del asiento, en su hueco cabe un casco integral y alguna cosa más, pero si fuera más amplio y aprovechable difícilmente algún rival se atrevería a plantar cara al nuevo Xciting 250 R.

Galería relacionada

KYMCO Xciting 250 R

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Entre la depresión del Tajo y las llanuras de La Mancha se alza una pequeña barrera m...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...