Honda CRF 300 RX Special, una enduro muy especial

El apellido de este modelo de la CRF 300 RX refleja el carácter de esta moto. Una enduro especial, elitista, de capricho, cara y que genera unas enormes expectativas.

Santi Ayala. Fotos: Alejandro Cuino. Colaboran: Álvaro Espinosa e Impala (www.motosimpala.com)

Honda CRF 300 RX Special, una enduro muy especial.
Honda CRF 300 RX Special, una enduro muy especial.

En exclusiva, podríamos decir, probamos de nuevo una Redmoto, básicamente porque hay tan pocas unidades que para poderlas probar tenemos que encontrar el altruismo y la generosidad de sus propietarios para que nos cedan temporalmente su joya.

Así es como nos hemos podido subir a esta Honda CRF 300 RX Special, la más lujosa de la gama que produce la empresa italiana Redmoto sobre la base de las Honda RX de cross country. En esta ocasión ha sido Álvaro Espinosa quien nos ha llevado al "infierno" para pecar con su "pareja" endurera para al final morder el anzuelo y caer en la "trampa".

¿Por qué tener esta moto? Pues Álvaro Espinosa nos da sus motivos: "llevaba años sin hacer enduro y había recuperado las ganas. Pero tenía claro que tras haber tenido motos de marcas populares, con las que había estado muy satisfecho, esta vez quería darme un capricho de los buenos. Me apetecía disponer de una moto exclusiva, que me levantase cada día las ganas de montar. Y esa moto es esta, una de las que todos querríamos tener. Además, sabes que es una moto de buena reventa, y sin mucha devaluación, por lo que es una compra más interesante si no la piensas tener muchos años".

Honda CRF 300 RX Special, una enduro muy especial
Honda CRF 300 RX Special.

ELEGANCIA                       

Por si fuera poca la exclusividad de por sí de esta enduro, el acabado Special el aporta un extra de aureola de enduro irrepetible. Frente al modelo estándar, que probamos hace unos meses, ésta incorpora elementos más "elitistas" como pueden ser los bujes de aluminio Kite, las llantas Excel en negro, el soporte de la pinza del freno trasero de aluminio, tapones de motor de aluminio, la tapa de embrague Rekluse, los manguitos de silicona, el cubercárter AXP envolvente, la funda de asiento con ribetes antideslizantes, los protectores del chasis Vibram...

Además del sistema de accionamiento del embrague hidráulico Magura, las tijas mecanizadas XTrig -en coloro rojo-, la corona Supersprox de aluminio -roja, por supuesto- en el núcleo central, y la obligada decoración diferenciada, con un precioso azul metalizado presente que define mucho su aspecto. Es una moto tremendamente elegante que, de primeras, transmite como "dolor" al irla a montar para hacer enduro sabiendo lo que cuesta y lo bonita que está, máxime cuando es a estreno.

Honda CRF 300 RX Special
Honda CRF 300 RX Special.

Respuesta apartado ciclo

Encontramos buen puesto de mando, con el depósito translúcido bien colocado, menos abultado que el que trae la RX de serie, y con la facilidad que aporta para ver el nivel de combustible -no hay testigo de reserva-. La boca de llenado es de poco diámetro -ya sabéis que el tapón es el mismo de la Cota 4RT- y no facilita el hacer repostajes rápidos. Un buen detalle lo tenemos en los protectores del chasis pero no tanto por su protección al aluminio del bastidor como por el agarre que aporta a las piernas, un extra de contacto para guiar la moto.

Una enduro que se maneja bien con las piernas que no nos hace esclavos de sus decisiones, más bien nos deja hacer y no nos atrapa a su antojo. La Honda CRF 300 RX Special cuenta con un bastidor que rezuma precisión por los cuatro costados. Antaño asociar aluminio y enduro era sinónimo de rigidez, de exigencia al piloto, de incomodidad.

El chasis de aluminio transmite confianza para ir deprisa.

Pero últimamente no es así y este tipo de bastidores han llegado a un nivel en el que el equilibrio del confort con la rigidez está muy conseguido, haciendo sentirse al piloto fuerte y convencido de no sufrir con ella, o de pensar que, de primeras, la moto nos puede llevar al agotamiento físico.

Busca guardar los miedos porque con esta moto ahora viene lo bueno, con un chasis que logra combinar esa precisión bien valorada para lo rápido con una agilidad y comodidad para los cambios ágiles de dirección que consigue dejarnos apreciar como que la moto gira casi sola, que inicia la entrada a la curva con cierta intuición y que en la rodera define la trazada con acierto.

Honda CRF 300 RX Special, una enduro muy especial
Honda CRF 300 RX Special.

La verdad es que ir deprisa, con ritmo, no resulta tan exigente como pueda ocurrir en otras motos, y es de esas motos que siempre te enseña que hay un límite superior al que se puede acceder. Cualquiera que coge una CRF de primeras, como le ha pasado a Álvaro Espinosa, le sorprende esa relativa facilidad para montar rápidos y no sentir que vamos con los papeles perdidos o sin llevar el timón de forma correcta. Y es más, esta moto es de las que te genera ganar autoconfianza para intentar un poco más, y aún así estaremos lejos de su límite aunque nosotros ya vayamos en el nuestro. Si además, encontramos cortados, o saltos en nuestras zonas rápidas, los podemos atacar con decisión, sabe equilibrar las fuerzas... Con ella nunca falla ningún matiz y nos hace crecer como pilotos.

En el lado menos favorable es el que dictan los datos de la báscula pues no es la más ligera de la clase y supera los 110 kilos en vacío. El buen equilibrio del peso y su centrado, junto al bastidor, le permite enmascararlo al menos rodando con cierta velocidad pues es cierto que en lo lento y en las partes más trialeras y técnicas sí que en ciertos momentos notamos esa masa. Lo mismo que cuando hay que levantarla en las caídas o moverla en parado los brazos notan que hay cierto peso. Un detalle positivo es que tiene un radio de giro bueno, por lo que maniobra óptimamente en lo cerrado y revirado.

La estabilidad no llega de la nada y una parte de ese aplomo también deriva de la entrada en juego de la horquilla Showa. Aplomada, sólida e incluso algo dura de muelle. A cambio tenemos el anhelado tacto de la dirección bien asentado, sin fundir nuestro físico los brazos.  La suspensión nipona me refresca lo sentido hace unos meses con la prueba de la RX estándar: "aploma y asienta, aúna solidez con tacto y se siente cómodo rodando deprisa. Puede sorprender que tenga absorción ante la piedra pequeña pero la tiene y dibuja muy bien el relieve. Pero además aporta firmeza para cuando vamos deprisa".

Honda CRF 300 RX Special, una enduro muy especial
Honda CRF 300 RX Special.

Motorazo

La verdadera protagonista de esta moto es el propulsor en su cilindrada de 295 cc, mediante la monta de un cilindro Athena con la misma carrera (50,9 mm) de la 250 y con más diámetro (86 mm). Mecánica puesta a punto por Redmoto con el trabajo propio sobre el CDI y la electrónica, con tres mapas realmente diferenciados y renombrados sobre los de la RX nipona: 1) Enduro (Standard) 2) Extreme (Smooth) y 3) Agressive («full power»). Ya lo comentamos que la RX 300 sí tiene ahora los 3 mapas de motor útiles, algo que no pasaba en el modelo anterior dado que la curva 1 era la de homologación -motor capado- y servía para poco o nada.

Otra Hondas que probamos y que en los metros iniciales, rodando despacio tiende a calarse por capricho. Como ya sabemos la solución, que es subir el ralentí, eso hacemos -es fácil con el pomo de regulación-. No se trata de acelerarla mucho y que luego la moto no frene al cortar gas o se nos vaya de manos, ni tampoco que responda acelerada.

El motor sale pleno desde pocas vueltas y brinda una curva completísima.

A partir de este momento, a solas con ella, la Honda pide guerra, y le guste que le demos cera. Con la celeridad propia de una mecánica 250 pero engordada, especialmente perceptible en el bajo régimen, aunque luego ya sabemos que si un motor gira bien en toda la curva, la influencia es completa en todo momento del bajo sobre el medio régimen y de éste sobre la zona alta de giro. Lo mejor es que sale pleno desde pocas vueltas para brindar una completísima curva, con mucha elasticidad y una inagotable estirada. El «launch control» para las salidas está disponible, con tres niveles a escoger, herencia de la CRF de cross, pero en el enduro, no tiene utilidad.

Honda CRF 300 RX Special, una enduro muy especial
Honda CRF 300 RX Special.

La bondad a bajo régimen nos hace la vida bastante cómoda, aunque no debemos olvidar que la huella de una genética crossera aparece de fondo. Muestra un soberbio empuje y es un motor ¡divertido y excitante! Entre el alma y el cuerpo hay conexión en esta CRF 300 RX. Volvemos a sentir cierto nivel de vibraciones en esta moto -seguimos pensando que es por el conjunto cilindro/culata/pistón que no es nipón-.

Acceder a los tres mapas de motor es cosa bastante sencilla pulsando la botonera izquierda para saber en qué modo estamos según el número de veces que parpadea el indicador luminoso.

Repetimos que "la curva de potencia 2 es la más llevadera para enduro, parecida a la 1 pero más suave, lo que redunda, al menos para nosotros en más efectividad en trialeras y en zonas técnicas. El mapa 3 viene bien para las cronos, momentos de salida, zonas de pista y espacios donde realmente se aproveche la potencia. Responde más llena que en la 2 y si tenemos tracción, notamos el motor con bravura. Encontramos el rendimiento máximo del motor pero también hay que saber aprovecharlo para zona lenta y recorrido trialero, pues tiende a escarbar más".

Con el desarrollo de cambio surgen dudas inicialmente en cuanto a la marcha a usar. La primera es perfecta para trialear, despacio, y las otras tres siguientes también son muy endureras. Como aguanta bien el medio régimen, deja endurear bastante a gusto, acertando en la marcha a llevar. Lo malo es que no tiene sexta por lo que en las pistas se queda corto el cambio y tenemos que ir altos de vueltas para tener ritmo veloz. Si lo alargamos ganamos punta pero perdemos efectividad a baja velocidad. Y si lo acortamos -48 de serie, se puede montar una de 50- tendremos un motor más trialero, aunque algo más brusco al dar gas, debiendo controlar más con el puño la entrada de potencia.

La frenada es soberbia, topicazo real de este material Nissin: potente con mordiente y, sobre todo, muy dosificable, permitiendo retener en cortos espacios.

Honda CRF 300 RX Special, una enduro muy especial

Honda CRF 300 RX Special.

Conclusión

Un capricho de moto con una calidad de realización y unos detalles que nos llevan a pensar que nos gusta todo de ella. Un chasis soberbio con un motor muy rabioso forman un gran cóctel. El cambio con cinco marchas es quizás el punto menos favorable, junto al precio.

Honda CRF 300 RX Special

Galería relacionada

Fotos Honda CRF 300 RX Special

Archivado en:

Nuevas Honda CRF 450 R y RX 2022

Relacionado

Nuevas Honda CRF 450 R y RX 2022

Nuestros destacados