Christini te permite convertir una moto normal en una moto de nieve

Con su sistema de tracción doble, resulta apto para todo tipo de condiciones.
Nacho González -
Christini te permite convertir una moto normal en una moto de nieve
Christini te permite convertir una moto normal en una moto de nieve

Aunque el equipamiento de moto cada vez prepara mejor al motero para seguir disfrutando de sus rutas cuando más aprieta el frío invernal, las gélidas temperaturas siguen siendo un escollo para disfrutar de la velocidad sobre dos ruedas.

No es tampoco sencilla la búsqueda de alternativas: el Ice Speedway queda un poco lejos y las motos de nieve tradicionales son un capricho para el poco tiempo que se pueden utilizar. Pero… ¿y si existiera un accesorio capaz de convertir una moto normal en una moto de nieve? Ahí la cosa cambia, ¿no?

Pues eso es exactamente lo que se ha propuesto Christini Technologies, especialistas en sistemas de tracción doble tanto en carretera como en off-road, y que desde hace meses están perfeccionando el Christini All Wheel Drive II-Track Snow Utility Bike, una aplicación de origen militar –Christini suministra al Ejército de Estados Unidos, Reino Unido, Emiratos Árabes Unidos, Jordania y unidades de fuerzas especiales de todo el mundo-; pero que podría convertir tu moto en un prodigio tecnológico capaz de surcar la nieve.

Evidentemente no se trata del primer proyecto para llevar las dos ruedas (lo de ruedas es un decir) al blanco elemento. La marca Timbersled ya lo ha conseguido con gran éxito, prueba de ello es este espectacular vídeo del piloto de motocross freestlye y actor Ronnie Renner:

En el caso de Christini, el objetivo es utilizar la plataforma con tecnología de tracción total (AWD) para alimentar tanto la parte delantera como la trasera mediante un sistema de tracción delantera que todavía está pendiente de patente, con la intención de aportar un agarre que lo convierta en un sistema completamente versátil, apto para todas las condiciones inimaginables.

El sistema consiste en una pequeña oruga situada entre las horquillas delanteras, impulsada desde el eje delantero, alimentado a su vez por el sistema de transmisión AWD. La oruga se integra en un pequeño esquí, de forma que resulte ajustable para diversas condiciones como nieve dura, polvo suave, barro y arena. Como la oruga se sitúa en la parte delantera, también se utilizará como sistema de frenado, así como una fuente de tracción adicional.

Llegamos a las grandes preguntas, referentes al precio y la compatibilidad. Para disfrutar de este espectacular accesorio habrá que contar con una Christini AWD 450 de cuatro tiempos, o bien una Christini AWD 300 de dos tiempos, gracias a la configuración estándar del brazo oscilante de las mismas.

El precio de dichas motos se sitúa en torno a los 8.500 dólares, mientras que el sistema snow bike frontal sale por unos 2.000 dólares, por los 5.000 del trasero. En definitiva, el pack completo podría salir por unos 15.000 dólares.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...