¿Tiene ventajas instalar latiguillos metálicos para la moto?

Los fabricados en metal ofrecen mayores prestaciones que los de goma, pero han de estar homologados

Los latiguillos metálicos ofrecen mejores prestaciones. Fuente: iStock/Supersmario
Los latiguillos metálicos ofrecen mejores prestaciones. Fuente: iStock/Supersmario

Contar con los mejores frenos para la moto es un objetivo al que cualquier piloto debería optar, ya que son una pieza fundamental para conseguir una conducción segura y, por qué no decirlo, emocionante.

Entre los componentes que se pueden sustituir para conseguir un mayor rendimiento se encuentran los latiguillos de la moto, los cuales suelen venir de serie fabricados con goma.

Latiguillos metálicos o de goma

La goma o cualquier material sintético como el kevlar realiza su labor a la perfección, ya que suelen ser muy resistentes. Sin embargo, tienen como inconveniente que con el tiempo y el calor tienden a deformarse e hincharse.

Eso puede provocar que el líquido de freno no realice la misma presión y, como es evidente, que los frenos de la moto comiencen a rendir menos. Esa es la principal razón que lleva a muchos moteros a la instalación de latiguillos metálicos, ya que, como se puede suponer, su estructura no varía, dado que el calor no los dilata.

¿Por qué usar latiguillos de metal?

Además de que no se dilatan y permanecen imperturbables en lo que a su tamaño se refiere, los latiguillos metálicos suelen ser más duraderos, al tiempo que mejoran la sensibilidad que el conductor tiene con la moto. De hecho, son los que se utilizan en las motos deportivas y en las que se utilizan en circuito.

En cuanto a su principal contratiempo, podríamos señalar que pueden sufrir los estragos de los climas donde haya un porcentaje muy alto de humedad o en lugares donde llueva copiosamente. En casos extremos, si la funda protectora o el tratamiento exterior están deteriorados, podría generarse corrosión en el latiguillo metálico.

Latiguillos de freno
Latiguillos de freno

¿Se pueden cambiar los latiguillos?

Como se puede suponer, cualquier moto es susceptible de cambiar los latiguillos de goma por unos metálicos… siempre y cuando estén convenientemente homologados. Y es que en este punto puede haber problemas en el momento en que se acude a la revisión técnica de vehículos (ITV).

Si el mecánico considera que se trata de una modificación que no está permitida u homologada, la moto no pasará la inspección y, por lo tanto, podría ser sancionada por circular con piezas que no están permitidas.

El modo de solucionar este problema es adquirir unos latiguillos metálicos que cuenten con la homologación pertinente (el fabricante habrá de adjuntar un documento que el dueño de la moto podrá mostrar cuando se lo requieran) o que sean considerados un recambio equivalente al que estaba instalado. De ese modo, en la ITV no pondrán ningún impedimento a su utilización.

Es decir, se trata de una sustitución reglamentaria, como las otras que se realizan en una moto cuando algo se avería o se rompe.

Ahora bien, al ser una intervención sobre un elemento de seguridad tan importante como los frenos conviene saber bien lo que se hace a para no afectar al funcionamiento del sistema, lo que podría generar riesgo de accidente para nosotros mismos y los demás usuarios de la vía.

La sustitución del latiguillo en sí no es realmente difícil, pero sí se puede complicar el proceso de purgado, en el momento de renovar el líquido de frenos. El proceso de purgado consisten en la eliminación de posibles burbujas de aire en el circuito, cuya presencia puede provocar el mal funcionamiento de los frenos, a veces cuando uno menos se lo espera. El proceso se complica más todavía en caso de motos con sistema de frenos combinados y, especialmente, con sistema ABS, para el que puede hacer falta una herramienta especial. También conviene tener mucho cuidado con el manejo del líquido de frenos (es muy dañino si se vierte sobre los componentes de la moto o sobre la piel humana) y vigilar que el guiado del latiguillo no interfiera con otros elementos.

Recambios económicos

Finalmente, hay que señalar que los latiguillos metálicos no solo ofrecen un mayor rendimiento que los de goma (especialmente después de pasar un tiempo utilizándolos), sino que además no resultan especialmente caros (en comparación con los plásticos) si se tiene en cuenta que su duración es elevada.

Generalmente su precio oscila entre los 60 y los 90 euros, lo que los hace asequibles para muchos motoristas.

Archivado en:

Herramienta especial: purgador líquido de frenos

Relacionado

Herramienta especial: purgador líquido de frenos

Sustituye el latiguillo del freno paso a paso

Relacionado

Sustituye el latiguillo del freno paso a paso

Aprender cómo cambiar los frenos de la moto no requiere una gran destreza. Fuente: iStock/Lizalica

Relacionado

¿Cómo cambiar los frenos en una moto?

Los mejores vídeos