Segunda mano: Ducati Monster 696

Cuando alguien piensa en Ducati, piensa en una rojísima y flamante deportiva con la que enfrentarse al crono en circuito. Pero si no fuera por ésta bella y equilibrada naked, tal vez aquéllas ni existirían.
Marcos Gil. Fotos: MPIB -
Segunda mano: Ducati Monster 696
Segunda mano: Ducati Monster 696

Es la más pequeña de la familia de Borgo Panigale, pero también es la niña mimada de la marca, debido a que con su gran éxito comercial ha contribuido durante lustros a que Ducati pudiese seguir invirtiendo en otros proyectos más ambiciosos. De hecho, el diseño original de Galuzzi fue tan acertado que a la marca le costó Dios y ayuda atreverse a meterle mano, no fuera a mosquearse el numeroso público adorador de las Monster.

No fue hasta 2008 cuando llegó este profundo rediseño y, como ocurre en pocas ocasiones, si dejamos a un lado el bicilíndrico en V refrigerado por aire, todo en ella cambió sin que el diseño general variase notablemente. Sí, los escapes saliendo por arriba junto al colín te pueden gustar o no, pero la 696 sigue conservando su inconfundible esencia e incluso muchas características como su postura a los mandos. Te pueden vendar los ojos, hacerte subir a ella y dudo que no te dieras cuenta de que estás sobre una Monster. Pero además, y quizá lo más importante para lo que nos ocupa, es que esta última remodelación, se aprovechó para revisar un gran número de puntos que en lugar de tirar de la nota hacia abajo, ahora van sumando unas decimitas por aquí y por allí, que dan como resultado una moto más agradable, más versátil y, en suma, mejor.

Nada monstruosa

La ganancia en radio de giro útil, gracias al nuevo chasis y depósito, es uno de estos puntos mejorados, algo que se agradece en ciudad, al igual que el menor esfuerzo que requiere ahora el accionamiento de su embrague, dotado por cierto de sistema antibloqueo en retención. El resultado, pues, es una moto más indicada para el día a día y más amable que las anteriores generaciones Monster. Pero ojo porque como todas las motos, tiene sus puntos mejorables: manetas que no se regulan en su distancia, horquilla no regulable, estárter manual (en lugar de automático como en su hermana 796, que además luce un basculante monobrazo), o el calor que desprende su motor de aire cuando aprieta el calor.

Por lo demás, la última de las pequeñas Monster goza de una gran aceptación por parte de sus incondicionales, entre los que no faltan mujeres, ya que es una moto muy indicada para su menor talla y su gran agilidad, y además ellas siempre otorgan una mayor importancia a la estética, y en ese aspecto pocas naked de media cilindrada son tan bellas como ella. Eso, por no hablar de su sonido… En cuanto a su precio de venta, varía bastante en función de los extras que lleve montados.

Fíjate en...

Campañas
Ducati solo ha tenido que «llamar a filas» a sus clientes de Monster 696 en dos ocasiones, tres si contamos la que tuvo lugar nada más salir las primeras unidades de ésta, debido a que parte de la instalación eléctrica iba poco protegida a su paso junto a la culata trasera. No fue ni campaña debido a que apenas había sido comercializada. Así, la primera fue con la versión 2010, cuando el fabricante del depósito de combustible de una  determinada serie, podía presentar en algunas unidades un poro (Circular CR071) y la segunda tuvo lugar en 2012, en este caso para revisar los conductos de gasolina del depósito a los cuerpos de inyección (Circular CR081). En ambos casos, Ducati te puede confirmar si la unidad que estás pensando comprar ha sido reparada por la marca facilitando el número de bastidor de tu futura Monster en un concesionario oficial.

Pérdidas
En algunas motos verás que el motor está chorreado de aceite en la zona del piñón de ataque dando pie al conocido chascarrillo de que las Ducati «marcan su territorio». Eso era antes. Si no lo sabes puedes achacarlo a que te has pasado engrasando la cadena, o a que se ha roto el retén del piñón, pero lo más probable es que los tóricos de la bomba de embrague que empuja la varilla hayan dejado de sellar. Nada grave.

Pasajero
Desde sus inicios, la Monster no se ha destacado por ser una moto que reciba con los brazos abiertos al pasajero, y de hecho verás algunas circulando con la tapa de colín que tan bien le queda, por cierto. Algunas versiones carecen de asas para el pasajero, pero ponérselas es posible con una leve modificación en los anclajes de los silenciadores. En un concesionario te lo harán.

Transmisión
Si en algo se aprecia un salto cualitativo en el pequeño motor respecto a las versiones anteriores, éste es el sistema de transmisión. Para empezar, su embrague, con sistema antibloqueo en retención, aunque tiene un tacto algo directo y con poco recorrido al que hay que acostumbrarse, es infinitamente más suave y precisa menos fuerza que antes. El cambio en algunas unidades precisa de decisión a la hora de tocar la palanca.

Modificaciones
Son pocas, pero las hay. Algunos enamorados del monobrazo le colocan el basculante y las llantas de la 796; un jaleo para la ITV, pero que soluciona la vida a los que quieren más goma atrás, y de paso levantarla, ya que la 796 lleva perfil más alto. Y si solo quieres levantarla algo de atrás, puedes intercalar en el soporte superior del amortiguador un espaciador original. Un radiador de aceite si vives en el sur y no sales de la urbe le vendrá bien.

Eléctricidad
La mayoría de las quejas de los usuarios vienen dadas por el sistema eléctrico: relés, regulador, fusible principal situado bajo el asiento (punto caliente al estar junto a la culata trasera)… y a veces la culpa es del que toca porque si al acceder a la batería luego no colocas el cable de la sonda lambda trasera correctamente (tiene una presilla para guiarlo), acabarás quemándolo.

Usuario

Ducati basa el mantenimiento de la Monster 696 en visitas al concesionario cada 12.000 km o cada año, lo que cumplas primero, aunque cada 6 meses la marca te recomienda revisar: el nivel de aceite del motor, del líquido de frenos y de embrague, desgaste de los neumáticos, de las pastillas de freno y de la cadena. No es una moto en la que te vayas a gastar mucho en mantenerla, e incluso si eres algo manitas puedes encargarte de las revisiones más sencillas, recurriendo a tareas como el reglaje del sistema desmodrómico de distribución a los profesionales. Si tocas, ojo con aspectos como el guiado de cables, porque podrías liarla.

Mantenimiento

  • 1.000 km. Cambio de aceite y filtro, revisión de los niveles de líquido de frenos y del mando del embrague, comprobar el estado de gomas, pastillas de freno, cadena de transmisión.
     
  • 12.000 km. Se repiten los puntos de la de los 1.000 km y además: control de la holgura de las válvulas y de la tensión de las correas de distribución, revisar el estado del filtro del aire, sincronizar cuerpos de inyección, lubricar mandos de acelerador y estárter, inspección del embrague, suspensiones y frenos y comprobar sistema de alumbrado, apriete del motor y de tornillos y tuercas clave.
     
  • 24.000 km. Mismas tareas que en la de los 12.000 km a lo que se añade: comprobar la presión del circuito de lubricación, cambio de correas de distribución, de las bujías si hace falta, del filtro de aire, inspección de rodamientos de dirección, de los bujes de las llantas.
     
  • 36.000 km. Similar a la de los 12.000 y además: limpieza del filtro de admisión del aceite del motor, cambio de líquido de frenos, del accionamiento del embrague y de la horquilla.

Versiones

2008 (Ficha técnica y precio)
Ducati Monster 696

[ 696 cc | 80 CV | 161 kg ]
Precio: 3.500-5.000 €

Después de 15 años de la llegada de la primera Monster, Ducati decide renovarla y comienza por aumentarle la cilindrada un poco. Todo en ella es nuevo, pero con el inconfundible alma de la 900 diseñada por Miguel Ángel Galuzzi. Rueda trasera de 160 y embrague antibloqueo.

2009-2013
Ducati Monster 696 (Ficha técnica y precio)

[ 696 cc | 80 CV | 161 kg ]
Precio: 4.900-6.800 €

En esencia técnicamente se trata de la misma moto que la versión básica, pero en esta versión Plus, Ducati le incorporó un par de detalles estéticos: un deflector delantero sobre la instrumentación y una tapa para cubrir el asiento del pasajero con el que estéticamente la moto gana.

2010-2013
Ducati Monster 696+ ABS (Ficha técnica y precio)

[ 696 cc | 80 CV | 163 kg ]
Precio: 5.000-7.600 €

Tratándose de una moto perfecta para quien se quiere iniciar en el mundo de la moto, un sistema ABS le venía claramente al pelo, y Ducati decidió incorporarlo dos años después de su llegada al mercado. Por lo demás, la moto es la misma pero sin duda con ABS, gana.

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...