Segunda mano: Suzuki GSX-R600

La Suzuki GSX-R600 o «Gixxer 600» popularizó, aun más si cabe, la deportiva saga japonesa
Marcos Blanco Fotos: MPIB -
Segunda mano: Suzuki GSX-R600
Segunda mano: Suzuki GSX-R600

Con la versión del 2006 la pequeña deportiva, por fin, se ponía a la altura de la dura competencia; concentrada en sus compatriotas niponas (CBR600RR, Ninja ZX-6R e YZF-R6) al mejorar claramente sus prestaciones. En parte, gracias al estreno de un propulsor que ya sí alcanza ese régimen máximo prometido desde el 2004, aunque infructuosamente en aquella.

Con todo, en su cuentavueltas la zona roja se ubica ahora a 16.000 rpm mientras su aguja se llega a hundir hasta las 16.500. Éste se muestra muy fiable, con la única pega destacable de la válvula del escape -como alguno de nuestros lectores ratifica-, en general por un simple desajuste en sus cables de mando, aunque ha habido algún caso de fallo en el propio servomotor y reflejado en el cuadro por el polivalente testigo F1. El famoso código C46 en el test de diagnosis del servicio oficial.

Es un modelo que no carece de cierta polivalencia y que hacen de ella una moto para todo a pesar de sus claras intenciones deportivas. Donde supera a sus contendientes en protección aerodinámica, entiéndase en estos niveles de protección.

La versión del 2008 estrena el S-DMS, un sistema que permite modificar mediante tres mapas la gestión del motor, con un modo C claramente indicado para el uso urbano o con el asfalto deslizante, por las prestaciones más contenidas que en los otros modos. En estas versiones hubo algún problema con los amortiguadores de dirección, siempre atendidos en garantía en el servicio oficial, así como con los reguladores de corriente, que se cambiaron mediante una campaña especial para subsanar tal defecto.

Publicidad

En el 2011 la pequeña «Gixxer» se vuelve a actualizar y, en busca de una mayor agilidad -siempre junto a su hermana 750-, reduce volumen y peso, gracias a un nuevo bastidor. Además, su tren delantero se ve claramente mejorado en suspensión y frenos, favoreciendo la conducción más incisiva. Por cierto, en cuestión de frenos, también se han cambiado las bombas delanteras aunque sin llegar a ser un problema real para la mayoría de sus usuarios.

El mayor handicap que te puedes encontrar a la hora de decantarte por este modelo es que su uso haya sido intenso en circuito, cosa que asume sin mayor complicación salvo por las caídas. Más que nada por una ineficaz reparación, o sometida a un grado de preparación de su propulsor que claramente va en contra de una fiabilidad más prolongada.

Publicidad

Modelos

2006-2007 [ 599 cc | 123 CV | 161 kg ]
Precio: 2.900-6.100
Actualización completa, con un motor más corto gracias a los ejes escalonados verticalmente y con el cárter ahora dividido en dos partes, estrena embrague anti rebote e incorpora una corta salida de escape, con el silenciador principal bajo el motor, con el objetivo de centrar masas. Bastidor y estética se modernizan.

Publicidad

2008-2010 [ 599 cc | 125 CV | 163 kg ]
Precio: 4.150-7.000
Optimización interna del propulsor que estrena el S-DMS con tres modos de uso del motor. Exteriormente el silenciador final crece y tiene sección triangular. El bastidor cuenta con un amortiguador de dirección electrónico y con el subchasis más sencillo y ligero. Y la estética se beneficia de un característico faro apaisado.

Publicidad

2011-2014 [ 599 cc | 126 CV | 187 kg ]
Precio: 7.000-8.400
Se somete a una estricta dieta que anuncia 9 kg menos, aunque ahora se declara el peso en lleno. Nuevo bastidor con menor distancia entre ejes y cuenta con la horquilla Showa BPF. Los frenos incorporan pinzas delanteras Brembo monobloque. Y el carenado optimiza la protección del viento pero reduciendo sus piezas.

Publicidad

Usuario

Los productos japoneses suelen destacar por su buena calidad así como por su extraordinaria fiabilidad. Al ser un modelo tan deportivo sus desgastes y mantenimiento irán en consonancia al uso aplicado, con los neumáticos y pastillas de freno como grandes protagonistas. Lógicamente también el carburante, aunque no es un modelo especialmente glotón y a la hora de salir de viaje los consumos te sorprenderán, por parcos, a velocidades legales y, lo que no es menos importante, por su autonomía.

Mantenimiento

  • 1.000 km La primera revisión contempla el pertinente cambio de aceite del motor junto a su filtro (éste cada 18.000 km) e inspección del ralentí, la sincronización de las mariposas de la alimentación, el cable del acelerador, la vávula de escape, la cadena de transmisión junto a su lubricación (cada 1.000 km), frenos y dirección; comprobando el apriete del escape (cada 12.000 km) y los principales anclajes del bastidor (en cada revisión).
  • 6.000 km Cambio de aceite de motor (en cada revisión), revisión del filtro del aire (en cada revisión), bujías, ralentí (en cada revisión), conductos de alimentación (en cada revisión), cables del acelerador y embrague (en cada revisión), líquido de refrigeración y manguitos de refrigeración (en cada revisión y remplazo cada dos años), frenos junto a sus latiguillos (en cada revisión y remplazo cada cuatro años) y su líquido (en cada revisión y remplazo cada dos años) y neumáticos (en cada revisión).
  • 12.000 km Cambio de bujías e inspecciones mencionadas.
  • 18.000 km Cambio del filtro del aire e inspecciones y cambios mencionados.
  • 24.000 km Revisión del registro de humedad de la caja del filtro de aire.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...