Prueba del Kymco Xciting 400i ABS

Si ya de por sí era un producto realmente logrado, ahora el Xciting 400i de KYMCO va un paso más allá. A partir de ahora se puede adquirir también en versión ABS, un elemento que, sin duda, aporta seguridad a la conducción.
Víctor Gancedo Fotos: KYMCO España -
Prueba del Kymco Xciting 400i ABS
Prueba del Kymco Xciting 400i ABS

La firma taiwanesa KYMCO ha dado un salto cualitativo muy importante en los últimos tiempos. El Xciting 400i presentado en octubre del año pasado es la mejor muestra de ello. Y ahora ha ido aún más lejos. La semana pasada pudimos disfrutar de una agradable ruta por tierras riojanas a los mandos la nueva versión equipada con ABS Bosch 9M de dos canales. El Xciting 400i ABS es la máxima expresión y el mejor scooter fabricado hasta la fecha por KYMCO, y un nuevo referente en el cada vez más nutrido segmento de los «cuatrocientos», donde comparte cartel con otro taiwanés como el SYM Maxsym y los japoneses Suzuki Burgman y Yamaha XMax, todos propulsados por mecánicas monocilíndricas. Con respecto a los precios, estos oscilan entre los 5.499 euros del SYM y los 6.999 del  Suzuki, pasando por los 5.910 del protagonista de estas páginas y los 6.499 del Yamaha. En todos los casos nos referimos a los precios de las versiones con ABS, porque los cuatro pueden ser adquiridos sin este sistema de seguridad en la frenada y, de este modo, los distintos desembolsos se reducen en torno a los 500 euros.

Potente y rápido

Según las cifras declaradas, el Xciting400i es el scooter más potente y rápido de su clase. De acuerdo a lo que hemos podido comprobar (con la versión sin ABS que ya ha pasado por nuestro garaje), sí es cierto que supera con cierta claridad al Maxsym y al Burgman, aunque se mueve muy en la línea del XMax, alcanzando una velocidad máxima verificada de 155 km/h y tardando 17,1 segundos en recorrer los primeros 400 metros desde salida parada.

Además, lo bueno del Xciting es que su funcionamiento está realmente logrado, sin apenas transmitir vibraciones durante su uso y con un tacto general muy logrado. Desde el momento que te pones a sus mandos, la sensación de calidad que transmite es muy elevada, tanto visualmente, como a la hora de manipular cualquiera de sus elementos.

Publicidad

Confortable

A pesar de sus líneas agresivas, este scooter de KYMCO es muy completo y nos obsequia con un elevado confort de marcha, especialmente sobre asfaltos en buen estado. Con un asiento que no es especialmente bajo y con un mullido resistente, la posición de conducción es espaciosa y nos permite elegir entre llevar nuestros pies sobre las plataformas más retrasadas o las delanteras existentes tras el escudo frontal. La protección que nos ofrece es igualmente buena, e incluso la pantalla, sin ser demasiado alta, desvía bien el aire de la zona del casco.
En cuanto a equipamiento, y ahora que puede incorporar ABS, la verdad es que no se echa de menos prácticamente nada que pudiésemos necesitar. Quizás en el hueco de debajo del asiento sería mejor que cupieran dos cascos, pero nos deberemos conformar con poder guardar un casco integral y algo más. Eso sí, el asiento incluye dos amortiguadores hidráulicos que hacen que se levante solo al actuar sobre su apertura, que se localiza en la cerradura de contacto principal. Por otro lado, cuenta con una guantera estanca en la que se ha incluido una toma de corriente de 12 voltios para poder recargar nuestro móvil o enchufar un navegador.    

Deportivo

Sin dejar de ser un scooter muy práctico, el Xciting destaca en gran medida por su faceta deportiva. El conjunto se siente muy sólido, las suspensiones tienen unos tarados resistentes que contribuyen a que sea divertido en carreteras de curvas y al mismo tiempo logran un gran aplomo en zonas más rápidas. Además, la generosa altura libre al suelo permite inclinar en los virajes sin miedo a roces indeseados. Los frenos también aportan mucho carácter a este taiwanés. Los grandes discos delanteros de 280 mm (los mayores de su clase) mordidos por robustas pinzas de cuatro pistones y anclaje radial, sorprenden por su poder de frenada. Además, el nuevo ABS no es demasiado intrusivo, permitiéndonos dosificar muy bien la frenada y actuar sobre las manetas con agresividad sin llegar a percibir que el sistema está actuando. La horquilla, con doble tija y barras de 41 mm, aporta la rigidez necesaria al conjunto y es una garantía a la hora de aprovechar las generosas prestaciones del motor de este lujoso scooter. En cuanto a decoraciones, además de la blanca de la unidad que aparece en estas páginas, KYMCO ha preparado otra negra totalmente opuesta. Está claro que, como dice el refrán: «Para gustos se hicieron los colores».

Publicidad

Conclcusión

KYMCO ha cumplido 50 años y han pasado 20 desde que llegase a España. Por tanto, posee una dilatada experiencia y esta se confirma con el Xciting 400i ABS, un modelo premium con un elevado equipamiento y una gran calidad de acabados, además de un buen confort de marcha, un generoso rendimiento y un comportamiento a la altura. Al probar este «cuatrocientos» queda claro que no es casualidad que KYMCO sea la segunda marca en cuanto a ventas en nuestro país y que también sea la que más está creciendo en los últimos tiempos, acechando a la todopoderosa Honda. Y esto tiene aún más mérito si tenemos en cuenta que en su gama solo posee scooter hasta 400 cc y que el número de concesionarios de la firma es de aproximadamente la mitad que el de algunas marcas japonesas.

Publicidad
Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...