Vespa Elettrica (L3), prueba, precio, ficha técnica y primeras impresiones

La última versión de la eterna Vespa probablemente sea un punto y aparte en su dilatada historia, ya que gracias a su propulsión eléctrica le permite seguir conviviendo en la ciudad pero ahora de la manera menos contaminante.

Fotos: Juan Sanz

La Vespa Elettrica estrena la propulsión eléctrica sin renunciar al diseño de su concepto original.
La Vespa Elettrica estrena la propulsión eléctrica sin renunciar al diseño de su concepto original.

En sus 73 años de historia y con más de ciento cincuenta, entre modelos y versiones, lleva el fabricante Piaggio producidos de la icónica Vespa. Pero tal vez esta Vespa Elettrica suponga un punto de inflexión en la extensa trayectoria del modelo. Por supuesto, mucho más que aquella inevitable conversión al motor de 4 tiempos de hace ya algunos años y motivada por similares motivos anticontaminantes.

Vespa Elettrica, sin perder su chispa

La ergonomía de la Vespa Elettrica no difiere con respecto al de cualquier otro modelo de actual oferta de menor cilindrada de Vespa y nos parece correcta para nuestra talla media. Lo que si se aprecia es un mayor peso al maniobrar con ella en parado, sin que llegue a ser exagerado con respecto a aquellas, con esos 132 kg verificados en nuestro Centro Técnico. Supongo que tal sensación, que no llega a mermar su comportamiento en marcha, es debido a llevar la unidad de baterías en una posición algo más elevada que el centro de gravedad habitual con el hasta ahora conocido motor de explosión. Hecho que no le impide a la Vespa Elettrica contar con el suficiente espacio en el hueco bajo el asiento para poder albergar por lo menos un casco jet.

Vespa Elettrica (L3), prueba, precio, ficha técnica y primeras impresiones

La Vespa Elettrica cuenta con una correcta ergonomía.

Además, tras el escudo frontal, encontramos una práctica guantera aunque tras su enorme tapa tan sólo encontramos un reducido compartimento diseñado para albergar el teléfono móvil y poco más. Eso sí, no le falta el buen detalle, y ya cada vez más implantado, de una toma USB para su recarga. Por cierto, si es del tipo smartphone se puede emparejar con el panel de relojes mediante Bluetooth para poder usarlo sin soltar el manillar. Muy práctico y cada vez más extendido entre los fabricantes... ¡europeos! Además, dispone de un práctico gancho escamoteado porta bolsas que va ubicado por delante del asiento, queda más escondido que cuando iba tras el escudo y facilitará buscar algo en el bolso cuando va colgado. Ya me contaréis chicas...

Vespa Elettrica, la avispa eléctrica

Esta Vespa Elettrica corresponde a la versión L3, y ofrece unas prestaciones de ciclomotor con sus 4 kW (5,4 CV) de potencia declarados pero permite superar los 45 km/h de la normativa, por lo que está dirigida a aquellos que por lo menos tan sólo dispongan de carnet de coche. También está disponible la versión L1 con estrictas prestaciones de ciclomotor. Y a partir de septiembre debería estar lista una versión con un rendimiento equiparable a una 125.

Vespa Elettrica (L3), prueba, precio, ficha técnica y primeras impresiones

La Vespa Elettrica estrena la propulsión eléctrica sin renunciar al diseño de su concepto original.

La Vespa Elettrica cuenta con dos modos de conducción: Power y Eco, que lógicamente se diferencian en el modo de entrega del rendimiento de su motor eléctrico de 3,5 kW de potencia continua, y en el Eco la velocidad máxima está limitada a 33 km/h según su velocímetro. Además, hay un modo Reverse que permite retroceder propulsados, eso sí, acompañados de un desagradable aviso acústico intermitente. Para la selección de los modos hay que emplear el que habitualmente hace la función del botón de arranque y confirmar con el mismo con una pulsación más prolongada. Además, para poder iniciar la marcha, hay que confirmar en él hasta que aparece el testigo Ready en el panel de relojes.

Vespa Elettrica (L3), prueba, precio, ficha técnica y primeras impresiones

El panel de instrumentos de la Vespa Elettrica ofrece abundante información, en el que destacan los gráficos del uso de la energía.

El panel de la Vespa Elettrica es muy vistoso y ofrece abundante información. Además de la velocidad, cuenta con los habituales contadores de distancia total y parcial, reloj horario, la temperatura ambiente y la velocidad máxima registrada típica en los modelos del Grupo Piaggio; también encontramos la autonomía restante, que como es lógico difiere según el modo de conducción, el consumo energético (kw/h), el nivel de retención de freno motor (con 2 niveles posibles), así como unos vistosos gráficos por segmentos referidos a la potencia suministrada, la energía recuperada mediante el KERS y el estilo de conducción según el gasto energético. No falta el obligatorio indicador de nivel batería disponible acompañado de su información con el porcentaje restante y los testigos referidos al mantenimiento, la toma de corriente cuando está fuera de su alojamiento, estado de la recarga de la batería, los de la información multimedia con respecto al teléfono y, por supuesto, el modo de conducción elegido.

Vespa Elettrica, ¡silencio! se rueda…

Como decimos, a los mandos nada resulta extraño a efectos de su ergonomía, e iniciamos la marcha en silencio y sólo interrumpido por el leve zumbido proveniente del motor eléctrico. El nivel de prestaciones es similar al de un ciclomotor pero sin el escándalo de ruido (siempre comparado con su mutismo) y los humos producidos por aquellos. Evidentemente, su uso queda restringido a vías urbanas, donde nuestro Centro Técnico ha registrado una velocidad máxima real de 50,2 km/h en llano y con una información del velocímetro de 53 km/h, así como una máxima registrada en por la propia Vespa Elettrica de 59 km/h cuesta abajo y yendo a fondo.

Con la Vespa Elettrica se pueden superar los 70 km de autonomía en condiciones normales

La suspensiones de la Vespa Elettrica se muestran equilibradas y cumplen con su función de manera firme a pesar de su escaso recorrido disponible; y los frenos son lo suficientemente capaces para el peso total a detener, teniendo en cuenta que detrás todavía emplea un anacrónico tambor con un diámetro de tan sólo 140 mm y debido al reducido tamaño de 11 pulgadas de la llanta trasera. El disco delantero también está miniaturizado con sus escasos 200 mm de diámetro.

Vespa Elettrica (L3), prueba, precio, ficha técnica y primeras impresiones

Las baterías de la Vespa Elettrica van alojadas bajo el hueco del asiento ocupando el espacio habitual del motor térmico.

Realizamos una breve prueba con la Vespa Elettrica. Por supuesto, con sus baterías cargadas al 100% y realizamos un recorrido total de 58 km. Momento en el que declara una energía restante del 20% y que en el modo Power permitirían recorrer otros 14 km más, y que serían 20 km si cambiásemos al modo Eco. Por tanto, su autonomía sería más que aceptable con esos poco más de 70 km calculados en condiciones, digamos, menos favorables, y que podrían ser algunos más abusando del modo Eco, para el uso urbano al que está dirigida. Vespa declara una autonomía de 100 km, entendemos que en el modo Eco pero que serían en el caso de su uso en zonas de prioridad peatonal o los cada vez más extendidos carriles compartidos con bicis, limitados a 30 km/h.

La recarga total de sus baterías se estima que es en cuatro horas, por lo que tanto en casa, después de la jornada laboral, o durante la misma se podría realizar la carga sin mayor problema. Al igual que lo hacemos de manera habitual con el móvil. La cuestión sería, como actualmente afecta a todos los vehículos eléctricos, al lanzarse a la aventura sin asegurarse el punto de recarga y que en el mejor de los casos supondría invertir muchísimo tiempo en la operación de repostaje comparado con un vehículo de combustión térmica.

Vespa Elettrica (L3), prueba, precio, ficha técnica y primeras impresiones

El Grupo Piaggio se estrena en la propulsión eléctrica con la Vespa Elettrica.

El precio de adquisición de esta aventajada Vespa Elettrica L3 es de 6.590 €, y el de la versión L1 de prestaciones estrictamente iguales a un ciclomotor supone desembolsar de 200 € menos.

Vespa Elettrica, conclusión

¡Me encanta! Vespa está demostrando que su acertado concepto de diseño va para inmortal. Aunque de momento el uso de esta versión Vespa Elettrica L3 queda restringido al estricto urbano debido a sus limitadas prestaciones, sigue ofreciendo toda su funcionalidad como scooter. Además, de la manera más chic con su eterna imagen fiel al concepto original de “avispa" pero ahora sin molestar a los peatones al no hacer prácticamente ruido ni contaminar durante su uso. La capacidad de carga es algo justa pero resulta suficiente, aunque restringe al uso de un casco abierto (siempre menos seguro que un integral) si queremos guardarlo bajo el asiento. La posibilidad de conexión del teléfono al panel de instrumentos incide en su practicidad como vehículo moderno que es. Su precio será el mayor escollo a la hora de plantearse su adquisición, ya que por lo que cuesta podríamos disponer de dos Vespa Primavera 50 de similares prestaciones y además nos sobrarían 792 € de presupuesto, por ejemplo, para la gasolina…

Lo mejor:
  •  

    Ergonomía

  •  

    Limpieza energética

  •  

    Respeto del diseño original

Mejorable:
  •  

    Limitación puntos de recarga

  •  

    Capacidad de carga

  •  

    Precio

Ficha Técnica Vespa Elettrica L3

Nuestros destacados