Cómo mantener en buenas condiciones el carburador de la moto

Lo más habitual es que el carburador se termine ensuciando con el uso, lo que hace necesaria una limpieza periódica

El mantenimiento del carburador es clave. Fuente: iStock/amoklv
El mantenimiento del carburador es clave. Fuente: iStock/amoklv

En la actualidad cada vez se utilizan más los sistemas de inyección en detrimento del carburador, pero eso no quiere decir que estén en desuso, puesto que aún hay unas las motos que cuentan con carburadores, sin olvidar los que mantienen en funcioamiento las motos de hace unas décadas. Esto hace que el mantenimiento de esta pieza sea clave para que el rendimiento de la moto sea el esperado.

Suciedad en el carburador

Lo primero que cualquier usuario debe saber es que los carburadores tienden a ensuciarse con el uso (como casi todas las piezas), con el agravante de que puede dejar de hacer su labor por un exceso de suciedad. En este punto hay que recordar que su función es mezclar la gasolina con el aire para que se produzca la combustión que haga moverse al motor, de modo que cualquier obstrucción provocada por un agente externo es susceptible de provocar que no funcione correctamente, llegando a incapacitar al motor.

También hay que señalar que un mecánico o el propio dueño de la moto tienen la capacidad de regular el carburante que entra para la mezcla ajustando el reglaje adecuado. No obstante, cuando de repente hace falta estar haciendo ajustas constantemente es un indicio de problemas internos.

Desmontando el carburador de la moto. Fuente: iStock/ISO3000
Desmontando el carburador de la moto. Fuente: iStock/ISO3000

Limpiar el carburador

La principal misión para mantener en buen estado esta pieza es la limpieza, la cual suele llevar a cabo un mecánico, aunque los usuarios más avezados pueden aventurarse a ello si se lo proponen. En este caso, deberán dar los siguientes pasos:

  • En primer lugar, habrá que desmontar las piezas que entorpezcan extraer el carburador, lo cual dependerá del tipo de moto que se tenga. Hay que tener cuidado con no olvidar dónde va cada una y desconectar tanto el cable del gas, como el del estrangulador.
  • Empleando un limpiador o un cepillito, se repasa toda la zona exterior hasta que no quede ningún resto y se vean todas las gomas a la perfección. En caso de que alguna se encuentre en mal estado, habrá que sustituirla, puesto que puede provocar alguna avería.
  • Una vez que se ha acabado con la parte externa, toca comenzar con el interior. En este caso habrá que desmontar las piezas e ir limpiándolas con algún spray diseñado para la ocasión, dejando que haga su efecto. También se puede utilizar una pistola de aire comprimido.
  • En ese momento habrá que girar el mezclador y el tornillo del ralentí para contar las revoluciones y así saber dónde colocarlo cuando se monte nuevamente.
  • Antes de la limpieza hay que comprar un juego de gomas que garanticen que cada parte sea estanca. Cuando lo tenemos desmontado, se debe cambiar para que toda la maniobra no sea en vano. Cambiarlas no es complicado, puesto que suelen extraerse con sencillez.
  • El último paso será volver a montar el carburador y comprobar que funciona correctamente. Como es evidente, dependiendo del tipo de moto y del año de la fabricación, la limpieza será más fácil o difícil o se llevará a cabo de un modo u otro.

Si existiera un problema inicial y se siguiera detectando tras las acciones de mantenimiento, en ese caso habría que acudir a un especialista porque lo más probable es que haya que sustituir el carburador.

Archivado en:

Cómo limpiar el carburador de tu moto

Relacionado

Cómo limpiar el carburador de tu moto

El consultorio técnico de Manolo López en la revista MOTOCICLISMO número 2.605.

Relacionado

“Qué es y cómo funciona la inyección electrónica”, consejos de mecánica de Manolo López

Sistema de alimentación para el motor: la inyección. Fuente: iStock/FedotovAnatoly

Relacionado

¿Qué sistemas de alimentación del motor hay?

Los mejores vídeos