Cómo grabar vídeos de motos

Hay que tener muy presente la normativa antes de grabar un vídeo en la moto y elegir bien el momento

Cámara para grabar vídeos de motos. Fuente: iStock/suriya silsaksom
Cámara para grabar vídeos de motos. Fuente: iStock/suriya silsaksom

Disfrutar de una buena rodada o de la velocidad vertiginosa en un circuito es algo que todo buen motero desea, así como revivirla en algún vídeo que muestre la experiencia en primera persona. Y es que hay vídeos que merecen la pena ver una y otra vez, ya sea para recordar los buenos momentos o incluso para mejorar en futuras visitas al circuito.

Pero ¿es legal grabar con una cámara toda nuestra actividad? La respuesta a esta pregunta no siempre es afirmativa. De hecho, lo más habitual es que no sea legal grabar vídeos cuando se está montando en moto.

Datos personales

La razón de ello no es que sea peligroso llevar una cámara instalada, sino que la toma de imágenes de terceras personas está en confrontación con las leyes que defienden los datos personales. Es decir, si no se tiene el consentimiento de todas y cada una de las personas que aparecen en la grabación, se estaría incurriendo en una falta y, eso podría ser motivo de multa.

Así pues, por regla general, está prohibido grabar en la vía pública. Algo diferente ocurre cuando se transita por zonas despobladas o en el momento en que se recorre un circuito privado. Para esos casos, habrá que optar por cámaras preparadas para tales menesteres.

Grabar en la vía pública no es legal. Fuente: iStock/jordieasy
Grabar en la vía pública no es legal. Fuente: iStock/jordieasy

¿Cómo deben ser las cámaras para grabar vídeos de motos?

Las cámaras que se suelen llevar en las motos se parecen mucho a las que se emplean para otras prácticas deportivas (en muchas ocasiones son las mismas), de manera que las características han de ser similares. Así, deben ser resistentes, impermeables y con una batería que dure bastante tiempo, pues de lo contrario se puede echar a perder el vídeo.

A todo ello hay que añadir que han de contar con los anclajes que hagan posible situar la cámara en las zonas de la moto, de la indumentaria o del casco que sean más propensas para ello.

Por otro lado, la calidad de la imagen será muy importante, sobre todo si se tiene presente el hecho de que en circuitos, por ejemplo, se puede circular a velocidades altas. Si no se cuenta con un equipo que sea capaz de grabar nítidamente y con buena resolución, la grabación va a resultar un fiasco.

Dónde llevar la cámara de la moto

En el momento de grabar un vídeo, hay que pensar bien cuál es el punto de visto que se va a querer ofrecer y de eso dependerá la zona en la que estará instalada para recoger las imágenes.

  • Una de las posibilidades más utilizadas es la de colocar la cámara en el casco. Por supuesto, siempre que se haga de un modo legal y con dispositivos homologados. Desde ahí, la sensación será la misma que la que experimenta el piloto (NdR: conviene señalar que muchos fabricantes de cascos advierten que el uso de cámaras de video puede reducir la seguridad proporcionada por el casco en caso de accidente).
  • En la parte delantera de la moto se obtendrá una mayor sensación de velocidad, ya que estará más cerca del suelo e incluso se notarán las vibraciones de la moto.
  • En la zona trasera, en cambio, se verá cómo el conductor se mueve y juega con la moto dependiendo del trazado que recorre. Es muy adecuada para hacer rodadas en circuitos.
  • Finalmente, otro de los lugares donde se puede llevar es en el pecho, aunque en este caso la visión suele ser de menor calidad.

Archivado en:

Comparativa Cámaras deportivas: GoPro y mucho más

Relacionado

Comparativa Cámaras deportivas: GoPro y mucho más

Soporte universal Wunderlinch para móviles y cámaras de video

Relacionado

Soporte universal Wunderlich para móviles y cámaras de video

Cámaras On Board para moto

Relacionado

Cámaras On Board para moto