Toni Elías, dos décadas en el motociclismo y dos milésimas para la eternidad

El español dice adiós al motociclismo casi 23 años después de su debut mundialista.

Toni Elías tras proclamarse campeón del mundo de Moto2 en 2010
Toni Elías tras proclamarse campeón del mundo de Moto2 en 2010

Toni Elías se retira. A falta de un comunicado oficial que lo formalice, así lo confirmó durante el Gran Premio de las Américas de MotoGP este fin de semana ante Natacha Alfageme en el micrófono de DAZN. Después de un 2021 donde solo hizo algunas sustituciones en el MotoAmerica, el manresano ha decidido poner punto final a su carrera como piloto profesional tras más de dos décadas siendo protagonista en el mundo del motociclismo.

Más de dos décadas al más alto nivel dan para mucho. Momentos malos, buenos y mejores han marcado la trayectoria deportiva del 24, que sin embargo siempre quedará ligada a la carrera que ganó por dos milésimas en Estoril 2006, su único triunfo en MotoGP. Antes de aquello había ido brillando en 125cc y 250cc, y después lo haría también en Moto2, WSBK y MotoAmerica.

Una carrera que se puede estructurar en ses partes

LA CREACIÓN DEL 24

Corría el año 1998 cuando se creó el nuevo Campeonato de España de Velocidad -el que hoy ha derivado en el Mundial de JuniorGP- y allí estaba el joven Toni Elías, que logró sus primeros puntos a final de temporada en 125cc antes de dar el salto de calidad en 1999, cuando terminó el año tercero mientras hacía sus tres primeras incursiones mundialistas en el octavo de litro, llegando a puntuar.

El Matteoni Racing puso sus ojos en él y le llevó a hacer el Mundial completo en 2000, donde progresó más que adecuadamente sin perder de vista el nacional, donde un cero en la carrera inaugural le privó del título y repitió el tercer puesto del año anterior, logrando dos victorias y terminando a solo seis puntos del campeón Joan Olivé y el subcampeón Raúl Jara.

El equipo que surgió de la Movistar Activa Joven Cup. Fuente: Gold & Goose
El equipo que surgió de la Movistar Activa Joven Cup. Fuente: Gold & Goose

Eso le valió para entrar a formar parte del equipo Telefónica Movistar Junior Team dirigido por Alberto Puig, la rama mundialista de la Movistar Activa Cup que presentaba un prometedor trío de talentos con Toni Elías, Joan Olivé y Dani Pedrosa -a los que se unió Casey Stoner un par de carreras- y que sería el germen de algunos de los números más icónicos del siglo.

Se pusieron de forma consecutiva: Elías se quedó con el 24, que ya le acompañaría el resto de su carrera deportiva; Olivé con el 25 y los dos restantes no hace falta ni nombrarlos: ahí empezaron las leyendas del 26 y el 27 que años después se convertirían en leyendas de MotoGP con Pedrosa y Stoner, respectivamente.

ROZANDO LA GLORIA

Sin embargo, ese año todos estuvieron a la sombra de Toni Elías, punta de lanza no solo del equipo sino de Honda. En Le Mans logró su primer podio y en Assen su primer triunfo, batiendo a Arnaud Vincent y Steve Jenkner. Volvería a ganar en Brno y, con un total de nueve podios, luchó por el Mundial hasta el final para terminar a 24 puntos de Manuel Poggiali, campeón con la Gilera, con Youichi Ui subcampeón con Derbi.

De nuevo encontraba su techo en el tercer puesto final, y de nuevo daba el paso siguiente desde ahí. De la mano de Movistar y Repsol aterrizaba en 250cc con una Aprilia y volvió a mostrar una adaptación rapidísima: tardó siete carreras en alcanzar el podio en Assen, y antes de cerrar el año consiguió en Motegi su primera victoria batiendo a Marco Melandri.

Toni Elías supera a Marco Melandri para lograr su primera victoria en 250cc en Motegi 2002
Toni Elías supera a Marco Melandri para lograr su primera victoria en 250cc en Motegi 2002

Acabó el año cuarto y eso le colocaba en todas las quinielas al titulo en 2003, que sería su mejor año con hasta cinco victorias. Sin embargo, pagó la falta de regularidad y una vez más se encontró con la maldita tercera posición, quedándose a 23 puntos del campeón Poggiali con Roberto Rolfo subcampeón.

Para 2004 volvió a Honda con los colores del Fortuna y no estuvo a la altura de las expectativas, logrando tan solo una victoria en Estoril y terminando en la cuarta posición de la general muy lejos del campeón Dani Pedrosa y también por detrás de Sebas Porto y Randy De Puniet.

LA ETERNIDAD EN MOTOGP

Tres años en el cuarto de litro y siempre en el top 4 de la general eran credenciales suficientes para subir a MotoGP con la Yamaha del Tech 3 y el patrocinio de Fortuna. Fue su año más difícil hasta el momento, con un sexto puesto como mejor resultado a final de año en Turquía tras haberse perdido tres grandes premios a raíz de una fractura de radio.

Para 2006 cambió de aires y se enroló en las filas de Gresini para llevar una Honda. Un inicio prometedor de año en el que rozó el podio un par de veces dio paso a una etapa difícil en el ecuador del curso, hasta que Fausto Gresini le puso de técnico a Fabrizio Cecchini, que hasta entonces había estado en el otro lado del box con Marco Melandri.

Valentino Rossi y Toni Elías en el podio de Estoril 2006
Valentino Rossi y Toni Elías en el podio de Estoril 2006

Cecchini le devolvió la confianza primero y le dio la clave después: llorarle a Nicolas Goubert, de Michelin, para que le diese neumáticos buenos. Así lo hizo, y en Estoril bajó un segundo de repente. Gracias a eso, pese a ser undécimo en parrilla, pudo escalar posiciones rápidamente y llegar hasta el grupo delantero, donde después tuvo que atrapar de nuevo a Valentino Rossi.

Se juntaron de nuevo los dos con Kenny Roberts Jr. y Colin Edwards, llegando así a una última vuelta que ya es historia viva del motociclismo: paso a Kenny y Vale con un doble adelantamiento extraordinario pero el italiano le superó en la chicane. Con casi todo perdido, apretó los dientes en la última vuelta para irse al exterior, traccionar mejor y abrir gas antes para emparejarse con el italiano.

Desde fuera, era casi imposible saber quién había ganado. Elías lo sabía. La foto finish lo confirmó: la victoria era suya por tan solo dos milésimas, igualando uno de los mejores desenlaces de la historia: el de Brno 96 cuando Álex Crivillé batió a Mick Doohan. Dos milésimas ante Valentino Rossi son la llave a la eternidad del motociclismo, y ese día Elías cruzó la puerta.

Toni Elías logró su única victoria en MotoGP en Estoril 2006 por dos milésimas ante Valentino Rossi
Toni Elías logró su única victoria en MotoGP en Estoril 2006 por dos milésimas ante Valentino Rossi

PASO HACIA EL TÍTULO

Un triunfo que dejaba un prometedor escenario por delante para 2007, sobre todo con el segundo puesto en la tercera carrera en Turquía. Sin embargo, entró en una espiral de abandonos y, tras lograr otro podio en Motegi, solamente pudo acabar duodécimo… mismo resultado que en 2008 con la Ducati del Pramac, con la que también logró dos podios.

Volvió al abrigo del Gresini para reencontrarse con la Honda y, pese a lograr solo un podio, tuvo su año más regular y terminó séptimo, su mejor puesto final en MotoGP. De ahí la sorprendente decisión de bajar de categoría para correr con la Moriwaki de Gresini en la temporada inaugural de Moto2.

Lo sucedido aquel 2010 fue apoteósico. Tras ser cuarto en la carrera inaugural ganó las dos siguientes, a las que después de un podio en las tres siguientes carreras, sumó otros cuatro triunfos consecutivos y apuntaló la general con una séptima victoria en Motegi para proclamarse campeón del mundo en Malasia con tres carreras todavía por delante.

Toni Elías festeja su título mundial de Moto2 en 2010
Toni Elías festeja su título mundial de Moto2 en 2010

A sus 27 años por fin le llegaba el título que le había sido esquivo tanto en los mundiales de 250cc y 125cc como en el nacional del octavo de litro. Demostraba también que la decisión de dejar MotoGP había sido la adecuada y volvió a la categoría reina en 2011 con la Honda del LCR y energías renovadas.

DANDO TUMBOS

Decir que no le fue bien es casi un eufemismo. Firmó su peor año en MotoGP al acabar 15º y sus mejores resultados fueron un par de octavos puestos, así que decidió volver a Moto2, esta vez en las filas del Aspar Team para llevar una Suter. La relación duró nueve carreras y el Pramac Racing le llamó para sustituir tres carreras a Héctor Barberá, terminando el año de nuevo en Moto2 sobre la Kalex de Claudio Corti en el Italtrans.

En 2013 volvió a apostar por Moto2, ahora con la Kalex del Avintia, y de nuevo su aventura se acabó antes de tiempo, siendo cortado tras once carreras. Recuperó la sonrisa en el Mundial de Superbike, cuando el Red Devils le reclutó para llevar la Aprilia del lesionado Michel Fabrizio en las cuatro últimas rondas.

La sensación fue tan buena que el equipo le fichó para 2014, terminando en un buen noveno puesto teniendo en cuenta que no contaba con una moto oficial. El manresano cotizaba al alza y fichó por el JR Racing para llevar una BMW… pero no llegó a subirse a ella. El equipo empezó a posponer su debut y finalmente dio la espantada.

Toni Elías delante de Chaz Davies en el Mundial de Superbike 2014
Toni Elías delante de Chaz Davies en el Mundial de Superbike 2014

Compuesto y sin moto, se apuntó a la experiencia de las 8 horas de Suzuka con el Toho Racing, terminando 14º junto a Ratthapark Wilairot y Tatsuta Yamaguchi; antes de hacer las que serían sus últimas sustituciones en MotoGP, todas entre las Open: una carrera con la Honda de Karel Abraham en el AB Motoracing y las cinco últimas del año sobre la Yamaha Forward de Claudio Corti.

En diciembre de 2015 había tomado la decisión de retirarse, pero no lo hizo público. Y meses después, surgió una oportunidad: el Yoshimura le llamó para llevar la Suzuki en un test del MotoAmerica Superbike reemplazando a Jake Lewis, al que también sustituiría en la primera ronda en COTA. Allí, el español firmó un espectacular doblete al que siguió un tercer triunfo en Road America, por lo que el equipo decidió elevarle a la categoría de piloto titular en detrimento del propio Lewis.

UN NUEVO HOGAR

Aquel año pagó la novatada y algunos malos resultados le privaron de luchar por el título, terminando tercero con siete victorias. Lo importante era que había encontrado un nuevo hogar, un sitio en el que era feliz pilotando después de un lustro realmente difícil. Así que hizo allí su nido y empezó a vivir el sueño americano.

Lo cumplió en su segundo año: con 10 victorias y 8 segundos puestos en 20 carreras, Toni Elías se proclamó campeón del MotoAmerica Superbike 2017, conquistando un terreno vedado para los europeos desde 1978, cuando ganó el británico Reg Pridmore.

Toni Elías conquistó el MotoAmerica con Suzuki en 2017
Toni Elías conquistó el MotoAmerica con Suzuki en 2017

Con esa inercia, empezó arrasando 2018, pero el estadounidense Cameron Beaubier y su Yamaha le dieron la vuelta a la tortilla y le impidieron revalidar el título, terminando subcampeón con nueve victorias. Más dolorosa fue la derrota de 2019, ya que a falta de dos rondas tenía 35 puntos de ventaja, pero las Yamaha arrasaron al final y, con la ayuda de su compañero Garrett Gerloff -que le dejó ganar las dos últimas carreras-, Beaubier le arrebató el título.

No volvió a tener opciones de título, ni tampoco a ganar carreras: en 2020, con el Team Hammer sustituyendo al Yoshimura, apenas rascó cuatro podios para terminar cuarto, despidiéndose de la marca de Hamamatsu. No apareció en parrilla en 2021 hasta que Kyle Wyman le llamó para sustituirle sobre su Ducati en Laguna Seca; y poco después fue el Attack Yamaha el que confió en él para correr dos rondas, donde logró sus últimos podios.

En el arranque de este 2022, Elías estuvo en COTA con el MotoAmerica, pero ya vestido de calle. Allí admitió lo que ya era un secreto a voces: que, con 39 años ya cumplidos y una vida más familiar, su etapa como piloto profesional ha terminado, colgando el casco con un palmarés increíble tanto en Estados Unidos como en el Mundial, donde logró un título y hasta 17 victorias, una de ellas en MotoGP. La que le hizo eterno por solo dos milésimas.

Toni Elías logró su primera victoria mundialista en 125cc en Assen 2001

Galería relacionada

Toni Elías, en imágenes

Toni Elías conquistó el MotoAmerica con Suzuki en 2017

Relacionado

Toni Elías y Suzuki, cinco años de sueño americano

Toni Elías, cambiar barras por estrellas

Relacionado

Toni Elías, cambiar barras por estrellas

Toni Elías conquista el título del MotoAmerica 2017 con una victoria épica

Relacionado

Toni Elías conquista el título del MotoAmerica 2017 con una victoria épica

Los mejores vídeos