Operación Impala, 50 Aniversario

Atravesar África de Ciudad del Cabo a Túnez es, aun hoy en día, un viaje fantástico, hacerlo hace 50 años sobre tres Montesa Impala de 175 cc, una auténtica expedición con todos los alicientes de las travesías épicas.

Gustavo Cuervo -
Operación Impala, 50 Aniversario
Operación Impala, 50 Aniversario

El 5 de Septiembre de 1961 se celebró la ceremonia de colocación de la «primera piedra» de lo que sería la nueva fábrica de Montesa situada en Esplugues del Llobregat, un edificio de 10.000 m2, diseñado por los arquitectos Correa y Milá. En 1962 se inició la actividad en estas nuevas instalaciones y el 19 de abril de 1963 el acto oficial de inauguración. Mientras tanto, Leopoldo Milá trabajaba intensamente en el proyecto «Impala», destinado a seguir movilizando a la sociedad española. En esta época el transporte personal utilizaba mayoritariamente la motocicleta. Montesa, Bultaco y OSSA eran, con Derbi y Sanglas, las grandes marcas españolas herederas de la enorme proliferación que durante los años 50 tuvieron las factorías de motocicletas españolas. Motocicletas sencillas de dos tiempos y baja cilindrada, pues por entonces una moto con más de 250 cc era realmente ya una máquina de altas prestaciones y gran cubicaje. Para asegurar la calidad y fiabilidad del nuevo producto, en Montesa pensaron que sería bueno someter los prototipos a duras pruebas más allá de los teóricos ensayos y las pruebas de corto alcance realizadas en la fábrica. De esta forma de pensar nació la idea de realizar una larga travesía en moto, y ningún continente mejor que África para hacerlo por sus extremas condiciones. Una ruta de 20.000 km por África de sur a norte, aseguraba y superaba las condiciones requeridas. Un ambicioso proyecto, y no exento de riesgo, al que se apuntaron buenos conocedores de la marca barcelonesa con gran espíritu aventurero. Oriol Regás, Tey Elizalde, Enrique Vernis, y Rafael Marsans, que contaron con Manuel Maristany para que dejara testimonio fotográfico del viaje, al mismo tiempo que tomaba las notas escritas del mismo.

Manolo Maristany, que estará presente en el VIII Encuentro de Grandes Viajeros de Albacete, no solo fotografió y escribió todo lo sucedido también, aun no siendo un motorista experto, en algunas ocasiones le tocó pilotar una de las motocicletas por estar alguno de los «pilotos oficiales» temporalmente incapacitado por una de las múltiples caídas que tuvieron durante la travesía. Del trabajo de Maristany se nutrieron los periódicos nacionales del momento, que dieron gran difusión a este viaje, en el que un puñado de españoles, con motos españolas, cruzó el continente de la aventura. De sus múltiples notas y su visión personal del viaje, de sus vicisitudes y anécdotas también salió un tiempo después uno de los libros de viajes más leídos de España y sin duda la referencia de viajes en moto a nivel español. Un libro titulado «Operación Impala».

Fue aquél un viaje épico, aun hoy reservado a los grandes aventureros. Es más, actualmente imposible de realizar por la misma ruta que siguieron las Montesa Impala, pues la inestabilidad política y social impide hoy el paso de los viajeros occidentales por algunos de los lugares que atravesaron las tres motos y el automóvil TT que transportaba la intendencia.

Tres unidades prototipo del modelo Impala se prepararon a conciencia, y partieron a la aventura el 15 de enero de 1962. Necesitaron 100 días para recorrer unos 20.000 kilómetros, que separan Sudáfrica de Túnez por la ruta del oriente africano. Miles de kilómetros y muchas más situaciones complicadas que superaron con grandes dosis de pundonor. Atravesaron países que hoy han cambiado de nombre y de límites fronterizos como Abisinia (Etiopía), Rodesia, Tanganica… Selvas, desiertos y llanuras, siguiendo caminos en su mayoría sin asfaltar sobre motos, que aun como prototipos, podemos decir que eran de estricta serie. Nada de ruedas de tacos, «mousse», ni GPS o internet. Tesón y espíritu de superación para remontar cada día múltiples inconvenientes en un mundo donde la comunicación con España era prácticamente imposible y solo a través de las embajadas podían hacer llegar o en el más urgente de los casos recibir material. En esta época los intereses de España en África oriental apenas se limitaban a tener una delegación diplomática, que ni que decir tiene veían como una auténtica gran noticia la llegada hasta la embajada de un puñado de españoles que se habían propuesto una verdadera hazaña. Hoy, igual que entonces, las dudas que asaltan a los expedicionarios antes de empezar con semejante viaje son las mismas.

Leyendo el libro te das cuenta de que las preguntas fundamentales son las mismas y los problemas burocráticos y logísticos semejantes. Por ejemplo, cualquiera no iniciado que piense en África, inmediatamente cree que debe buscar el suero antídoto para las serpientes venenosas, cuando en realidad resulta prácticamente imposible encontrarlas, pues desde siempre los ofidios nos temen mucho más que nosotros a ellos. Antes, como ahora, el ejemplo de las serpientes es uno de los mitos que siguen descartando a los poco intrépidos.

Lo que de verdad ha cambiado mucho son las herramientas con las que afrontar semejantes viajes. Ahora, desde la comodidad de tu casa, tienes acceso prácticamente a toda la información, y mucha más de la que puedas necesitar, sobre cada uno de los países. Tienes a toque de «ratón» y coste cero los relatos de viajeros que acaban de terminar cualquier viaje incluso que lo están realizando, con fotos y vídeos.

La Operación Impala fue una durísima prueba que sirvió para confirmar que el proyecto de la nueva motocicleta estaba destinado a ser un acierto total. La Montesa demostró ser muy fiable técnicamente, obtuvo un gran éxito comercial y también deportivo, (campeona de Europa de Resistencia y ganadora de las 24 horas de Montjuïc) convirtiéndose en un ejemplo de diseño (Delta de Oro al mejor diseño industrial) y un icono de la marca por el que no pasaron los años.

Manolo Maristany está deseando contarnos en Albacete algunas de esas jugosas anécdotas que vivieron hace medio siglo, responder a las preguntas de los asistentes y para complementar su intervención y confirmar el título del Encuentro «Viajes de Ayer y hoy», nada mejor que estar apoyado por Edu Cots, que en compañía de otros amigos realizaron hace unos meses una larga travesía por Argentina y Chile, coincidiendo con el rally Dakar y utilizando la Impala más moderna. No faltará Luis Oromi que realizó el mismo viaje que en la Operación Impala pero hace solo unos años, en solitario y sobre una BMW F 650 GS Dakar.
La Montesa Impala sigue viva 50 años después como demuestran también sus clubes que organizan reuniones a las que acuden cientos de aficionados.

Próximo capítulo: «Vuelta al Mundo en Vespa en 79 días». No te puedes perder este relato exclusivo para MOTOCICLISMO escrito por su protagonista, Antonio Veciana. No solo es aventura en moto, es también un magnífico escaparate de la sociedad española de mediados del siglo XX.

VIII Encuentro de Grandes Viajeros. Inscripciones www.gustavocuervo.es

Galería relacionada

Operación Impala

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...