¿Cómo conducir una supermotard?

Esta modalidad que conjuga lo mejor de la velocidad y del motocross cada vez tiene más adeptos

¿Cómo conducir una supermotard?
¿Cómo conducir una supermotard?

Allá por finales de los años 70 y principios de los 80 del siglo pasado, a algunos visionarios se les ocurrió la idea de fusionar el motociclismo de velocidad y el motocross, dando lugar a las supermotards, una suerte de motos que mezclaban aspectos de los dos mundos. No en vano, en los inicios de esta modalidad, solían ser motos todoterreno a las que le ponían neumáticos de asfalto para recorrer todo tipo de circuitos en los que se combinaban ambos pavimentos.

Ni que decir tiene que se trata de una especialidad que resulta muy atractiva tanto para verla como para pilotarla -probablemente para esto lo es mucho más-. Y para ello no hay más que echar un vistazo a los circuitos preparados para su práctica, en los cuales los mejores especialistas son capaces de hacer auténticas diabluras.

¿Cómo conducir supermotards?

Si alguien nunca ha probado a conducir estas motos, ha de saber que ya no son exclusivamente modelos “trucados” para poder competir en ambos terrenos, sino que las principales marcas ya cuentan con algunos modelos que se pueden adquirir para probar la modalidad sin necesidad de estar haciendo variaciones a las motos de motocross. Así, fabricantes como KTM, Aprilia, Ducati o Husqvarna ofrecen motos sobresalientes con las que probar el supermotard

En cuanto a las recomendaciones y los tips más importantes para conducirlas, cabe señalar las siguientes:

  • Ante todo protección. Antes de poner las manos en el manillar hay que protegerse con la ropa adecuada, que es una mezcla de las prendas propias para llevar en un circuito de velocidad con las que se emplean para off road.
  • Preparación. Cuando se vaya a probar el supermotard ha de hacerse con la suficiente experiencia con el mundo de las motos para sacar todo el partido a este tipo de máquinas, en las que técnicas como el derrapaje habrán de estar totalmente controladas. Si no se ha probado nunca, lo mejor será entrenar con anterioridad, pues de lo contrario, la moto dominará al motorista. El simple hecho de ver cómo muchos pilotos del mundial de velocidad hacen sus pinitos con supermotards da una buena pista de que supone para ellos un desafío (muy divertido), lo que a su vez implica un riesgo y un desafío.
Las supermotards son todo un desafío. Fuente: iStock/brazzo
Las supermotard son todo un desafío. Fuente: iStock/brazzo
  • En el momento de pilotar, una de las acciones que han de mejorarse constantemente es contramanillar y saber deslizar la moto en las curvas. No en vano, son precisamente las curvas donde más se nota el uso de estas motos y la razón por la que los circuitos preparados para esta especialidad son tan sinuosos y con tan pocas rectas.
  • Otra de las técnicas habituales es poner el pie en el suelo cuando se toma la curva de manera que se cuenta con un soporte adicional que ayuda a controlar la moto. Esto hace que las botas sufran más de lo habitual, así que será necesario contar con un par que tenga refuerzos en las zonas más afectadas.
  • Finalmente, el derrape con la rueda trasera subvirando para deslizarse también es una técnica habitual que se debe entrenar para disfrutar realmente de las supermotards.

Archivado en:

Comparativa Supermotard R

Relacionado

Comparativa Supermotard R

Comparativa Supermotard: Ducati Hypermotard y MV Agusta Rivale 800

Relacionado

Comparativa Supermotard: Ducati Hypermotard y MV Agusta Rivale 800

Comparativa supermotard: MV Agusta Rivale vs Ducati Hypermotard

Relacionado

Comparativa supermotard: MV Agusta Rivale vs Ducati Hypermotard

Los mejores vídeos