Ducati Multistrada V4S: El viaje interminable

Al igual que le ocurrió a la Panigale, la Ducati Multistrada ha sustituido su tradicional propulsor de dos cilindros por una nueva planta motriz de cuatro, un cambio enorme que afecta a su funcionamiento, pero que se ha efectuado sin que afecte ni a su carácter ni a su filosofía de conformarse como la moto perfecta para todo, un sueño al que cada vez se acerca más.

Rodolfo Martínez/P.B. Fotos: Ducati.

Prueba a fondo: Ducati Multistrada V4S
Prueba a fondo: Ducati Multistrada V4S

Ducati ha vivido de la exclusividad de su motor de dos cilindros en V a 90° desde los años 70, cuando Fabio Taglioni diseñó la primera versión, pero en este ya bien entrado siglo XXI las circunstancias han cambiado y Ducati está sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos incluso en sus modelos más icónicos. Primero fueron sus motos más deportivas las que sustituyeron sus propulsores V2 por los nuevos V4, para algunos una herejía, pero con un resultado que nadie puede dudar. Ahora le toca el turno a la Multistrada, una moto muy especial que se ha ganado a pulso su posición en el mercado, y que con un motor diferente puede explotar aun más esas cualidades que la convierten en la moto más polifacética de su entorno.

El inmovilismo, más allá de un defecto o una virtud, se convierte a veces en una necesidad. Una fórmula de éxito solo se puede sustituir por otra que lo mantenga, y encontrar la receta que lo logre no es nada fácil. El caso de Ducati es un perfecto ejemplo, tocó el cielo con la 916 y pasaron décadas hasta que se encontró una sustituta que no recibiese más que críticas al ser comparada. La Monster original es un ícono, pero poco a poco ha ido evolucionando hasta la llegada de la versión 2021 que ha sustituido finalmente su bastidor. En la Multistrada, una moto que en principio no parecía enfrentarse a tantos problemas conceptuales se ha dado otro paso importante, desprenderse del sistema de distribución desmodrómico que se ha conformado como otra de las señas de identidad de la marca junto al motor V2 y el chasis multitubular. Sin ninguno de los tres axiomas de la firma presente en esta moto habrá quien se pregunte si realmente nos encontramos ante una verdadera Ducati, y la respuesta anticipada es que sin duda.

Ducati Multistrada V4S:
Ducati Multistrada V4S:
 

 

Ducati Multistrada V4S: Carrera tecnológica

Otras de las peculiaridades que ha definido a Ducati desde hace tiempo es su empeño por convertir sus motos en las más avanzadas tecnológicamente, y además en todos los aspectos. Por una parte nadie duda que su Departamento de Diseño podría ser considerado como el mejor del mundo. Al menos habrá que admitir que sus nuevas motos ganan año tras año los títulos de belleza donde sea que se realicen. Otro aspecto especialmente cuidado es la implementación electrónica, ya que sus motos han sido las primeras en ir adoptando la mayoría de los sistemas de gestión de control y asistencia a la conducción que más tarde van llegando al resto de las firmas de política más conservadora. El tercer punto en el que insisten es la mecánica, instalando los mejores componentes de las firmas más consideradas e incluyendo en sus motos sistemas exclusivos como la distribución desmodrómica o la distribución variable de gestión electrónica. En el caso de esta nueva Multistrada V4S enumerar todas las peculiaridades y sus sistemas auxiliares nos llevaría media revista.

La Multistrada V4S es una moto completamente nueva, de pies a cabeza, pero sin embargo sigue siendo desde el primer momento identificable sin duda como perteneciente a su familia. Desde fuera su estética y su arquitectura, en el momento en que te subes a ella su carácter y su filosofía. Obviamente el cambio definitivo, el que marca como ningún otro las diferencias con la anterior Multistrada 1260 es el motor. El tetracilíndrico ha sido especialmente diseñado a partir del propulsor V4 de las Panigale, pero con importantes diferencias, entre las que destaca la nueva culata con muelles para cerrar las válvulas en vez del habitual sistema desmodrómico de la marca. De esta manera se reduce el mantenimiento de una moto llamada a realizar muchos kilómetros por los lugares más variopintos sin requerir cuidados. Hay potencia, par y respuesta de sobra para una moto que rivaliza con las grandes trail dotadas de motores bicilindricos, pero también ha ganado en confort y en suavidad de funcionamiento a bajo régimen. Una de las características de las anteriores versiones es que mejorando de manera continua, siempre acababan teniendo más vibraciones y un funcionamiento menos lineal a muy bajo régimen. Ahora la situación ha mejorado claramente.

Ducati Multistrada V4S
Ducati Multistrada V4S

 

El motor “Twin pulse” tiene el cigüeñal calado en un ángulo cerrado, lo que proporciona ese pulso característico de las Ducati, pero mejorando de manera clara su uniformidad de funcionamiento, algo que se agradece en ciudad, cuando circulamos a baja velocidad, y también en carretera cuando aceleramos desde poco régimen, especialmente en marchas largas. Al igual que le ocurre a su hermana de superbike, la Panigale, si se la compara con otras tetracilíndricas, en este motor de piernas largas, se siguen notando los pasos abajo del todo, pero de manera menos acusada. La mejora de la respuesta desde lo más profundo del motor también se agradece cuando entras en el campo, porque este motor que rebosa potencia por todos lados tiene en este terreno unos bajos muy utilizables y suaves, con una gran capacidad de empuje a muy bajas revoluciones, algo muy útil en el campo. A esto se añade que se puede dosificar muy bien la potencia en situaciones complejas, aunque se aprecien vibraciones cuando utilizamos estos regímenes de motor.

Ducati Multistrada V4S:Compacta

La primera vez que te encuentras ante la Multistrada te parece una moto grande, aunque no más que la precedente. El frontal es alto y ancho, su depósito de 22 litros se extiende hacia los lados y el motor llena todos los huecos. Sin embargo nada más subirte, todavía en parado, la sensación cambia. El asiento es lo suficientemente bajo como para que la controles bien con ambas piernas, y tienes dos posiciones para elegir. El manillar está a una distancia correcta, y la ergonomía proporciona una buena sensación de comodidad y seguridad. Algo que tendrás que aprender y practicar es el manejo de las innumerables opciones y configuraciones. A las que ya más o menos son habituales de la elección del modo de potencia y de los sistemas de asistencia electrónica, se suman el ajuste de las suspensiones, también electrónico en esta versión S, y de nuevos sistemas auxiliares como el aviso luminoso de los vehículos que se encuentran en el ángulo muerto de los espejos retrovisores o el control de velocidad que se ajusta manteniendo la distancia con los vehículos que nos preceden por medio de un radar.

Ducati Multistrada V4S
Ducati Multistrada V4S


Los dos cilindros extras al final no han supuesto un aumento del peso, esta V4S ha pesado en nuestra báscula lo mismo que la anterior 1260, y además sigue estando muy centrado, de manera que las aptitudes dinámicas de ambas motos no se alejan mucho. Es el motor la gran diferencia, algo que no solo tiene que ver con su arquitectura mecánica, sino también con el funcionamiento de una electrónica que está a un nivel altísimo. Ahora no te tienes que preocupar del embrague en los cambios, de los deslizamientos al acelerar, de los bloqueos al frenar, simplemente disfrutar de la ruta y pensar cuando vas deprisa dónde quieres llevar exactamente la moto. La posición es bastante relajada, más rutera que deportiva, a lo que ayuda el estar encajado entre el depósito y el asiento del pasajero para bajar la altura.

La cúpula se acciona con una mano con facilidad en marcha, tienes calefacción en puños y asientos, velocidad controlada, suspensiones ajustables con un botón, la lista completa, y puedes entretenerte con un completo cuadro digital que muestra todas la opciones de configuración. El funcionamiento de los menús se ha ido haciendo cada vez más fácil e intuitivo y ahora tardas muy poco en aprender cómo funciona todo.


El carácter deportivo no solo se ha mantenido, sino que ha aumentado gracias a las mayores posibilidades del motor, que dispone de potencia de abajo arriba. El chasis de aluminio no funciona peor que el de tubos, pero es mucho más pequeño, porque el motor realiza más funciones portantes y sus componentes siguen siendo de lo más granado. El principal problema con el que te vas a topar es que llevas 254 kg entre las piernas, y tienes que controlar sus inercias cuando quieres ir realmente deprisa.

Ducati Multistrada V4S:También en el campo

Ahora motos como las trail o las que están más enfocadas al turismo como esta Multistrada tienen que tener unas ciertas aptitudes campestres, y en Ducati se han ocupado de ello también, buena muestra de ello es que la llanta delantera es ya de 19”. La parte central de la moto es muy estrecha lo que permite sujetar muy bien la moto con las piernas y una buena movilidad cuando te pones de pie sobre las estriberas. El manillar queda en una posición cómoda para ir tanto sentado como de pie en el campo, y la cúpula no molesta en exceso cuando te levantas yendo de pie, por lo que se puede considerar que la ergonomía en el campo es buena si se considera que hablamos de una moto de estas características. Las suspensiones trabajan muy bien, se sienten firmes y con un tacto suave y progresivo. No tienen el recorrido necesario para ir deprisa por el campo y se echa de menos más recorrido en los dos trenes, especialmente en el trasero, pero hablamos de una moto que tiene que ir también y de manera principal por carretera.

Ducati Multistrada V4S: Ducati ha insistido en el comportamiento "off road" en el diseño de la Multistrada V4.
Ducati Multistrada V4S: Ducati ha insistido en el comportamiento "off road" en el diseño de la Multistrada V4.

Otro de los puntos fuertes de la Multistrada siempre ha sido el implementar una electrónica que combinase ambos mundos, de dentro y el de fuera de la carretera, y en este último terreno está bastante bien lograda. Lo mejor es seguir con el control de tracción activado porque tienes demasiada potencia en el puño. El funcionamiento va bien, y en general se puede ir mucho más rápido por campo de lo que a primera vista podría parecer, por funcionamiento de motor, manejabilidad, chasis y suspensiones. El centro de gravedad bajo se nota mucho con respecto a la anterior Multistrada, haciéndola notablemente más manejable, pero el volumen y el peso están ahí por lo que hay que vigilar siempre muy bien las trazadas cuando vas rápido y hay que afrontar las trialeras con decisión, porque pese a sus capacidades, que las tiene, sigue siendo una moto que podríamos considerar como una maxitrail.
En realidad, la nueva Multistrada busca lo mismo que la anterior, pero bajo una fórmula renovada, la de la nueva era de Ducati, con un motor de cuatro cilindros más potente, más suave, más dosificable, con mejor respuesta y electrónica. El mundo avanza y hay que viajar con él. 

Ducati Multistrada V4S: Banco de potencia y prestaciones

Si pusiésemos frente a frente las curvas de par y potencia de la nueva Multistrada V4S y de la anterior 1260 S no veríamos grandes diferencias. La tetracilíndrica es algo más potente, unos 5 CV, pero solo en las últimas 2.000 rpm, y la bicilíndrica la superaría ligeramente hasta unas 8.000 rpm, con valores de par claramente más elevados hasta más allá de las 5.000 rpm. Sin embargo, más allá de la cifra correspondiente a cada régimen, la V4 ofrece unas líneas mucho más suaves, sin las grandes oscilaciones de su predecesora. Esto proporciona una respuesta más dulce con la misma intensidad, y una generación de potencia más suave y lineal.

Banco y prestaciones motociclismo ducatimultistradav4s
Banco y prestaciones MOTOCICLISMO: Ducati Multistrada V4S

 

Ducati Multistrada V4S:Usuario

Una moto tan electrónica como la Multistrada se aviene a todo tipo de opciones de regulación, pero sobre todo una vez que se está sobre ella. Ducati ha ampliado el periodo entre las revisiones de ajuste de las válvulas para simplificar el mantenimiento, de manera que entre los botones y la prolongación de las visitas al taller, las herramientas casi se pueden abandonar más allá de tensar de vez en cuando la cadena. Ducati ha cuidado mucho la faceta turística de la Multistrada, que cuenta con anclajes en la carrocería para las maletas y el habitual interminable catálogo de opciones y piezas especiales que caracteriza a la marca. 

El cuadro de la Ducati se ha convertido casi en un ordenador que tiene múltiples funciones. Además de las pantallas de visualización general, encuentras en  diferentes niveles todos los ajustes, y como se puede comunicar con el usuario, también gestiona desde las llamadas o la música a un navegador, a lo que se añade información extra de la propia Ducati.

Ducati Multistrada V4S: El cuadro de la Ducati se ha convertido casi en un ordenador que tiene múltiples funciones.
Ducati Multistrada V4S: El cuadro de la Ducati se ha convertido casi en un ordenador que tiene múltiples funciones.

 

Ducati Multistrada V4S:Conclusión

Para algunos una Ducati tiene estar ceñida a ciertos axiomas, y está claro que las nuevas generaciones de la marca han logrado desprenderse de esos corsés. La Multistrada V4 es una moto ejemplar en su concepto, sin duda una moto algo diferente a lo que podríamos considerar sus rivales más directas, que no son otras que las grandes trail. Frente a ellas es una moto más deportiva, con un motor muy potente que la permite trabajar mejor a altas velocidades. El espíritu de la Multistrada ha sido desde su nacimiento ser una moto capaz de combinar cualquier tipo de ruta, y cada vez lo ha interpretado mejor, ahora quizás con unas aspiraciones de vuelos todavía más altos y lejanos.

El cambio de su sistema de distribución para prolongar el mantenimiento es una llamada a buscar lugares más lejanos e inaccesibles, la mayor implementación electrónica y el confort a desahogar la conducción para prolongar las etapas. Sin embargo, sigue siendo una Ducati, y eso solo se puede interpretar como una llamada a la diversión, a la conducción deportiva, porque es algo innato, grabado en sus genes. Hablamos de una moto que lo quiere todo, ser eficaz y emotiva en las curvas, ir confortablemente a toda velocidad y completamente cargada por la autopista, transitar como una trail asfaltos rotos y bacheados siguiendo las rutas más sinuosas, y además salir de la carretera para aventurarse por el campo más allá de lo que parecería imaginable. ¿Es todo esto posible? La Ducati Multistrada lo anuncia desde su nacimiento, y cada vez está más cerca de lograrlo; esta V4S es un paso más en esa carrera interminable por alcanzar lo que parece imposible.

Ducati Multistrada V4S
Ducati Multistrada V4S

 

Ducati Multistrada V4S:  Ducati se ha empeñado en convertir sus motos en las más avanzada

Galería relacionada

Fotos de la Ducati Multistrada V4S, ¡a prueba!

Archivado en:

Ducati SuperSport 950 S 2021.

Relacionado

Ducati SuperSport 950 S 2021, prueba y primeras impresiones

Nuestros destacados