Casco Schuberth E1, prueba de equipamiento

La marca Schuberth tiene en su E1 un casco de moto modular para los que combinan el asfalto con los caminos de tierra.

Casco Schuberth E1, prueba de equipamiento
Casco Schuberth E1, prueba de equipamiento

La marca bávara contempla en su oferta de cascos de protección para motoristas un modelo específico para los amantes de las motos de aventura o “dual sport”, el E1. Cuenta con gran parte de las soluciones vistas en otros modelos de Schuberth, como el C4 Pro Carbon, así como la maestría de la marca alemana en la confección de cascos para la automoción desde hace más de noventa años.

El E1 emplea una calota fabricada en material S.T.R.O.N.G, una fibra de vidrio mezclada con una resina especial se comprime a alta presión en condiciones de vacío para ofrecer un conjunto resistente a la par que ligero. La calota está disponible en dos tamaños, para un abanico de tallas desde la XS a la XXXL, que supone un contorno de cabeza desde 52 centímetros hasta 65 centímetros.

Schuberth E1
Casco Schuberth E1.

El diseño exterior ha sido desarrollado tras múltiples ensayos en el túnel de viento para ofrecer unas formas aerodinámicas, que no generen fatiga al piloto y que reduzca el nivel sonoro. Además, cuenta con el sistema Anti-Roll-Off, que asegura la posición del casco en la cabeza en caso de accidente.

Lo interesante de este casco es que combina el diseño de un modelo tipo trail, con mentonera más espaciosa y visera superior, y la practicidad de los modelos modulares, o “flip-up” como lo denomina Schuberth. El E1 se desmarca en este caso por una visera que se puede regular en tres posiciones con “efecto memoria”, pues al abatir la mentonera y luego volver a cerrarla ésta se mantiene en la posición que estaba. La pantalla cuenta con pin-lock y no falta una visera solar escamoteable.

Schuberth E1 (12)
Casco Schuberth E1.

La ventilación cuenta con una generosa entrada de aire en la mentonera, con dos mecanismos regulables, uno con filtro de espuma desmontable (para su lavado) y otro que dirige el aire hacia la pantalla. También incorpora unas entradas de aire superiores que en este caso no son regulables.

Los acolchados interiores emplean tejido CoolMax, y son desmontables para su lavado. Están pensado para la instalación del sistema de comunicación SRC de Schuberth, que se vende por separado. Está disponible en seis decoraciones diferentes a un precio de 659 euros. Por supuesto, cumple la normativa europea ECE R 22.05 como casco de protección para motoristas.

Schuberth E1
Casco Schuberth E1.

Hemos estado probando el E1 y en primer lugar convence por alta precepción de calidad. Los acolchados resultan especialmente cómodos, de acertadas formas, material agradable, buen abrigo y alta capacidad de transpiración. Igualmente, tanto el sistema de apertura de la visera, como el de la mentonera, el de la visera solar y las entradas de ventilación funcionan con suma suavidad y se manejan muy fácilmente. Bien es cierto que es lo esperas de un casco de esta elevada tarifa.

También nos parece práctico el mecanismo para regular la posición de la visera superior, así como los sistemas para desmontar la misma y la pantalla; sencillos, lógicos y sin riesgo de romper ninguna pestaña. Como es habitual en los cascos Schuberth, el excelente nivel de insonorización es otro de sus características más destacadas. La mentonera resulta más espaciosa que otros cascos deportivos de Schuberth aunque no tanto como modelos trail de otras marcas con una orientación campera más marcada.

Entre los detalles que convencen menos habría que señalar el notable peso (1.740 gramos verificados), lo complejo del montaje de los acolchados y el impreciso ajuste de la película pin-lock que puede derivar en el empañamiento de la pantalla, como hemos experimentado nosotros.

Archivado en:

Schuberth C4 Pro Carbon

Relacionado

Schuberth C4 Pro Carbon, prueba de equipamiento

Mujer con un casco modular. Fuente: iStock/Vesnaandjic

Relacionado

¿Qué casco modular comprar?

Los mejores vídeos