Tom Sykes y Jonathan Rea comparten el homenaje a Nicky Hayden

Los pilotos de Kawasaki se repartieron las victorias en Donington Park.
Nacho González -
Tom Sykes y Jonathan Rea comparten el homenaje a Nicky Hayden
Tom Sykes y Jonathan Rea comparten el homenaje a Nicky Hayden

El fin de semana en Donington Park fue desde el dolor por la falta de Nicky Hayden hasta la postrera felicidad de Jonathan Rea, artífice de la victoria 100 de Kawasaki. En medio, el gran dominador del trazado británico: Tom Sykes.

WSBK: TABLAS VERDES

Todas las miradas se posaban en el campeón de 2013, que desde aquel año jamás había perdonado una victoria ante su público, sumando la friolera de ocho consecutivas. Su Superpole número 39 (a cuatro de Troy Corser) reafirmaba su favoritismo.

Chaz Davies quiso ser protagonista y lo fue, gracias a una gran salida que le permitió abrir algo de hueco mientras Rea y Sykes se zafaban con Leon Haslam de testigo. Cuando se deshicieron de él y se fueron a por Davies, el galés se fue al suelo en la curva de entrada a meta cuando restaban 17 giros. Pudo levantarse y remontar hasta acabar octavo, pero había quedado fuera de juego en la lucha por la victoria.

Como decía el guion, Sykes empezó a hacer valer su dominio de los recovecos de Donington para ir reduciendo el hueco con Rea, cuyo ritmo caía de forma sensible. El norirlandés trató de presentar batalla, pero Tom era superior y se escapaba. Entonces, sucedió lo inesperado: cuando parecía el momento de dar por buena una segunda posición, Rea sufría una dura caída.

Publicidad

En la cámara lenta pudo apreciarse algo extraño en la goma, hasta el punto de que Pirelli decidió prohibir, de cara a la carrera del domingo, el compuesto que Rea había montado, alegando problemas de seguridad.

Y, mientras Rea se retiraba andando tras salir, por causas ajenas a él, con su primer cero del año; Tom Sykes festejaba su noveno triunfo consecutivo en Donington, con Leon Haslam segundo y, completando el podio, un Alex Lowes que firmó una remontada antológica y se coló en el cajón gracias a un fallo inexplicable de Marco Melandri en la última vuelta.

Tanto Jonathan Rea (Australia, Tailandia y Assen) como Chaz Davies (Imola) habían probado que el sistema de parrilla invertida apenas tiene incidencia cuando el dominador de la primera manga cuenta con el ritmo suficiente para hacer valer su ley en cuanto la carrera se estira. Faltaba por saber si Tom Sykes también sería inmune al retraso hasta la novena posición de parrilla que implica vencer la primera manga.

Publicidad

Y no, Tom no lo era. Por culpa de Jonathan. Porque si de algo ha servido este sistema es para comprobar la maestría del bicampeón para remontar posiciones en la primera vuelta. Esta vez no fue menos: en el primer paso por meta ya era segundo, sólo por detrás del argentino Leandro ‘Tati’ Mercado. Un par de curvas después, ya lideraba.

Más atrás, Sykes se desesperaba al ver a su compañero al mando mientras él apenas había recuperado una posición. Fue entonces cuando Haslam se tocó con Mercado y se fue al suelo, obligando a Davies a irse a la hierba para esquivarle. Un incidente que le quitaba la mitad del trabajo a Sykes, que se ponía tercero al superar a Melandri.

Sykes y Davies remontaban, pero su esfuerzo tendría premios muy distintos. Tom no pudo dar caza a Jonathan Rea, que se hacía con la victoria número 100 para Kawasaki y cortaba la racha de su compañero. Davies sí llegaría hasta las Yamaha para acceder al podio y salvar los muebles en un fin de semana complicado.

Entre los españoles el mejor fue Xavi Forés (10-7), seguido en ambas carreras por Román Ramos (11-8); mientras que Jordi Torres no tuvo su mejor finde (9-R).

WSS: EL MEJOR SOFUOGLU

Tras tres ceros, tres victorias. Es la hoja de resultados de 2017 del turco Kenan Sofuoglu, para quien ‘imposible’ es sólo una opinión si se trata de hacer el más difícil todavía en el Mundial de Supersport. Assen, Imola y ahora Donington Park. En una carrera disputada en dos partes por bandera roja (¡cómo no!), Sofuoglu no dio opción alguna a sus rivales.

Publicidad

Se situó primero y puso un ritmo que nadie pudo seguir, pese a que tanto Jules Cluzel como Lucas Mahias lo intentaron con ahínco en los compases iniciales. Como en Assen, la lucha entre galos la ganó Mahias para minimizar las pérdidas y salvaguardar su ventaja en la general respecto al turco, que ya es segundo a 30 puntos. Brillaron también las Triumph de Luke Stapleford (cuarto) y Jack Kennedy (quinto), con Nacho Calero 22º.

SSP300: LA PELI DE COPPOLA

Tercero en Assen y segundo en Imola, parecía claro que la primera victoria del italiano Alfonso Coppola era una cuestión de tiempo. Y así fue: en Donington se hizo con su primera Superpole y tampoco falló a la hora de la verdad.

Llegó a la última vuelta en cabeza y no se puso nervioso cuando le superó Mika Pérez, devolviéndole la pasada en el último momento y arrebatándole el triunfo, con Marc García tercero. Dani Valle fue noveno y Ana Carrasco décima, con Borja Sánchez 23º tras caerse. Ahora, Coppola se pone a cuatro puntos del líder Scott Deroue, que fue cuarto.

STK1000: RAZ-GA-TLIO-GLU

La fiesta de Kawasaki la rubricó Toprak Razgatlioglu venciendo en Superstock 1000 ante Florian Marino y Maxi Scheib; una victoria incontestable que además permite al turco auparse al liderato de la clasificación general, aprovechando la caída de Michael Ruben Rinaldi, que partía como favorito desde la pole.

Publicidad

Toprak impidió la escapada y forzó al error al italiano, que de esta forma entrega el mando de la categoría al joven pupilo de Sofuoglu, cuyo apellido va a dar muchos quebraderos de cabeza a narradores y comentaristas durante muchos años. Es más fácil si se separa en sílabas: Raz-ga-tlio-glu. Después, prueben con el siguiente trabalenguas, que además tiende a ser verdad cada dos fines de semana: ‘La actuación de Toprak Razgatlioglu ha sido pantagruélica’.

RIDE ON, KENTUCKY KID

Un vacío terrible inundaba el paddock de Donington Park. La presencia de la CBR1000RR SP2 número 69 en el box del Red Bull Honda hacía aún más brillante la ausencia del piloto que lidió con ella hasta dos semanas atrás en Imola.

Nicky Hayden se ha ido, pero no nos ha dejado. Es el mensaje que, sin alzar la voz, ha dejado todo el paddock del WorldSBK en un fin de semana donde la acción en pista quedó en segundo plano. Las carreras sólo eran parte de la fiesta de despedida al estadounidense. Su parte favorita.

Antes de la carrera del sábado, fue homenajeado con un minuto de silencio. Un recuerdo oficial que no fue sino una gota en el océano de recuerdos que se propagó por Donington desde el viernes hasta el domingo.

Con el casco de su amigo y compatriota Patrick Jacobsen (réplica del de Nicky) como el más destacado; banderas americanas dentro de un 69 podían verse en cada moto, cada casco, cada box. El mensaje ha sido unánime. Allá donde estés, sigue dando gas como sabes. Ride on, Kentucky Kid.

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...