Julián Simón, de campeón del mundo a coach

El toledano es uno de los personajes más queridos dentro del paddock y ahora forma parte del equipo de Maverick Viñales

Julián Simón. Fuente: Gold & Goose
Julián Simón. Fuente: Gold & Goose

Julián Simón ha sido uno de los pilotos más queridos de los últimos 15 años y no solo por su gran calidad sobre la moto, sino también por haberse ganado el respeto y el cariño de compañeros y aficionados.

Porque no hay más que escuchar a la gente del paddock para darse cuenta de lo que el toledano ha aportado durante su paso por el mundial… y lo que sigue ofreciendo, ya que en la actualidad es coach de Maverick Viñales.

Una vida dedicada a las motos

Como suele ocurrir, la pasión por las motos de Julián Simón viene de lejos. Nacido en Villacañas en 1987, ya ganó el campeonato de España de motocross en categoría alevín. Poco después ya se estaba batiendo el cobre en los circuitos de velocidad, donde no tardó en destacar, llegando a ser tercero en el Campeonato de España en 2002, con 15 años.

Eso le abrió las puertas para probar en el Campeonato del Mundo de Motociclismo, debutando en el GP de España en 2002 y con equipo fijo en 2003.

Su gran año

Su primera victoria en 125cc llegó en el año 2005, en Donington Park, en el GP de Gran Bretaña. Además, fue la primera vez que subía al podio. Sin embargo, no repetiría triunfo hasta cuatro años más tarde. Mientras probó suerte en 250cc durante dos temporadas, consiguiendo el 9º y 10º puestos en la clasificación final.

Y entonces tomó una decisión que cambiaría su carrera. En 2009 consideró que era el momento de volver a 125cc con el equipo de Jorge Martínez “Aspar”. Y fue todo un acierto, ya que sobre una Aprilia consiguió proclamarse campeón del mundo

Todo comenzó bien, con dos segundos puestos consecutivos, aunque hasta la mitad del campeonato no se vio el verdadero potencial de la moto y el piloto. Y es que en la recta final del campeonato Julián Simón sumó cinco victorias en nueve carreras, lo que le catapultó a la victoria final. Sin duda fue el triunfo de la constancia de un hombre que siempre ha sido muy querido en el paddock por su amabilidad y deportividad

Julián Simón en los test de Jerez 2003. Fuente: Gold & Goose
Julián Simón en los test de Jerez 2003. Fuente: Gold & Goose

Vuelta a Moto2

Después de su incontestable título volvió a la segunda categoría del mundial, que se había convertido en Moto2. Allí tuvo un muy buen año aunque no se llevara ninguna victoria. Sin embargo, su regularidad y sus podios le llevaron al segundo puesto final, superado por un dominador Toni Elías.

De ese modo llegó a la temporada 2011 como uno de los favoritos para el título. Pero la mala suerte se cebó con el toledano, que sufrió un accidente por culpa de Kenan Sofuoglu, un piloto turco que no se caracterizaba por la limpieza de la que hacía gala Simón. La lesión le apartó de los circuitos y a su vuelta se volvió a caer. A partir de ese momento y hasta 2016 no consiguió repetir los triunfos ni los resultados cosechados hasta entonces.

Tras su retirada ha seguido ligado al mundo del motor y en la actualidad trabaja como coach para Maverick Viñales, quien seguro que tendrá mucho que aprender de una de esas personalidades que se ha ganado el respeto de toda la parrilla siempre que ha corrido.

Archivado en:

Suzuki GSX-R 1000R, prueba a fondo con Julián Simón

Relacionado

Suzuki GSX-R 1000R, prueba a fondo con Julián Simón

Julián Simón debutará en el Mundial de Superbike en Aragón

Relacionado

Julián Simón debutará en el Mundial de Superbike en Aragón

Julián Simón, la importancia de seguir en la órbita del paddock de MotoGP

Relacionado

Julián Simón, la importancia de seguir en la órbita del paddock de MotoGP

Los mejores vídeos