Cómo lavar la moto paso a paso

Mantener limpia la moto resulta esencial para evitar averías o desperfectos en su aspecto exterior

Lavar la moto conlleva poner cuidado en el proceso. Fuente: iStock/domonite
Lavar la moto conlleva poner cuidado en el proceso. Fuente: iStock/domonite

Tener la moto en perfectas condiciones implica limpiarla habitualmente para que la suciedad no provoque averías mecánicas ni desperfectos. Por esa razón es importante saber cómo lavar la moto adecuadamente.

En este sentido, lo primero que hay que hacer, antes de ponerse manos a la obra, es recopilar todo el material que es necesario para realizar una correcta limpieza de la montura. Puede que lleve más tiempo del que muchos están dispuestos a “invertir” en estos menesteres, pero a la larga la moto lo agradecerá.

¿Qué se necesita?

En cuanto a los productos básicos para lavar la moto, dependerán del nivel de suciedad al que haya que enfrentarse. No es lo mismo una moto de carretera que una destinada a los caminos de tierra donde se forma barro. No obstante, siempre es adecuado contar con los siguientes productos: agua, jabón, desengrasante, cepillos de púas, limpador de llantas y trapos (si son de microfibra, mejor que mejor).

Lavado de la rueda de la moto. Fuente: iStock/Tevarak
Lavado de la rueda de la moto. Fuente: iStock/Tevarak

Cómo lavar la moto paso a paso

En primer lugar, lo más adecuado es que la moto esté fría y no haya sido utilizada en los últimos minutos, al menos de una manera intensiva. Además, siempre será mejor lavarla donde no dé el sol, puesto que provocará un secado acelerado que no siempre le viene bien al proceso de limpieza.

  • En primer lugar, habrá que llenar el cubo con agua no demasiado fría para que la suciedad se retire con mayor facilidad.
  • De arriba a abajo y con un guante o un trapo, se va limpiando la moto con agua y jabón. Si alguna zona está demasiado sucia o embarrada, hay que tener mucho cuidado para no dañar la pintura.
  • En las zonas donde se haya acumulado grasa y sea complicada de retirar, habrá que utilizar el desengrasante, mientras que para las llantas lo más adecuado será emplear un producto especialmente destinado a ellas, aunque eso ya será cuestión de cada conductor.
  • Una vez que se ha limpiado por completo, es el momento de aclarar. En este punto se puede utilizar el mismo cubo con agua limpia o, si es posible, una manguera que facilite el proceso y lo haga mucho más rápido. Por cierto, en este momento conviene tapar el tubo de escape para que no entre agua.
  • Y llega la hora del secado, que es tan importante como cualquiera de los pasos anteriores. Con una bayeta de microfibra o un guante de similares características conviene retirar cualquier atisbo de humedad. Debe quedar toda la moto seca y reluciente. Y es que después de haber realizado un trabajo tan concienzudo, no merece la pena dejar de rematar la faena.
  • Después de la limpieza a fondo, la cadena habrá quedado mucho más brillante. Esa es una estupenda noticia, pero no hay que olvidar que se debe engrasar y lubricar para que funcione a la perfección cuando se vuelva a coger la moto.

En cuanto a los productos que se emplean durante todo el proceso, hay todo tipo de marcas y variedades. Para elegirlos, la mejor recomendación es conocer si la marca aconseja alguno en concreto y la propia experiencia que el motero ha ido adquiriendo a lo largo de su historial con motos.

Archivado en:

14 claves para lavar tu moto off road correctamente

Relacionado

14 claves para lavar tu moto off road correctamente

Para lavar tu moto lo importante es lo que se hace antes

Relacionado

Para lavar tu moto lo importante es lo que se hace antes

Limpieza de cadena de la moto

Relacionado

Limpieza de cadena de la moto

Los mejores vídeos