Ventajas de comprar una moto de 125 cc

Entre otros, los modelos ligeros son adecuados para motoristas principiantes y para quienes tienen el carnet B

Moto de 125cc de Suzuki. iStock/mgallar.
Moto de 125cc de Suzuki. iStock/mgallar.

En el momento de comprar una motocicleta, una de las elecciones más populares es decantarse por una moto de 125cc, ya que ofrece unas prestaciones mayores a las de un ciclomotor y no resulta ni tan costosa ni tan potente como otros modelos superiores.

Además, su conducción no suele entrañar demasiadas complicaciones, lo que aporta un plus de tranquilidad a los conductores que buscan en este vehículo una herramienta perfecta para desplazarse en su día a día

Ventajas de comprar una moto de 125cc

Dadas sus características, una moto de 125cc puede ser una gran elección para numerosos motoristas. A fin de cuentas existen algunas ventajas que conviene conocer en el momento de elegir qué moto comprar.

  • Este tipo de motocicletas pueden circular por cualquier tipo de vía, incluidas las autopistas y las autovías. Aunque haya modelos que quizás no sea adecuado emplear por dichas vías, sí que es posible transitar por ellas, con lo que se trata de un vehículo con el que se puede ir a cualquier lugar con cierta comodidad.
  • Al ser motos ligeras, su conducción es más sencilla y cómoda, lo que las hace perfectas para entornos urbanos donde sea necesaria una mayor maniobrabilidad.
  • Al no ser de gran tamaño, es más sencillo aparcarlas en zonas donde el estacionamiento resulte un quebradero de cabeza.
  • Al ser menos potentes, el consumo de combustible es menor que en modelos más potentes. No en vano, ese consumo no suele superar los 4 o 5 litros cada 100 kilómetros, lo que las hace muy adecuadas para un uso continuo.
  • Su precio suele ser asequible, así como el de su seguro, ya que se trata de motos que no tienen demasiados CV.
  • Se pueden conducir con el carnet B de coches, con lo que quienes no tengan el carnet de moto, podrán rodar con una 125 sin necesidad de pasar ningún examen.
  • Dado que son modelos que no pesan mucho y no tienen un gran tamaño, su transporte es más sencillo en caso de querer llevarlas a otros lugares, como por ejemplo el destino vacacional.
  • Hay modelos de 125cc que son auténticos clásicos del motociclismo y que, por lo tanto, es posible conducir. Es el caso de las Vespas o las Lambrettas, auténticos iconos del último siglo.
Dos jóvenes en una Vespa. Fuente: iStock/olaser
Dos jóvenes en una Vespa. Fuente: iStock/olaser.
  • Otra de las ventajas relacionadas con el coste la hallamos en el mantenimiento, que suele ser más asequible que en motos de mayor cilindrada. Es decir, cadena, neumáticos y demás repuestos tienden a ser más baratos (por supuesto, siempre dependerá del modelo en cuestión).
  • Suponen una excelente puerta de entrada al mundo motero, ya que su conducción es asequible y perfecta para coger experiencia frente al manillar.

Finalmente, cabe señalar como inconvenientes el hecho de que no están pensadas para largos viajes, de manera que son incómodas para tales cometidos; que no ofrecen una gran potencia, lo que las hace menos consistentes en los desplazamientos en los que se desee mantener una velocidad elevada (siempre dentro de los límites); y que, como hemos apuntado, en autovías o autopistas pueden ser peligrosas si no se conduce adecuadamente.

Archivado en:

La convalidación que permite conducir motos de 125 cc con el carné B lleva en nuestro país desde 2004.

Relacionado

La convalidación del carné B para motos de 125 cc no corre peligro

Suzuki GSX-S125

Relacionado

Informe 125: Motos de 125cc de 3.500 a 5.000 euros

Aquellas motos deportivas de 125 cc

Relacionado

Aquellas motos deportivas de 125 cc

Los mejores vídeos