El desgaste de los discos de freno de la moto

Además de las pastillas de freno, los discos de nuestra moto también sufren desaste con el uso. Los discos de freno son los encargados de detener la moto mediante la fricción con las pastillas. También los discos pueden sufrir deformaciones en algunos casos que harán muy molesta e imprecisa la frenada.

Motociclismo.es -
El desgaste de los discos de freno de la moto
El desgaste de los discos de freno de la moto

Los discos de freno son elementos que cumplen su función mediante el rozamiento que soportan, en este caso concreto, con las pastillas de freno. La deceleración que se le pide a la moto al accionar los frenos se consigue aplicando un par sobre los discos que giran solidarios con las ruedas, y este efecto de frenada se transmite al suelo mediante los neumáticos hasta aminorar la velocidad en la medida solicitada por el conductor.

Los discos de freno sufren desgaste

Aunque están realizados en material muy resistente, los discos sufren desgaste, tanto más cuanto mayor sea el esfuerzo solicitado y cuanto más duras sean las pastillas, y como todos los elementos fungibles, tienen un límite traspasado el cual dejan de funcionar convenientemente.

En el alma del disco el fabricante suele indicar el grosor mínimo necesario para que el sistema funcione a la perfección, pudiendo asegurarse que por debajo de ese espesor de disco no habrá tacto contundente sino esponjoso y la efectividad de la frenada dejará de ser total.

La cantidad de kilómetros necesaria para que un disco pierda el grosor mínimo sin mal uso por parte del conductor, sin problemas debidos a pastillas de freno no originales demasiado duras o sin que nunca haya funcionado con pastillas del todo desgastadas que hayan provocado el roce con su soporte metálico, es enorme, pudiendo acabar la vida útil de la propia moto sin que los discos hayan llegado al final.

Alabeos y sobrecalentamiento

Lo normal cuando hay problemas es una de las tres circunstancias antes descritas, y cuando el disco se alabea por un golpe o un sobrecalentamiento continuado hay ocasiones en que puede solucionarse con un trabajo de planificado en un taller de ajuste, pero este arreglo valdrá solamente si una vez llegado a conseguirse el plano, el disco sigue teniendo espesor suficiente.

Contrariamente a lo que se suele pensar, si el disco presenta ralladuras en la pista de frenada, la efectividad no tiene por qué resentirse una vez que las pastillas se acoplan a dichos surcos.

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...