Rutas por Erfoud, la puerta del desierto

Esta ciudad marroquí ofrece numerosos atractivos para los amantes del trail y la conducción en el desierto.

Erfoud es la ciudad que da paso al desierto. Fuente: iStock/Jedamus_Lichtbilder
Erfoud es la ciudad que da paso al desierto. Fuente: iStock/Jedamus_Lichtbilder

Es probable que para la mayoría de los lectores el nombre de Erfoud no les diga nada, y no es de extrañar, puesto que solo es una ciudad marroquí emplazada cerca de un oasis en el desierto del Sáhara. Sin embargo, los aficionados al trail saben perfectamente que es uno de los destinos más atractivos para los amantes de las rutas desérticas en las que se pueden llegar a recorrer dunas.

Y es que Erfoud es una perfecta base de operaciones para disfrutar de la moto en paisajes que a primera vista pueden parecer similares, pero que proporcionan un completísimo compendio de terrenos en los que dar el máximo con la moto.

Rodando por Marte

Uno de los aspectos más llamativos de la zona es que, según el colectivo científico, es una de las partes de la Tierra que más se asemeja a la superficie de Marte, con lo que el periplo por sus áreas arenosas y rocosas bien podría parecerse a rodar por el planeta rojo (eso sí, con oxígeno y generalmente altas temperaturas).

Así que incluso para los primerizos en el trail y las motos off road supone un caleidoscopio de sensaciones: un paisaje único, la cultura árabe y bereber e incluso escenarios de película que mencionaremos un poco más adelante.

Explorar la gran duna de Marruecos es una experiencia inolvidable. Fuente: iStock/LockieCurrie
Explorar la gran duna de Marruecos es una experiencia inolvidable. Fuente: iStock/LockieCurrie

Hacia las dunas de Erg Chebbi

Una de las excursiones que no deben faltar en la visita a Erfoud es la de las dunas de Erg Chebbi. Desde esta ciudad se puede llegar en poco tiempo al pueblo de Merzouga, el más importante de los que rodean las míticas dunas que reciben cientos de visitas al mes. 

Sin embargo, para los “traileros”, estas inmensas dunas son algo más que un bello milagro de la naturaleza: son un auténtico parque de atracciones para aquellos que saben conducir por ellas. A fin de cuentas, se encuentran un área de 50 kilómetros donde se elevan dunas de hasta 150 metros, lo que supone un reto mayúsculo incluso para los más expertos.

Más atractivos

No cabe duda de que Erg Chebbi es el principal atractivo turístico, pero toda la zona que rodea a Erfoud tiene un encanto especial. Y para comprobarlo solo hay que coger la moto y trazar rutas por los diferentes caminos que llevan por zonas desérticas, cañones e incluso las lindes del río Ziz. En definitiva, una auténtica incursión en la naturaleza más extrema y dura del planeta.

Gargantas de Dades en Marruecos. Fuente: iStock/Starcevic
Gargantas de Dades en Marruecos. Fuente: iStock/Starcevic

Aunque si hay una excursión que también merece la pena, esa es la que conduce a las Gargantas de Dades, en las que la moto se puede fundir con un paisaje de carreteras serpenteantes que se interna en un paisaje sobrecogedor.

Películas

Tal y como hemos apuntado al comienzo, Erfoud y sus alrededores han sido escenarios de famosas películas que no viene mal revisitar antes de hacer el viaje. Es el caso de La Momia (la versión de 1999 protagonizada por Brendan Fraser y Rachel Weisz), Príncipe de Persia y Spectre, una de las últimas películas de James Bond, el agente 007.

Marruecos en Vespa: Chefchahuen.

Galería relacionada

En Vespa por Marruecos

Archivado en:

Marruecos en Vespa.

Relacionado

Marruecos en Vespa (1ª parte)

Probamos las nuevas Triumph Tiger 900 en Marruecos

Relacionado

Probamos las nuevas Triumph Tiger 900 en Marruecos

Los mejores vídeos