¿Es útil el camelbak?

Las mochilas de hidratación ofrecen a los pilotos off road una manera sencilla de beber líquidos.

La camelbak es habitual en el enduro. Fuente: iStock/Toa55
La camelbak es habitual en el enduro. Fuente: iStock/Toa55

Las mochilas de hidratación o camelbak tienen un único y esencial objetivo: mantener hidratado a quien las porta sin necesidad de que esta persona necesite parar o utilizar sus manos para poder beber agua o el líquido que en ellas lleve.

Dadas sus características, son más habituales en la práctica de trail o de enduro por varias razones. La primera de ellas es que las modalidades off road conllevan un esfuerzo añadido que no tiene el rodar por carreteras convencionales. La segunda es que los cascos abiertos que se llevan permiten la opción de beber con cierta facilidad, no así los cascos integrales que van perfectamente ajustados a la cabeza. Y la tercera de las razones es que al transitar por terrenos llenos de tierra y polvo, la boca se suele resecar mucho más, con lo que es necesario beber de vez en cuando.

Utilidad de la camelbak

Sea como fuere, lo que está claro es que se trata de una mochila capaz de almacenar líquidos que después se podrán beber durante la práctica deportiva (dependiendo del tamaño se emplean en ciclismo de montaña y en running) sin que se hayan calentado demasiado. Su uso hace posible no tener que llevar bidones ni otros recipientes para beber, lo que se traduce en mayor comodidad para el deportista, quien además sabe que puede hidratarse en el momento en el que lo desee. Y es que no hay que olvidar que beber agua (o algún otro líquido con sales minerales o azúcares) resulta esencial para cualquier actividad deportiva de alta intensidad. No en vano, una de las recomendaciones más habituales cuando se rueda en moto es parar de vez en cuando para hidratarse debidamente, ya que de lo contrario el cuerpo puede sufrir e incluso provocar un mareo.

Piloto con mochila. Fuente: iStock/Mikkaphoto
Piloto con mochila. Fuente: iStock/Mikkaphoto.

Mochilas de hidratación

En cuanto a las mochilas, las hay de todo tipo y condición. No cabe duda de que su utilidad ha abierto el mercado al desarrollo de nuevos modelos preparados para circunstancias muy dispares. Además, hay actividades que invitan a llevar camelbaks de mayor tamaño y otras en las que es mejor portar el menor peso posible, como es el caso de los trail que los runners realizan por las montañas.

Sobre los diferentes tipos, se podrían destacar los siguientes: 

  • Mochilas para bajas temperaturas. También conocidas como de invierno, este tipo de camelbak está fabricado con materiales que impiden que el líquido no se congele cuando hay un intenso frío reinante. Ni que decir tiene que se emplea para hacer deportes de nieve, pero también puede utilizarse cuando se monta en moto en zonas donde las temperaturas se desploman.
  • Mochilas compactas. En este caso se trata de camelbaks que tienen un hueco para el agua y otros compartimentos para meter cualquier otro objeto o prenda de ropa. No son muy grandes porque su misión es hidratar durante unas horas de actividad.
  • Mochilas de gran capacidad. Estos modelos se caracterizan por su amplia capacidad y además de agua se puede incluir otro tipo de elementos más voluminosos. En este caso son recomendables para trayectos largos.

Aparte de estas se encuentran las de tamaño estándar y otras que tienen bolsas interiores para líquidos que se pueden extraer cuando no se van a utilizar. En definitiva, el camelbak es una opción para hidratarse sobre la moto muy útil sobre todo cuando se hace off road.

Archivado en:

Mochila impermeable XLMoto H2O

Relacionado

Mochila impermeable XLMoto H2O

Informe mochilas para ir en moto

Relacionado

Informe mochilas para ir en moto

Mochilas, riñoneras y bolsas de pierna para motoristas

Relacionado

Mochilas, riñoneras y bolsas de pierna para motoristas

Los mejores vídeos