Piaggio X10. Presentación

Piaggio nos presenta su nuevo maxiscooter, el X10, por las calles de París. Estará disponible en tres cilindradas y dos acabados: 125 cc, 350 cc y 500 cc.

Óscar Pena. Fotos: Piaggio -
Piaggio X10. Presentación
Piaggio X10. Presentación

Un día gris y lluvioso no iba a estropear la presentación del nuevo Piaggio X10 en la ciudad de la luz. Un tráfico caótico nos permitió comprobar sus habilidades ciudadanas y, un empedrado deslizante como el jabón, dio sentido a su inédito sistema ASR. Un práctico y eficiente control de tracción que aparece por primera vez en un megascooter, con pleno acierto.

El nuevo X10 es un «Gran Turismo» con mayúsculas, independientemente de la cilindrada a la que nos refiramos de las tres que estarán disponibles: 125, 350 y 500 cc, las cuales comparten carrocería y parte ciclo. Viene a sustituir a los anteriores X9, X8 y X-Evo. Y lo hace superándolos en cualquiera de sus cualidades o características. Se trata del clásico maxiscooter, largo y con una excelente capacidad de carga. En su caso propiciada por el amplio hueco disponible bajo el asiento y las guanteras superiores e inferior. Pero hay más. Sus líneas son elegantes y sus acabados de alta calidad, poniendo especial énfasis en algunos detalles importantes. En cuanto al usuario, destacan las tomas USB y de
corriente del modelo Executive, además de un completo cuadro de instrumentos de sencilla lectura que incluye ordenador de a bordo.

Por otro lado, desde el punto de vista aerodinámico nos ha gustado especialmente por la elevada protección lateral (producto de sus deflectores especialmente instalados para este fin); y del cuerpo, gracias a su amplio escudo y parabrisas. Éste sin embargo, no te resta en absoluto visibilidad, y aunque no pudimos circular muy rápido, tampoco parece que genere turbulencias.

Ateniéndonos a la ergonomía, el asiento es de mullido firme, el respaldo hace su función, y el espacio para pies y piernas es sobresaliente. El pasajero, por su parte, dispone de mucho espacio y un acceso poco elevado. Su asiento casi en línea con el del conductor también favorece su protección aerodinámica. Dinámicamente sorprende su agilidad, a pesar de su considerable peso, y su estabilidad, siendo perfectamente útil en desplazamientos urbanos. No solo de extrarradio.

El sistema de frenada asistida es más que interesante, y se complementa con un eficaz e inédito sistema de control de tracción que es desconectable. La suspensión también se regula electrónicamente desde el puesto de conducción (en el 500 cc). En el modelo Executive del 350 y en el 500 cc, dispone de dos modos de motor (normal y ECO), que con sensible diferencia de prestaciones supone igualmente una pequeña diferencia en el consumo de un 5% aproximadamente. A todos estos elementos se suman en el modelo Executive el freno de estacionamiento en el caballete lateral.

El propulsor, tanto en las versiones 125 como 350 cc (las que probamos), destacan por su suavidad y excelente tacto, acorde a la imagen, el precio y las esperanzas que el fabricante italiano ha puesto en ellos.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Entre la depresión del Tajo y las llanuras de La Mancha se alza una pequeña barrera m...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...