Dominique Aegerter: Avería y redención

Píldoras 2021, capítulo 7: Dominique Aegerter, campeón del mundo de Supersport 2021.

Dominique Aegerter ha sido el campeón mundial de Supersport en 2021
Dominique Aegerter ha sido el campeón mundial de Supersport en 2021

Dicen que cuando la vida te cierra una puerta, te abre una ventana. Lo que sucede es que, en el motociclismo (como en la vida), las ventanas se vuelven más angostas e inaccesibles según se van cumpliendo años. Alcanzada la treintena, cuando te quedas sin sitio en la parrilla de una categoría del Mundial es difícil reciclarse en campeonatos del más alto nivel.

El suizo Dominique Aegerter tenía ya 29 años cuando se quedó sin sitio en la parrilla de Moto2, categoría en la que -como tantos otros prometedores pilotos- se había quedado estancado. En una década había conseguido apenas una sola victoria y sus siete podios ya databan del lustro anterior, donde fue uno de los pilotos punteros con Suter primero y Kalex después.

El paso de los años le llevó hacia atrás y los cambios a KTM primero y MV Agusta después terminaron de hundirle. Encontró un ventanuco en MotoE, donde se veía obligado a reinventarse… mientras mantenía intacta la intención de mantenerse cerca del paddock para tratar de volver a Moto2, algo que hizo temporalmente durante el curso 2020 con la NTS.

Lo suyo con la Energica fue amor a primera vista: subió al podio en sus cuatro primeras carreras, incluyendo dos victorias, yendo disparado hacia el título. La cosa se torció y acabó el curso tercero. Un buen resultado que no le trajo ninguna opción de volver a Moto2, así que decidió seguir en MotoE y asomarse a otra ventana muy distinta: el Mundial de Supersport.

Dominique Aegerter festeja la consecución del título mundial de Supersport 2021
Dominique Aegerter festeja la consecución del título mundial de Supersport 2021

Se acopló rápido a la categoría y, tras estrenarse como ganador en la cuarta carrera, desde ahí enlazó una racha de nueve victorias en diez carreras que le permitió amasar una buena renta en la general. Una ventaja que iba a necesitar; ya que, cuando coincidieron ambos campeonatos, decidió priorizar la cita final de MotoE, donde llegaba cuarto en la general.

Ascendió dos puestos en la penúltima carrera: necesitaba ganar la última y que Jordi Torres no fuese segundo. Lo que sucedió en las curvas finales de Misano dio la vuelta al mundo. Metió la moto a Torres y le empujó descaradamente fuera de la trazada hasta que se cayó, lo que le dio el título durante los minutos que tardó en recibir la merecida sanción que hacía campeón a Torres.

Esa acción le valió innumerables críticas. Por suerte para él, cinco días después tenía cita en Jerez con la YZF-R6 del Ten Kate e inmediatamente recuperó la sonrisa con una victoria (sería la última del año) que prácticamente sentenciaba un título que se había ido ganando a pulso y que certificó de forma matemática en Argentina, todavía con una cita por delante.

Al final, la decisión de abrir dos ventanas a la vez permitió al helvético tener un final feliz en este 2021, donde después de la ‘avería’ de MotoE tuvo una más que merecida redención en Supersport; porque no hubiera sido justo que una acción errónea enturbiase la impresionante temporada de un piloto que siempre ha sido intachable.

Adrián Huertas se ha proclamado campeón del mundo de Supersport 300 en 2021

Relacionado

Adrián Huertas: Un nuevo nivel

Jonathan Rea, campeón seis veces de Superbike

Relacionado

Jonathan Rea: La última gota

Los mejores vídeos