Las motos ideales para viajar por el mundo

La moto para dar la vuelta al mundo no es una elección que deba hacerse con alegría. La moto ideal es aquélla con la que puedas afrontar con seguridad y comodidad la ruta al completo.

Sergio Romero. Fotos: MPIB | 15/03/2012
Votar
14 votos

Buscarás en tu moto para viajar unas cualidades que te permitan llegar a lugares tan lejanos como inaccesibles. Sin duda la categoría para hacer la elección más adecuada es la de las maxitrail, ya que en la actualidad sus integrantes son las motos viajeras de aventura por excelencia.

Éstas son virtuosas en aspectos fundamentales, como el comportamiento del chasis, gracias a las suspensiones de largo recorrido y a los neumáticos mixtos con llantas de mayor diámetro. Con esta combinación puedes recorrer las nefastas pistas de la estepa de Europa Oriental, los desiertos de Oriente Medio o las selvas del Ecuador.

De modo que se defienden mucho mejor en este terreno adverso que las Gran Turismo, a priori más cómodas, si bien la ergonomía está bien estudiada en las trail. La potencia, la buena respuesta en bajos y la robustez de los motores que utilizan, las colocan en un lugar privilegiado para afrontar largos viajes.

Otro aspecto fundamental que está bien cuidado en las grandes trail es la capacidad de carga, ya que hay mucho espacio para colocar maletas laterales, baúl trasero y bolsa sobredepósito. Es cierto que estos extras los admiten casi todo tipo de modelos, pero estas motos de gran tamaño y robusto subchasis con parrilla portabultos son al final más capaces.

Aun así la elección es personal y las motos son un asunto relacionado directamente con la pasión, no con la lógica, como demostraron Santiago Guillén y Antonio Veciana, en su vuelta al mundo a lomos de una Vespa en 1962, o Sjaak Lucassen, que lo hizo sobre una Yamaha YZF-R1...

Para realizar una vuelta al mundo en moto hay tantas rutas como viajeros pero por lo general se superaran los 40.000 km. Esto supone que en una moto con transmisión final por cadena habrá que utilizar por lo menos dos cadenas, aunque no hará falta cargar con ello ya que se puede buscar dónde comprarlo a mitad de camino, incluso puede que sea allí más barato.

Lo que sí que hay que llevar para las travesías en soledad son recambios de pequeño tamaño y gran utilidad como bujías, cables de acelerador y embrague (si no son ni hidráulicos, ni electrónicos), un par de manetas, una palanca de cambio, eslabones para la cadena, fusibles, parches y las herramientas básicas (alambre, bridas y cinta americana). También es imprescindible llevar cámaras aunque los neumáticos no las necesiten, ya que aumentan tus posibilidades de llegar con aire... 

Dentro de esta categoría la BMW R 1200 GS es la viajera por excelencia y es que lleva más de 30 años como especialista en estos menesteres. La KTM 990 Adventure es otra especialista en la materia que se ha criado en los grandes rallies, de modo que es muy capaz en los terrenos off road, aunque aquí lo importante es llegar... También interesantes son la Yamaha Super Ténéré y las nuevas Honda Crosstourer y Triumph Tiger Explorer. Otras opciones son la Ducati Multistrada 1200, la Honda Varadero XL 1000 V y la Moto Guzzi Stelvio.

Para los de talla más pequeña, que no quieran sentirse como capitanes de barco sobre las maixtrail, están las trail medias. De ellas destacan la BMW F 800 GS, la BMW G 650 GS Sertão, la Honda Transalp, la KTM 690 Enduro, Suzuki V-Strom, la Triumph Tiger 800 y la Yamaha Ténéré. Su mantenimiento es bajo y tendrás que pelearte mucho menos con ellas cuando la cosa se ponga fea.

Con una GT puedes recorrer miles de kilómetros como si estuvieses en el sofá de tu casa pero cuando se acabe el asfalto te va a tocar luchar para moverla. Aunque tampoco hay excusa, ya que hace más de 20 años que Emilio Scotto realizó esta hazaña sobre una Honda Gold Wing. Ésta, junto a la BMW K 1600 GT, pueden ser unos buenos «barcos que capitanear».

Por qué no viajar con una Yamaha YZF-R1, el holandés Lucassen le ha hecho más de 200.000 kilómetros a la suya alrededor del globo, así que aunque parezca mentira se puede hacer en una deportiva, y Nick Sanders tiene hasta un vídeo. Su mayor virtud es que te hace diferente a los demás viajeros y que nunca te falta potencia... Puestos a sufrir te vale cualquier modelo de la categoría, aunque la nueva BMW S1000RR tiene puños calefactables, algo es algo...

Si quieres ser un viajero «fashion» te puedes ir en una Vespa 125 y no serás el primero. Como hemos comentado Santiago Guillén y Antonio Veciana dieron la vuelta al mundo en una Vespa, llamada Dulcinea, en 1979. El valenciano Nacho Medina también se fue hasta Sudáfrica, a lomos de una Vespa PX, durante el Mundial de Fútbol. Aunque no sea un diseño muy moderno, a su favor hay que decir que tiene algo de espacio para carga en la plataforma plana y que su sencilla mecánica se puede reparar en cualquier punto del planeta...

Desde siempre la gente se ha ido al fin del mundo con su moto, así que les puedes emular y llevarte el cacharro de tu padre o incluso el de tu abuelo. Hace unos meses las Montesa Impala reverdecieron viejos laureles y conmemoraron la Operación Impala siguiendo la ruta del pasado Dakar en manos de Carlos Humet, Ignacio Guardia y Edu Cots. Lo bueno es que son muy sencillas, y si la conoces la puedes reparar casi en cualquier lugar del mundo con un par de llaves y las piezas que encuentres por ahí.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.